Consejos Salud

Efectos negativos de la deshidratación que debes conocer

El consumo constante de agua es necesario para que el aparato digestivo pueda funcionar correctamente a la hora de procesar los alimentos. La deshidratación puede ser culpable de una gran serie de padecimientos habituales de las personas en la actualidad.

signos de la deshidratación

Una persona que no consume por lo menos ocho vasos de agua al día, puede desarrollar problemas termorreguladores y cardiovasculares, y cuando esto sucede pueden aparecer síntomas como dolor de cabeza, somnolencia y dificultades para concentrarse. Con una deshidratación ligera se puede reducir notablemente la capacidad física y cognitiva. A continuación se presentan los efectos negativos de la deshidratación que debes conocer y aplicar diariamente soluciones, para evitarlos.

Efectos negativos de la deshidratación en el organismo

Para evitar los efectos negativos causados por la deshidratación, puedes optar por el consumo de frutas que ayuden a mantener hidratado el cuerpo por más tiempo, además del consumo correcto de agua diario.

Artritis

La artritis se presenta como un dolor o hinchazón en las articulaciones que atacan en zonas como los dedos, cadera y rodillas. La artritis es uno de los indicadores de la falta de agua en el cuerpo sobre todo en la zona del cartílago de la articulación dañada. Los cartílagos de los huesos necesitan tener abundante agua para que no se dañen a causa de la fricción, lubricando en ese estado el movimiento de las coyunturas.

El lumbago

La aparición del lumbago es otro de los efectos negativos de la deshidratación en el organismo que suele aparecer en quienes lo padecen. Cuando el cuerpo carece de agua, las articulaciones de la columna y los discos invertebrados son los primero en dañarse, tomando en cuenta el quinto disco lumbar, que es el que ayuda a mantener a la persona estable y erguida.

No dejes de leer:
La computadora puede afectar la vista

Migraña

efectos negativos de la deshidratación

La migraña es otro indicador de la falta de agua en el cuerpo ya que muestra como la temperatura se encuentra mal regulada. Se trata de un padecimiento que revela una variedad de alteraciones originadas por el calor, para evitarlo se necesita beber suficiente agua para que la temperatura llegue a su normalidad y el cerebro puede funcionar correctamente.

Tumores de mama

El estrés, la secreción del pezón y la deshidratación crónica tienen una relación continua en cuanto a la evolución de cáncer del tejido glandular del pecho. Investigaciones añaden que beber la cantidad de agua recomendada al día, ayuda a reducir los riesgos de padecer de algún tipo de cáncer de mama y de próstata en el caso de los hombres.

Colesterol alto

El colesterol alto se origina por diversas causas, que no están bien determinadas, sin embargo la más conocida es la deshidratación. Cuando una persona no ingiere suficientes líquidos se produce más colesterol y el organismo se protege para evitar que las células no se deshidraten más. Es por eso que cuando el cuerpo reajusta el sistema de defensa, se pueden originar picos de colesterol que pueden resultar dañinos para la salud si no se trata a tiempo.

Problemas en la piel

Entre los efectos negativos de la deshidratación están los problemas de la piel. Cuando se sufre de sequedad en el cutis o se es propenso a desarrollar sarpullidos o erupciones cutáneas, es señal que el organismo no está recibiendo la cantidad suficiente de agua. La falta de líquido también daña la capacidad del cuerpo para excluir las toxinas acumuladas, lo que hace que la piel sea más sensible a este tipo de afecciones y provoca decoloración en la piel y arrugas a temprana edad.

No dejes de leer:
Hábitos diarios que causan un busto caído

Trastornos digestivos

La mejor solución para el correcto funcionamiento del aparato digestivo es el consumo constante de agua, sobre todo cuando el líquido se encuentra a temperatura ambiente. La falta de agua en el organismo implica la carencia de minerales imprescindibles como el magnesio y el calcio. Ambos minerales son importantes para evitar un trastorno digestivo, que puede llegar a ocasionar reflujo ácido, gastritis o úlcera.

Aumento de peso

Las personas que no beben la cantidad necesaria de agua al día corren el riesgo de subir de peso fácilmente. La falta de hidratación hace que las células exijan más nutrientes y minerales. Lo malo es que esto puede confundirse con hambre y, en varias ocasiones, en vez de recurrir a un vaso de agua para tranquilizar la sensación, se termina comiendo de más.

Recomendaciones para evitar la deshidratación

beber líquidos para evitar la deshidratación

  • Es importante consumir alimentos ricos en agua como las hortalizas, frutas y verduras. Puedes conocer algunas opciones para mantenerte hidratado todo el día.
  • Se recomienda beber agua, aproximadamente unos 8 vasos por lo menos al día, de manera continua y en pequeñas sumas.
  • Evitar a toda costa el consumo de bebidas con alcohol, ya que estas tienen un efecto diurético que hace que una persona orine con frecuenta y esto puede causar deshidratación.
  • Si se realizan actividades físicas es necesario aumentar la cantidad de agua, pero hay que vigilar las pérdidas constantes de líquido por medio del sudor.
  • Cuando exista la duda de cómo hidratarse correctamente se recomienda consultar a un especialista.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: Shutterstock