Ejercicios Físicos Salud Tratamientos

Ejercicios para tratar dolores cervicales y fortalecer el cuello.

Los ejercicios para la cervical no son nada nuevo ni son nada complicados, pero son muy necesarios e importantes, ya que ayudan a mejorar el tono muscular de la espalda, mejorar el flujo de sangre al cerebro y ayudan a evitar el debilitamiento prematuro de los músculos del cuello, y estos ejercicios pueden ayudar a tonificar la papada, disminuyendo su aparición. Y son buenos en cuanto a que se pueden hacer en cualquier momento libre y estando en nuestra propia casa.

Todos los movimientos se llevan a cabo sin problemas y en un ritmo tranquilo. En ningún caso se debe hacer movimientos bruscos, especialmente los ancianos o personas con problemas de escoliosis o pinzamientos, en el caso de problemas cervicales o de columna es recomendable siempre consultar con un especialista antes de realizar cualquier rutina o ejercicio por cuenta propia.

Todos los ejercicios deben realizarse de pie con las piernas separadas (o estando sentados en una silla), para mejorar postura y evitar posibles malos movimiento.

Ejercicio 1.
Inclina la cabeza hacia adelante (la barbilla debe tocar el pecho) y hacia atrás (echando hacia atrás la cabeza en la medida de lo posible) cada movimiento debe mantenerse durante 5 segundos y luego se descansan otros 5 segundos.

Ejercicio 2.
Inclina tu cabeza hacia la derecha mirando hacia el frente durante 5 segundos, ahora lentamente hacia tu izquierda otros 5 segundos y vuelve a la posición inicial para descansar otros 5 segundos.

No dejes de leer:
Eczema - Dermatitis atópica: causas y remedios naturales

Ejercicio 3.
Gira la cabeza hacia la derecha como si quisieras ver hacia tu hombro, y vuelve a la posición inicial, ahora la giramos hacia la izquierda de igual manera quedamos allí unos 5 segundos y volvemos a mirar hacia adelante y descansamos.

Ejercicio 4.
Haz movimientos circulares de la cabeza hacia la derecha y hacia la izquierda muy despacio y descansando cada vez que llegas al centro.

Ejercicio 5.
Combinación: Inclina tu cabeza hacia tu hombro derecho con la vista hacia el frente y muévela hacia adelante, manten 5 segundos y vuelve a la posición inicial, ahora repite lo mismo hacia el lado derecho.

Ejercicio 6:
Sentado o de pie ahora trabajo tus hombros, se suben los hombros todo lo que se pueda sin mover la cabeza, mantener durante 5 segundos y luego bajar los hombros todo lo que se pueda, mantener otros 5 segundos. Volver a la posición principal, descansar unos segundos y repetir si no sentimos molestias.

Estos ejercicios para la cervical pueden realizarse para fortalecer los músculos y ligamentos del cuello, utilizando la resistencia de tus manos. Por lo tanto, cuando inclinas la cabeza hacia atrás las manos se colocan en la parte posterior y así le pones resistencia al movimiento, cuando lo hagas hacia adelante pones tus puños bajo tu barbilla para ponerle resistencia al movimiento.

No dejes de leer:
Los mejores alimentos para tus ojos

Redacción: Equipo de Vida Lúcida