remedios caseros

Detener el vómito con remedios caseros

El vómito es una experiencia muy desagradable, pero afortunadamente, hay muchos remedios caseros que pueden ayudar a detener el vómito y aliviar la sensación de náuseas. El vómito se produce cuando los músculos del estómago se contraen repentinamente, forzando a lo que sea que esté en tu estómago a salir por la boca. Por lo general, los vómitos se acompañan de una sensación de náuseas.

detener el vómito

Mientras que los vómitos pueden ayudar al cuerpo a deshacerse de toxinas desagradables, los vómitos frecuentes pueden hacer que tu cuerpo se deshidrate y elimine los nutrientes importantes. Por lo tanto, siempre es bueno buscar formas de detener el vómito de forma natural.
En este artículo encontrarás las razones más comunes de los vómitos, así como los mejores remedios caseros para el vómito y las náuseas.

Causas más comunes de los vómitos

Aunque a nadie le gusta vomitar, los vómitos pueden desempeñar un papel importante en mantenernos saludables. Por ejemplo, el cuerpo utiliza el vómito para deshacerse de los venenos y toxinas que han sido ingeridos. Estos podrían ser las comidas en mal estado, beber demasiado alcohol, una reacción alérgica a los alimentos o la ingestión de veneno. Sin embargo, hay muchas ocasiones en las que es necesario prevenir los vómitos por lo que es importante saber cómo detenerlos de forma natural.

Muchas mujeres que están embarazadas a menudo experimentan náuseas y vómitos, que también se conocen como “nauseas del embarazo”. Hasta un 90% de las mujeres embarazadas experimentan algún tipo de vómitos y nausea. La sensación de náuseas por lo general tiene una duración de aproximadamente 3 meses, aunque algunas mujeres tienen los síntomas más tiempo.

Algunas mujeres no sólo experimentan náuseas matutinas, sino también nauseas durante todo el día. Por lo tanto, para muchas mujeres embarazadas, encontrar una manera de detener esta sensación y prevenir el vómito es esencial.

Algunos tratamientos para el cáncer pueden causar vómitos frecuentes y náuseas. A veces incluso ciertos olores o lugares pueden hacer que una persona sienta náuseas.

Muy a menudo la gripe estomacal puede provocar episodios de vómitos que pueden ser difíciles de detener.

Otras razones para los vómitos son:

  • El estrés y la ansiedad
  • Lesión craneal
  • Trastornos del oído interno
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos

Cómo detener el vómito con remedios caseros

Éstos son algunos de los mejores remedios caseros y naturales para detener el vómito y aliviar las náuseas. Verás que la mayoría de ellos están respaldados por investigaciones científicas.

Jengibre

El jengibre tiene muchos usos y es uno de los mejores ingredientes en torno a ayudarte a dejar de vomitar de forma natural. El jengibre contiene muchas propiedades que pueden ayudar a un malestar estomacal. Una de ellas es que el jengibre es antiespasmódico que puede ayudar a aliviar los espasmos del estómago que resultan en vómito. El jengibre también contiene muchas propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes.

Muchos estudios han confirmado que el jengibre puede ayudar a detener los vómitos y náuseas. Estudios sobre el uso del jengibre para las náuseas y los vómitos encontraron que esta raíz era tan eficaz como la metoclopramida. La metoclopramida se prescribe a menudo a los pacientes para ayudar a tratar las náuseas y el vómito.

Se ha comprobado que el jengibre fue superior al dimenhidrinato en la reducción de la cinetosis. El dimenhidrinato es una droga popular que se prescribe para los vómitos y el mareo por movimiento.

Cómo se puede usar el jengibre para prevenir los vómitos

Puedes utilizar cualquier raíz fresca de jengibre o jengibre en polvo para hacer un delicioso y relajante té de jengibre. Si utilizas el jengibre en polvo que es más concentrado, reduce la cantidad por una cuarta parte en comparación con la raíz fresca.

Para hacer té de jengibre, pica o ralla cerca de 1-2 pulgadas de raíz de jengibre. Deja en infusión durante 10 minutos en una taza grande de agua hirviendo que esté tapada. Esto mantendrá toda la esencia en su interior. Empieza por tomar pequeños sorbos para que tu estómago se acostumbre al líquido.

Como alternativa, puedes cortar un trozo de jengibre crudo y masticarlo (se le puede añadir un poco de miel). Esto permitirá que los jugos bajen a tu estómago y ayuden a aliviar los vómitos. Puedes retirar la pieza fibrosa de jengibre que se quede en tu boca.

Un último punto que debe mencionarse es que ciertas personas no deben consumir el jengibre.

No dejes de leer:
Qué tipos de personas deben evitar el jengibre

Menta para detener el vómito

té de menta jengibre para detener el vómito

La menta también puede ayudar a calmar el estómago, aliviar la sensación de náuseas y ayudar a prevenir el vómito.

Varios estudios han demostrado que el aceite esencial y extractos de menta pueden ayudar a reducir los vómitos en pacientes que han sido sometidos a cirugía o que reciben quimioterapia.

La inhalación de aceite de menta también puede ayudar a reducir la sensación de náuseas. Por ejemplo, en un estudio las mujeres embarazadas inhalaron una combinación de aceite esencial de menta y aceite esencial de lavanda dos veces al día antes de la siesta. Al tercer día las náuseas y los episodios vómito se redujeron y, en general, las mujeres se sentían más energéticas.

Para utilizar la menta para aliviar la sensación de náuseas, se puede hacer un té de menta refrescante. Para ello, rompe algunas hojas de menta fresca y ponlas en un vaso de agua. Vierte el contenido en agua hirviendo, pon la tapa y deja reposar durante 5-7 minutos. A continuación, toma pequeños sorbos. Como alternativa, puedes añadir una gota de aceite de menta a cualquier té de hierbas.

Para usarla en la aromaterapia, puedes agregar unas gotas de aceite de menta y aceite de lavanda en tu difusor de aromaterapia e inhalar esto dos veces al día, o cada vez que sientas náuseas. La lavanda tiene un efecto calmante sobre los nervios.

Canela para detener el vómito

Al igual que con el jengibre, se ha demostrado que la canela tiene efectos antiespasmódicos y puede ayudar a tratar los vómitos. Otros estudios han demostrado que la canela puede ayudar a detener los vómitos en las mujeres que lo experimentan durante su ciclo menstrual.

Para utilizar la canela y así ayudar a reducir los ataques de vómitos y náuseas puedes agregar 1/2 – 1 cucharadita de canela en polvo o colocar una ramita de canela en una taza de agua hirviendo. Tapa la taza y deja en infusión durante 5 minutos. Luego debes colar el agua y beber lentamente.

El mejor tipo de canela es la canela de Ceilán. También se puede combinar la miel y la canela para obtener muchos otros beneficios para la salud.

Agua de arroz

Muchas personas dicen que el agua de arroz puede ayudar a reducir la frecuencia de los vómitos, especialmente si es causado por la gastritis. Algunas soluciones de rehidratación incluyen agua de arroz en ellas porque el arroz contiene carbohidratos complejos.

Para hacer agua de arroz, debes hervir una parte de arroz blanco (que es el más fácil de digerir) en 3 partes de agua por 20 minutos. Recuerda que debes mantener la tapa puesta. Luego, cuela el líquido del arroz y guárdalo en un recipiente de vidrio o una jarra. Toma pequeños sorbos del líquido.

Clavo

El clavo tiene muchas propiedades que pueden ayudar a relajar el tracto digestivo y detener el vómito.

Puedes preparar té de clavo mediante la colocación algunos clavos en una taza de agua hirviendo. Tápala y déjalos en infusión durante 5 minutos. O puedes añadir una gota de aceite de clavo en una taza de agua para ayudar a dejar de vomitar, o de igual manera podrías intentar masticar unos cuantos para controlar las náuseas.

Semillas de hinojo y comino

El comino tiene muchos beneficios y usos, y se sabe que las semillas de hinojo son buenas para aliviar los calambres de estómago, la indigestión y ayudan a la hinchazón.

Algunas personas recomiendan las semillas de hinojo o comino para aliviar las náuseas y detener el vómito. Aunque ninguna investigación ha sido llevada a cabo para ver si detienen o reducen los episodios de náuseas, se sabe que tienen un efecto beneficioso sobre el tracto digestivo.

Para hacer té de hinojo, toma una cucharada de semillas de hinojo machacadas y déjalas remojando en una taza de ebullición durante 10 minutos.

Puedes tomar esto una o dos veces al día. Recuerda que debes colar el contenido antes de beberlo.

Para hacer té de comino, añade una cucharadita de semillas de comino a una taza de agua hirviendo. Deja reposar durante 5 minutos y luego lo debes colar. Tómalo una o dos veces al día.

Otras formas de detener el vómito y tratar las náuseas

Hay muchas otras formas prácticas para reducir los episodios de vómito y también deshacerse de la sensación de náuseas.

Comer alimentos blandos / galletas secas

Información proporcionada por el Instituto Nacional de Salud, dice que debes tratar de comer de 6 a 8 comidas pequeñas en el día. La comida debe ser suave y sin mucho condimento y especias. Algunos de los mejores alimentos para comer son:

  • Galletas secas
  • Tostadas
  • Patatas
  • Arroz
  • Fideos
  • Sopas

La acupresión para detener el vómito

La aplicación de presión a ciertas partes de tu cuerpo también puede ayudar a dejar de vomitar. Esto se conoce como la acupresión y se utiliza mucho en los pacientes sometidos a quimioterapia.

punto de acupuntura detener el vómito

Esto es lo que debes hacer:

  • Gira tu palma de tal manera que quede frente a ti.
  • El punto de presión que debes encontrar está en la muñeca, aproximadamente el ancho de 3 dedos de tu mano debajo de ella.
  • Coloca tu pulgar en ese punto.
  • Mediante un movimiento circular, presiona hacia abajo durante 2 a 3 minutos. Debes presionar con firmeza sin causarte molestias a ti mismo.
  • Repite esto con la otra muñeca.
  • Haz esto tantas veces como sea necesario durante todo el día, pero especialmente antes de las comidas y antes de irte a la cama.

Maneras más prácticas para detener el vómito

Hay otras maneras prácticas para ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos, las cuales pueden ser usadas en conjunto con las otras ideas de este artículo. Puedes probar esto:

  • Obtén un poco de aire fresco y respira profundamente
  • Evitar lugares donde haya olores fuertes, en especial de los alimentos
  • Acuéstate con los pies elevados por encima de tu cuerpo
  • Evita los alimentos grasos o picantes

Por favor, recuerda que los vómitos frecuentes pueden conducir a la deshidratación. Por lo tanto, es importante mantenerse bien hidratado.

El agua es el mejor líquido para beber, pero si has estado vomitando con frecuencia, tendrás que reemplazar las sales y minerales en tu cuerpo. Por lo que debes tratar de consumir bebidas que tengan un alto contenido en potasio y sodio (por ejemplo, las bebidas deportivas).

No dejes de leer:
Bebida deportiva hecha en casa

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock