Psicología Salud emocional

Dedícale más tiempo a lo que te hace realmente feliz

Es una época de grandes cambios la que estamos viviendo. Mientras un grupo de científicos intenta estudiar en detalle el genoma humano, otro busca en la inmensidad del universo. Además, las tecnologías de Internet parecen mejorar día a día y se establecen en nuestra vida cotidiana. Pero, aun así, no sabemos responder sobre principios y cuestiones existenciales básicas que en determinado momento de nuestras vidas enfrentamos.

Atrévete a ser feliz

Uno de estos dilemas es: “¿Cómo ser feliz?” Esta es una pregunta que con mayor frecuencia se formulan las mujeres. Quizás debido a que su naturaleza es más emocional y sensible que la de los hombres o por razones distintas. En este artículo trataremos de entender el concepto de felicidad personal femenina y cómo llegar a ser una mujer feliz.

Cómo llegar a ser feliz: No nazca bella, pero nazca feliz

Nuestros antepasados eran personas sabias y de proverbios. Este, por ejemplo, tiene un significado profundo que ellos conocían bastante bien. Ninguna belleza, riqueza, poder e incluso la mejor profesión, nunca te harán verdaderamente feliz si tú no decides serlo.

Sobre todo, porque la felicidad va más allá del alcance estrecho de la apariencia atractiva, los beneficios materiales y comodidades. Este estado está lleno de satisfacción interior, armonía consigo mismo y como resultado de esta, con el mundo exterior. Es por este motivo que la felicidad no es algo que puede ser medida, donada o comprada por dinero.

No dejes de leer:
10 lecciones que aprendes después del divorcio y puedes usar en tus nuevas citas

Ayúdate a ser una mujer feliz: la base fisiológica de la felicidad

Descubriendo la felicidad

Incluso desde el momento en que llevamos el curso escolar de biología, aprendemos sobre las llamadas hormonas de la felicidad. Desde el punto de vista de la fisiología, estas hormonas (endorfinas) nos proporcionan un sentimiento de gozo y satisfacción universal. Así que, tal vez para ser feliz, sólo tienes que aprender a elevar el nivel de endorfinas en la sangre.

Pero si todo fuese tan simple, la moderna industria farmacéutica habría producido desde hace mucho un medicamento de la felicidad. Y no nos referimos a todos los posibles antidepresivos y sustancias narcóticas que ya existen en el mercado. Los medicamentos antidepresivos fueron desarrollados solo como una ayuda para curar la depresión. Las sustancias narcóticas, por su parte, solo causan un estado alterado de conciencia y euforia temporal.

El cuerpo humano es un sistema muy complejo, y el sistema hormonal se caracteriza por mantener un delicado equilibrio. Por lo tanto, no es recomendable aumentar artificialmente el nivel de endorfinas en la sangre, por ejemplo, comiendo chocolate. Tarde o temprano el sistema endocrino se reconstruirá y se volverá menos sensible a estos estímulos que recibe constantemente. En otras palabras, tendrás que aumentar constantemente la dosis del mismo chocolate para sentir satisfacción de nuevo. Este podría ser el camino directo a una serie de problemas adicionales que mellarían aún más tu felicidad.

No dejes de leer:
Cómo aprender a vivir sola pero no solitaria

¿Cómo llegar a ser feliz? – Conoce y ámate a ti misma

Mujer que se atreve a ser feliz

No existe una respuesta clara o una lista detallada de instrucciones que puedan responder a esta pregunta. Y todo porque la felicidad es un concepto demasiado individual y abstracto. Cada mujer tiene su propio nivel de reclamos y sus propios criterios para alcanzar este estado. Algunas para ser felices necesitan de un ser amado, pero para otras es suficiente con sentirse un profesional de éxito.

Sin embargo, la mayoría de nosotros ni siquiera sabemos exactamente lo que les falta para la felicidad plena. Por lo tanto, el primer paso hacia la felicidad es el autoconocimiento. La literatura sobre el auto-desarrollo espiritual, un psicoterapeuta experimentado o la práctica meditativa te ayudará en esto. Lo principal es que funciona, y puedes encontrar las respuestas correctas para comenzar a comprenderte mejor a ti misma.

Habiendo iniciado un largo proceso de autoconocimiento, encontrarás problemas y obstáculos que interfieren con el sentimiento de armonía interior. Desarrollar y poner en práctica las mejores maneras de resolverlos será el siguiente paso hacia tu felicidad. Por supuesto, será difícil, será necesario mostrar perseverancia, paciencia y fuerza de voluntad. Pero, créeme, ¡el resultado final vale la pena!

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest