Bebidas nutritivas Beneficios de alimentos Nutrición Salud

De qué manera el jugo de naranja podría dañar tu salud

Descubre de qué manera es posible que un simple jugo de naranja pueda resultar perjudicial para la salud y cómo saber aprovechar sus beneficios, que si los tiene y en grandes cantidades.

Durante nuestro desayuno y considerando que esta puede ser una opción muy común como la primera bebida para el comienzo del día, puede ser considerado beneficioso beber el jugo de naranja, ya que provee al organismo de la tan conocida vitamina C que puede también ayudar a prevenir la formación de piedras en el riñón, según estudios consultados en la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology; pero no obstante a esto, podría resultar perjudicial hacerlo de otras maneras que serán detalladas a continuación.

Es importante saber que cuando la naranja se prepara para ser tomada como jugo pierde la fibra que contiene la pulpa. Por ello es importante saber utilizar correctamente todas sus propiedades.

Cómo puede dañar el jugo de naranja

La naranja contiene fructosa. Una investigación realizada por los expertos Robert Lustig y Richard Johnson, indica que el exceso de la fructosa hace subir de peso engañando al metabolismo, ya que se ve afectado el control del apetito, facilitando el exceso de consumo de otros alimentos. La fructosa no es adecuada para estimular la secreción de la insulina, por esta razón se presenta un déficit en el control de la hormona grelina conocida como la hormona del hambre.

Problemas circulatorios

Los niveles de triglicéridos pueden verse afectados debido a la fructosa. De esta manera no resulta recomendado el consumo deliberado de este cítrico y otros productos que lo contienen, porque de esta manera se ve afectado el sistema circulatorio.

Si el jugo de naranja no es fresco y lleva más de 2 horas en el refrigerador o a la intemperie, su valor nutricional se reduce hasta en un 80 %.

Diabetes tipo 2

Según un estudio que se publicó en British Medical Journal, analizando los riesgos de padecer diabetes y el consumo de frutas, revela que pese a que comer fruta reduce el riesgo de desarrollar diabetes, el consumo excesivo de jugos de naranja puede contribuir en las posibilidades de contraer diabetes tipo 2.

Favorece la acumulación de grasa

El doctor Alberto Cormilot, líder en salud y reducción de peso, indica que al beber un vaso de jugo de naranja estaremos empleando los hidratos de carbono de absorción rápida, de esta manera  se contribuye, a pesar de llevar una buena dieta, en la acumulación de la grasa debido al aumento de insulina en la sangre.

Si consumes el jugo de naranja pero de una manera controlada y forma parte de un plan de dieta acorde a las cantidades de calorías no tiene porqué ser un problema su consumo. Es necesario sin embargo, conocer a fondo las propiedades y complicaciones que pueden sugerir en nuestro cuerpo los alimentos que son saludables pero que pueden ser perjudiciales cuando no se los consume adecuadamente.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida