Hazlo tu mismo Hogar Medicina alternativa Salud

Discos con esencias para baño de vapor para sinusitis

Disco con esencias para baño de vapor hecho en casa. Ideal para sinusitis

Esta es una buena idea si tienes congestión nasal o sinusitis, ya que puede ayudarte a descongestionar y limpiar un poco tus vías nasales cuando sea tu hora de la ducha. Es algo alternativo que puede ser de utilidad para problemas respiratorios. Estos discos pueden ser colocados de la manera que mejor se acople a tu ducha.

Como ejemplo, puedes colocarlos en canastitas de plástico perforados (como los de los desodorantes para toilet) y colgarlos lo más cerca de la ducha, puedes colocarlos en el piso, en la jabonera, en dónde mejor lo quieras poner. Comúnmente se deshacen en el baño, arrojan el aroma, y además sirven como limpiador y desinfectante puesto que el bicarbonato hace esa función. Si quieres que te dure más, puesto que pueden resultar muy quebradizos, prueba horneándolos por cada taza de bicarbonato, 1/3 de agua, y colócalo en el horno a 180°C por 30 minutos. Cuando enfríen los discos colocarles las gotas de esencia.

Discos con esencias para baño de vapor para sinusitis

Ingredientes:

  • Bicarbonato de sodio
  • Agua
  • Aceites esenciales: eucalipto, romero y lavanda
  • Molde para muffins
  • Forro de papel para muffin

Instrucciones:

Si vas a probar haciéndolos en frío:

  1. Añadir 2-3 tazas de bicarbonato de sodio a un recipiente para mezclar.
  2. Poco a poco agrega suficiente agua para hacer una pasta espesa que se sienta como una masilla.
  3. Añadir 15 gotas de cada aceite esencial.
  4. Coloca la mezcla en un molde para muffins con un forro de papel y deja reposar durante 12-18 horas.
No dejes de leer:
Ahorrar dinero con bolas de lana para secar la ropa

Si vas a probar horneándolos:
A 180° por 30 minutos en el molde para muffins. Esto puede ayudar a que queden más duros y manejables dentro de la ducha. Una vez que son sacados del horno, dejarlos enfríar y colocar las gotas por separado a cada disco distribuyéndolas uniformemente según las cantidades.
Por último, saca los discos del forro de papel, pónlos en la ducha, y deja que los aceites esenciales vaporicen tu nariz congestionada en cada vez que te duches.

¡Haz la prueba!

Redacción: equipo de Vida Lúcida