Dietas

Desayuna verduras por un mes y sorpréndete de estos cambios

Aunque es cierto que ser vegetariano supone un cambio total en los hábitos alimenticios, esta modificación trae consigo sorprendentes cambios en la salud y en el estado general del cuerpo. A continuación se presentan todos los beneficios de ser vegetariano por un mes, por supuesto, pensando en mantener dichos hábitos por un tiempo más prolongado.

Una hamburguesa vegetariana para incorporar a tu dieta

Beneficios de ser vegetariano

Si la dieta vegetariana se planifica de manera correcta, no tiene por qué suponer un déficit nutricional como muchos pueden llegar a pensar, además esta dieta es baja en grasas y no tiene prácticamente grasas saturadas ni colesterol.

También se incorpora el beneficio de no estar expuesto a los tratamientos hormonales, los cuales son muy comunes en los animales destinados a la empresa alimentaria.

Esta dieta es rica en fibra que estimula la motilidad gastrointestinal, otorgando además otros beneficios de los cuales se harán mención a continuación:

Reduce el riesgo de padecer de cáncer

Especialmente del cáncer de colon y de recto, según estudios científicos realizados en la Universidad Loma Linda en California, una dieta vegetariana puede reducir en hasta un 20% el riesgo de este tipo de enfermedad crónica e incluso el cáncer.

Disminuye la presión arterial

Quienes se rigen por una alimentación rica en vegetales y frutas tienen un menor riesgo de padecer hipertensión arterial.

Aumenta la esperanza de vida

Verduras para sumar a tu dieta vegetariana

Las personas vegetarianas aumentan su esperanza de vida, ya que la salud y el bienestar se relacionan estrechamente con la alimentación y la dieta que se siga.  Esta dieta disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, trastornos hormonales y renales. Sin dudas, encontrar una alimentación libre de productos químicos, de hormonas y otros componentes perjudiciales, puede ayudarte a mantener una salud óptima por mayor cantidad de tiempo.

Bajar de peso con dieta vegetariana

Una dieta vegana se relaciona directamente con la pérdida de peso, tras un mes de regirse por este tipo de alimentación es posible perder hasta 5 kg, con un promedio de 2kg por semana. Estos resultados fueron expuestos en la Nutrition Reviews.  Sin embargo, debe evitarse el consumo de abundantes carbohidratos simples como el pan, el arroz y las patatas.

No dejes de leer:
Guía para 1 día de desintoxicación mental y física

Reduce el colesterol y los triglicéridos

Al eliminar de la dieta los alimentos de origen animal, se reduce el índice de triglicéridos y colesterol dañino LDL de la sangre. Por esta razón quienes desean mantener los niveles de colesterol controlados pueden optar por esta dieta.

Evita el estreñimiento promoviendo un intestino regular

Las verduras son excelentes fuentes de nutrientes, vitaminas y minerales, eso las hace parte esencial de una dieta bien balanceada. Además de estos importantes beneficios, la mayoría de los vegetales son ricos en fibra dietética que puede ayudar a mantener tus movimientos intestinales regulares y tu tracto digestivo saludable y libre de heces retenidas.

dieta vegetariana hace los movimientos de intestinos más regulares

El consumo de verduras a menudo también puede ayudarte a prevenir problemas comunes como el estreñimiento y la diarrea, así como otros trastornos gastrointestinales potencialmente graves. Ser regular en tus evacuaciones, puede promover una pérdida de peso más rápido, manteniéndote en tu peso ideal.

Aumenta los antioxidantes naturales

Para obtener este beneficio es necesario superar el mes con estos hábitos alimenticios, aquellos quienes practican una dieta vegana por largo plazo mantienen un mayor nivel de antioxidantes en organismo, ideal para combatir enfermedades y razón por la cual aumenta también la longevidad y esperanza de vida.

Mejora la piel

En seis semanas, investigadores encontraron que el aumento del consumo de vegetales y frutas confiere efectos mensurables y perceptiblemente beneficiosos en la apariencia de la piel. Y no tomó mucho. Añadir una o dos porciones adicionales de frutas y verduras al día afectó el tono de la piel, produciendo una piel más colorida y radiante.

¿Cuál es el elixir “mágico” aquí? El Dr. Whitehead y sus colegas sospechan que son los pigmentos rojos, amarillos y anaranjados, llamados carotenoides, de los que una gran variedad de frutas y verduras, están llenos. Puedes obtener estos carotenoides y todos sus subconjuntos, como el licopeno y el beta caroteno, no sólo de los alimentos de color rojo, amarillo y naranja, como los tomates y las patatas dulces, sino también de los vegetales de color verde oscuro, como las espinacas.

Previene la formación de cálculos en vesícula y riñones

Se ha optado por dietas veganas con el propósito de evitar la formación de cálculos renales y biliares, estas dietas favorecen gracias al consumo de alimentos de origen vegetal que consiguen alcalinizar el cuerpo.

No dejes de leer:
Dieta para depurar la sangre naturalmente

Ayuda en la lucha y el control de la diabetes

La dieta vegetariana puede ayudar a tratar la diabetes

Por último, una dieta vegetariana no curará la diabetes pero si puede ayudar a controlarla de una forma efectiva. El hecho de regirse por este método alimenticio disminuye la resistencia a la insulina por parte de pacientes con diabetes tipo 2.  Lo que reduce el riesgo a presentar complicaciones.

Desventajas de ser vegetariano

Como era de esperarse, una alimentación vegetariana también representa ciertas desventajas para el organismo, sobre todo cuando no se lleva de una manera correcta.

El principal problema es el bajo aporte de proteínas de calidad, razón por la cual se recomienda la combinación de diversos alimentos para garantizar las fuentes de aminoácidos esenciales. Muchas veces se aconseja el uso de suplementos de proteínas.

También se presenta el riesgo de padecer un déficit de vitaminas del grupo B, de calcio y hierro.

Es evidente que cuanto más restrictivo se sea en cuanto a la alimentación, mayor cuidado debe prestarse en la planificación, ningún tipo de dieta garantiza buena salud si no se establece de forma equilibrada.

Consideraciones

Antes de poner en práctica una dieta restrictiva, es importante consultar a un médico, especialmente si se cursa con problemas de salud. En caso de decidirse por una dieta vegetariana y empezar a presentar síntomas secundarios negativos es importante acudir a revisión y con un personal o nutriólogo que pueda ayudarnos a encontrar el equilibrio nutricional para nuestro organismo.

Una alternativa sana y segura para la alimentación exclusiva de frutas y verduras es aumentar las proporciones diarias de estas sin abstenerse del consumo de una variedad de alimentos bajos en calorías y proteínas, incluyendo alimentos de todos los grupos principales.

Comparte esto: