Salud Salud mental

Ejercicio de 5 minutos para controlar la depresión

Cuando la depresión te golpea, puedes ser capaz de esconderte de personas a tu alrededor, pero no te puedes escapar de la propia depresión. Puede destrozar cualquier apariencia de energía o motivación que tenías, y es difícil de contraatacar. Lo mejor que puedes hacer para evitar la espiral hacia abajo, es tomar medidas de forma inmediata para controlar la depresión. Es totalmente posible tener bajo control la situación si sabe y entrenas para eso.

controlar la depresión

Hay un paso simple que ofrece un alivio inmediato de la pesadez de la depresión. Para detener el torbellino antes de que comience, saca un cuaderno, abre un documento de Word, o incluso usa la grabadora de voz de tu teléfono y prepárate para documentar. Antes de suspirar y decir que ya lo has tratado antes, escucha.

Se recomienda el uso de un diario para que te preguntes cinco preguntas clave, y que te llevará de cinco a 10 minutos. Estas preguntas despertarán tu capacidad de analizar los principales factores desencadenantes de la depresión, y averiguarás si uno de ellos es el culpable de estar así en esta ocasión.

Cuando precisas el motivo de tu depresión a través de un diario, es más fácil de entenderla, externalizarla (en lugar de concluir que hay algo mal contigo) y evitarla en el futuro.

Ejercicio de 5 minutos para controlar la depresión

Date solo cinco a 10 minutos para contestar las cinco preguntas a continuación y ver si puedes encontrar un disparador:

1. ¿He estado durmiendo mal las últimas noches?

No: Pasar a la siguiente pregunta.

Sí: El estar sin cerrar los ojos suficientemente está obligado a hacer que alguien se sienta bajo. Si el insomnio es un problema constante, trata de conseguir más movimiento físico durante el día, establece una rutina nocturna para tranquilizar tu mente en la noche y ajusta tu consumo de cafeína. Si ninguna de estas opciones funciona para ti, habla con tu médico o un naturópata sobre el insomnio.

No dejes de leer:
Mujer comió sólo plátanos por 12 días y esto sucedió

2. ¿Me suelo sentir deprimida en este momento de mi ciclo menstrual?

No (o eres un chico): pasar a la siguiente pregunta.

Sí: Las fluctuaciones hormonales tienen mucho que ver con la depresión. Si encuentras que normalmente te deprimes en torno a ciertos puntos en tu ciclo, habla con tu médico o un naturópata acerca de la posibilidad del trastorno disfórico premenstrual (TDPM).

3. ¿He estado comiendo muchos alimentos procesados o alimentos con azúcares añadidos?

No: Pasar a la siguiente pregunta.

Sí: Trata de llenar tu dieta con alimentos integrales y limitar los azúcares añadidos en tu dieta (incluso si son naturales). Tratar de cambiar toda tu dieta de una sola vez, puede ser demasiado abrumador. A partir de sustituciones simples como un vaso de té helado en lugar de refresco, o una pieza de fruta en lugar de un snack de la máquina expendedora, es un gran lugar para comenzar.

4. ¿He estado saliendo con personas negativas?

No: Pasar a la siguiente pregunta.

Sí: La gente que te rodea tiene un efecto considerable sobre tu comportamiento. Si tus compañeros de trabajo, amigos o familia, disparan tu depresión, considera limitar tu compromiso con ellos, o – si la relación es especialmente poco saludable – cortar los lazos por completo.

5. ¿Hay algún acontecimiento estresante en mi vida (pasado, presente o futuro)?

No: Lee el resumen a continuación, y si aún la respuesta es no, continuar más allá de esta cuestión.

Sí: Un evento estresante no tiene por qué ser tan extremo como una muerte en la familia o ser despedido de trabajo; puede ser un evento como unas vacaciones, la visita de un pariente o e enfermarte. Cualquier evento que agota tu energía es un evento estresante, incluso si es positivo.

No dejes de leer:
5 razones para comer arándanos todos los días

Los que son depresivos manejan el estrés abrumador volteando la frustración, decepción, agotamiento, ira, miedo o ansiedad hacia el interior. Si encuentras que normalmente te deprimes cuando el estrés impacta, busca salidas saludables y mecanismos como clases de boxeo, yoga, meditación, libros para colorear, haciendo listas de tareas pendientes de acciones realistas y positivas que puedes tomar, o cualquier otra actividad que pueda ayudar a aliviar el estrés, que de otra manera acoges de una manera perjudicial.

El diario es útil después de un solo episodio de depresión, pero repetir este ejercicio cada vez que se despliega el rollo de la depresión, puede cambiar tu vida. Cuando buscas en tu diario casos anteriores, puedes realizar un seguimiento de los patrones en los factores desencadenantes y tomar medidas para prevenir la depresión en el futuro.

Si tu respuesta es “no” a todas las preguntas anteriores, no te desesperes. A veces la depresión aparece de la nada. En algunos es un desequilibrio químico y lo único que podemos hacer es sentarnos, respirar y saber que va a pasar. Cuando esto te suceda, alarga tus meditaciones, haz cardio de bajo impacto, y nutre tu cuerpo con una gran cantidad de verduras vibrantes. Si dura más de una semana o dos y te está siendo difícil controlar la depresión, haz una cita con tu terapeuta para llegar a un plan para sentirte mejor.

No importa cuál sea su forma de depresión o tu activación, nunca pierdas la esperanza. No tienes que hacer esto por sí solo; hay tantas fuentes de apoyo disponibles para ayudarte a subir de esta oscuridad, que vale la pena el tiempo que tardes en llegar. Controlar la depresión es una tarea que puede estar en tus manos si aprendes a escucharte y observarte mediante estas preguntas.

Redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock