Psicología

Del perfeccionismo a la culpa.

Analizando los aspectos más importantes del comportamiento y las consecuencias que llevan del perfeccionismo a la culpa.

Desde un punto de vista psicológico hablaremos de Perfeccionismo como la creencia de que la perfección puede ser alcanzada. En su vertiente patológica, todo lo que esté por debajo de ese ideal se considera inaceptable.

Como todo, dentro de la psicología, es relativo, por lo que podemos encontrar tanto aspectos positivos como negativos dentro de esta característica comportamental y de personalidad.

Aspectos positivos

– Genera motivación. Se convierte en una fuerza motriz que nos empuja a seguir luchando por lo que queremos alcanzar.

– Superación de obstáculos. Hay una mayor adaptabilidad a los cambios si eso implica llegar a la meta planteada.

– Persistencia que puede venir asociada a logros. Es la misma persistencia en el deseo de alcanzar el ideal lo que hace que sigamos avanzando sin estancarnos.

Aspectos negativos

Aparentemente el Perfeccionismo nos ayuda a alcanzar aquello que consideramos importante, pero hay que tener en cuenta que éste cuando se va haciendo progresivamente mayor se convierte en un arma de doble filo porque aparecen problemas como:

– Vivir en una constante tensión. por lo que los niveles de estrés se elevan dando lugar a toda una serie de alteraciones emocionales y físicas.

No dejes de leer:
Consejos para estimular la inteligencia en los niños

Nos Angustiamos con facilidad. Apareciendo en nosotros inseguridades que merman nuestra autoestima.

– Nos da miedo a equivocarnos o a cometer errores. Estamos tan centrados en que lo vamos a conseguir, que no nos permitimos equivocarnos y eso al final acaba agotando psíquica y físicamente.

– No disfrutamos de lo que hacemos bien. La meta se convierte en una obsesión y olvidamos que la vida es lo que va pasando mientras nuestra mente está en otra cosa.

Si eres una persona perfeccionista supongo que te debes estar identificando con los puntos que te he mencionado anteriormente. Como puedes ver los mismos tienen que ver con la culpa. Quieres hacerlo todo tan bien que te frustras y el ser humano necesita equivocarse para equilibrarse emocionalmente. Creamos unas expectativas tales que al no ser alcanzadas llega la frustración y con ella los sentimientos de culpa por haber podido hacerlo mejor y no haberlo conseguido. Continuamente se está teniendo una visión a futuro cuando lo que realmente importan es el momento presente, ya que el pasado es algo que no podemos cambiar y el futuro es incierto, vivimos en un eterno aquí y ahora, pero se nos olvida muchas veces.

En la mayoría de los casos el Perfeccionismo va relacionado con aspectos como:

– La necesidad de tener la aprobación de todos y de nosotros mismos. Se necesita de una constante retroalimentación que ensalce nuestra valía para saber que vamos por el camino correcto según nuestra percepción.

No dejes de leer:
Significado de los sueños y sus símbolos

– Temor al rechazo. Miedo a que la gente nos catalogue de débiles, porque así nos sentirnos cuando no logramos lo que queremos.

– Se tiende en exceso a la autocrítica. Uno se convierte en su peor enemigo.

– Se tienden a ver los errores como fracasos. El considerar los errores como fracasos hace tener una percepción de la realidad que no es cierta. El ser humano necesita muchas veces errar para conocerse a si mismo y aprender a combatir esa situación la próxima vez que se repita en su vida. Si tú no te permites errar lo que estás haciendo es frenar tu propio desarrollo como persona.

Fuente: psicologaemocional.com