Hazlo tu mismo Medicina natural Plantas medicinales remedios naturales Salud

Crema curativa natural para eczema y psoriasis hecha en casa

Pasos para hacer una crema curativa natural para eczema y psoriasis

Las enfermedades de la piel de cualquier tipo pueden ser molestas, pero el eczema y la psoriasis son probablemente dos de las más comunes e irritantes. Ambas son enfermedades de la piel autoinmunes genéticas que resultan en escamosa inflamación de la piel que pueden picar terriblemente y hacer que te sientas impotente y hasta avergonzado. Si tú o alguien cercano a ti sufre de una de ellas, entonces sabrás lo mucho que puede afectar la vida de una persona. Los brotes suelen ser rojos e hinchados y pueden aparecer en cualquier parte de tu cuerpo, de tus manos a las rodillas y en tu cara. Mientras que la piel afectada con frecuencia puede parecer desagradable, es el dolor y la sensibilidad que puede afectar la vida de las personas más.

El tratamiento para el eczema y la psiorasis, habitualmente se limita a simplemente el control de la gravedad de los brotes y calmar los síntomas. Mantener la piel limpia e hidratada es el remedio habitual, sin embargo, algunos de los medicamentos y los productos prescritos puede ser un poco sospechoso. Uno de ellos es el uso de aceite mineral y vaselina sobre la piel. Ambos son subproductos del petróleo (gas y petróleo), y al mismo tiempo que ayudan a mantener la piel húmeda, obstruyen los poros y evitan que el aire llegue a la piel. El otro tratamiento más específico para la psoriasis consiste en sentarse en un baño con esencia de alquitrán de carbón , el cual tiene un olor similar al del asfalto.

Sin embargo, hay opciones naturales no basadas en petróleo para el tratamiento directo en la piel del eczema y psoriasis y al menos uno puede eliminar con eficacia los brotes: aceite de neem. Extraído de los frutos y semillas del árbol de neem, el aceite de neem es un aceite de color rojo o verde grueso que no sólo es altamente hidratante, pero es naturalmente anti-bacteriano, anti-inflamatorio y alivia el dolor externo. A pesar de que su olor puede ser bastante fuerte, sus cualidades medicinales son impresionantes y es relativamente seguro para su uso como un tratamiento de auto-prescripción. De hecho, la cultura de la India ha estado utilizando aceite de Neem durante miles de años para cualquier cosa de enfermedades e inflamación de la piel por fiebres e insecticidas.

No dejes de leer:
10 cosas que deberías saber sobre el dolor
Árbol de Neem

Hay aceites de neem para la piel que ya están en el mercado y quizás no tengas problema para localizar algunas variedades. Sin embargo, hacer una crema tópica tu mism@ es fácil, relativamente barata y segura. También te permite controlar cuánto aceite de neem deseas en el producto: aunque el Neem es un aceite natural, es fuerte en efectos y aroma.

Ver también: Eczema (Dermatitis atópica): causas y remedios naturales AQUÍ

Crema de Neem.
Hace un frasco con 110g

– * 10g / 0,35 oz * de Aceite de Neem (prensado en frío y crudo)
– 40g / 1,41 oz de manteca de karité (Vitellaria paradoxa)
– 30g / 1,06 oz de manteca de cacao
– 20g / 0,70 oz de aceite de ricino
– 10g / 0,35 oz de aceite de almendra dulce (alternativa: aceite de semilla de uva) **
– 5 gotas de aceite esencial de árbol de té (opcional)
– 5 gotas de aceite esencial de lavanda (opcional)

* Los 10 g de aceite de Neem dará lugar a toda una loción con olor y acción fuerte. Si lo prefieres, puede reducir la cantidad a la mitad -5g para enmascarar el olor y crear una crema suave. También es posible añadir más de 10 g de aceite de neem a esta receta pero deberás probar la crema en una pequeña parte de tu piel infectada antes de usarlo todo. El neem puede ser muy fuerte y si se coloca sobre la piel sin diluir, es posible que puede causar dermatitis por contacto.

No dejes de leer:
Mi hija sanó del eczema con una dieta de frutas y verduras crudas

** Para una crema más liquida añadir más aceite líquido en la receta.

Instrucciones:

1. Toma todos los ingredientes a excepción de los aceites esenciales y colócalos en una sartén doble (doble caldera). También puedes usar el baño maría común. El punto del baño maría, es que se desea calentar los aceites lentamente, de manera uniforme, y por medio de una fuente de calor indirecto.

2. Derretir los aceites a fuego medio hasta que estén completamente líquidos. Mezcla bien y coloca el recipiente en el congelador durante cinco minutos.

3. Saca el recipiente y batir con una batidora, añadir los aceites esenciales en este momento si has optado por incluirlos. Estas fragancias ayudarán a enmascarar el olor del Neem y son dos ingredientes que ayudarán a la piel inflamada. El aceite esencial de lavanda es muy relajante y anti-inflamatorio y el aceite esencial del árbol de té, es anti-bacteriano, anti-hongos y anti-microbian, así también tiene un olor medicinal relajante.

4. Asegúrate de limpiar cualquier aceite que se endurece por el borde del recipiente y vuélvelo hacia los aceites líquidos; a continuación, coloca el recipiente en el congelador durante otros cinco minutos – luego sacarlo y batir de nuevo. Repite este proceso hasta que los aceites se vuelvan opacos y cremosos; a continuación cólocalo en un recipiente con tapa. Puedes usar la crema después de que se haya asentado alrededor de un día.

Traducción al español: equipo d Vida Lúcida Toda la traducción al español con derechos reservados. Fuente en inglés: www.lovelygreens.com