Medicina natural Salud

Curar el resfriado e inflamación con piña, jengibre y cúrcuma

Después de leer esto, verás cómo curar el resfriado es una tarea fácil con la siguiente receta con piña, jengibre y cúrcuma. Es una exquisita y nutritiva combinación de un jugo, que lo hace poderoso todos y cada uno de sus ingredientes que de muchos ya son conocidos por sus grandiosas propiedades y beneficios para la salud. Fue diseñado para aquellas personas que buscan prevenir el cáncer y/o incluso, apoyar en su erradicación junto con otros tratamientos. También es para aquellos que sufren de inflamación crónica debido a padecimientos autoinmunes como la fibromialgia, artritis, lupus, esclerosis, fatiga u otros.

curar el refriado con jugo de piña

Curar el resfriado e inflamación con piña, jengibre y cúrcuma

El jugo de piña, jengibre y cúrcuma, no sólo lo hace a combatir el cáncer, cura la inflamación y hace maravillas para ayudar a revitalizar y rejuvenecer el cuerpo.

La cúrcuma es una especia y hierba antigua increíble que se ha utilizado durante siglos como medicina, condimento y aromatizante. Es uno de los antioxidantes de origen natural más fuertes y antiinflamatorios en el mundo de las plantas comestibles hoy.

Se ha encontrado que esta hierba ayuda realmente al cáncer de páncreas y cáncer de hígado, ambas consideradas enfermedades terminales. El ingrediente activo, la curcumina, ayuda a detener el crecimiento del tumor en todas las etapas de cáncer.

No dejes de leer:
8 Secretos naturales que quizás no sepas para eliminar el resfriado.

No sólo la cúrcuma, pero la piña y el jengibre son grandes antiinflamatorios y alivian el dolor en enfermedades relacionadas con el dolor como la artritis, la fibromialgia y la gota.

curar el resfriado con jengibre y cúrcuma

Jugo de piña, cúrcuma y jengibre para curar el resfriado e inflamación

Ingredientes: (para 1)

  • 2 tazas de piña madura
  • 1 pepino grande
  • 7.5 cms. de raíz de cúrcuma fresca
  • 5 cms. pulgadas de raíz de jengibre fresco
  • 1 limón, pelado

Instrucciones:

Exprimir todos los ingredientes anteriores a través de un exprimidor y disfrutar de inmediato para preservar los nutrientes. De lo contrario, sellar en un frasco de vidrio y dejar reposar en la nevera.

Nota a los lectores: Agregar pimienta negro y consumirla con grasa, aumentará drásticamente la absorción de la cúrcuma.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock