Enfermedades Frutas y Verduras Salud Vitaminas y Minerales

El poder curativo de las enzimas digestivas

poder de las enzimas curativas

Las enzimas digestivas son importantes para la salud y la longevidad – Ingerir alimentos ricos en enzimas ayuda en el proceso curativo. En un seminario de salud natural reciente en Utopia, Texas, el doctor Ken O´Neal realizó una presentación sobre las enzimas digestivas y el papel vital que desempeñan en nuestra salud y longevidad.

Como explicó el Dr. O´Neal, hasta el advenimiento de las técnicas agrícolas modernas y la preparación de los alimentos, la mayoría de las personas conseguían amplias cantidades de enzimas digestivas de las plantas que cosechaban y comían, consumiendo una gran cantidad de ellas más o menos maduras directamente de la planta.

Dónde se encuentran las enzimas digestivas

Una fruta madura o verdura recién cosechada contiene la mayor cantidad de enzimas digestivas que tendrá nunca. Solo un par de horas después de su recolecta, tiene lugar un deterioro significativo de la fruta. Si se cosecha una fruta que no está madura aún y se envía en frío a una tienda, tendrá menos del 10% de las enzimas que una fruta madura recién cosechada o verdura.

Si se añade a esto las tierras sobre agotadas por la agricultura y carentes de minerales debido a la falta de tiempo entre sembrados de cosechas y falta de suficientes micro-organismos, que convierten los minerales disponibles a formas biodisponibles que pueden usar las plantas, el resultado final es cosechas que tienen mucho menos contenido nutriente y enzimas que las de hace décadas.

Cuáles son las funciones de las enzimas digestivas

Las enzimas digestivas desempeñan papeles clave en nuestra salud permitiendo a nuestros cuerpos que digieran y utilicen todos los nutrientes que ingerimos al máximo posible. Más aún, estas enzimas también desempeñan un papel clave en la eliminación de toxinas y la digestión y eliminación de tejido de cicatrices que se acumulan dentro de todos nosotros a medida que envejecemos.

Un artículo reciente en natural news detalla como las plantas del hogar ayudan a eliminar las toxinas y contaminantes de nuestro aire, para ello es necesario la utilización de plantas de interior que purifican el aire. Según el Dr. O´Neal es las enzimas digestivas de las plantas lo que les permite eliminar las toxinas.

Cuando se trata de nuestros cuerpos, hay por lo menos 45 nutrientes esenciales que necesita el cuerpo para desempeñar las funciones corporales necesarias -y probablemente más si se incluyen todos los oligoelementos vitales. “Esencial” significa que el cuerpo no puede fabricarlos y tienen que venir de fuentes externas.

La importancia de las enzimas digestivas

Una función metabólica adecuada requiere por lo menos 13 tipos de vitaminas y 20 tipos de minerales además de grasas, hidratos de carbono y agua. Todos estos elementos se combinan para asegurar que cuando se consumen alimentos, éstos se descomponen en sus componentes básicos para su absorción y luego son transportados por el sistema sanguíneo a todo el cuerpo.

Nutrientes, incluidos enzimas, trabajan conjuntamente y actúan como catalizadores para fomentar la absorción y asimilación. Sin enzimas digestivas el cuerpo no puede absorber nutrientes en los alimentos que no se descomponen adecuadamente.

Con el paso de los años, el cuerpo lentamente pero sin parar, pierde su habilidad para producir enzimas y ocurren caidas en producción importantes cada diez años. Al principio, estas caidas no son muy evidentes, pero al ir pasando el tiempo empezamos a descubrir que no podemos tolerar o disfrutar de ciertos alimentos que nos gustaban en el pasado. También podemos notar una reducción en la fuerza y esto es muy probable que signifique que estamos con bajos niveles de enzimas.

En uno de sus informes sobre el antienvejecimiento, el autor de salud natural Jon Barron constató el importante papel desempeñado por las enzimas digestivas en el anti-envejecimiento en su informe sobre las enzimas digestivas.

Cómo influyen las enzimas en la longevidad

El Dr. Howell, en su libro sobre nutrición de enzimas, lo dice muy claramente cuando escribe que la esperanza de vida de una persona está directamente relacionada con el agotamiento de su potencial enzimático. Y el uso de enzimas alimenticias reduce ese nivel de agotamiento y por lo tanto tiene como resultado una vida más larga, saludable y vital.

Las enzimas son proteínas que facilitan reacciones químicas en organismos vivos. De hecho, son necesarias para cada una de las reacciones químicas que tienen lugar en tu cuerpo. Todas tus células, órganos, huesos, músculos y tejidos están activados por enzimas.

Tu sistema digestivo, sistema inmune, sistema sanguíneo, riñones y pancreas además de tu capacidad de ver, pensar, sentir y respirar, todos dependen de enzimas. Todos los minerales y vitaminas que comes y todas las hormonas producidas por tu cuerpo necesitan enzimas para poder funcionar adecuadamente. De hecho, cada función metabólica de tu cuerpo está gobernada por enzimas. Tu aguante, tu nivel energético, tu habilidad para utilizar vitaminas, tu sistema inmune, todos gobernados por enzimas.

No dejes de leer:
La falta de sueño puede aumentar el peso corporal y el riesgo de Hipertensión difícil de tratar.

Los beneficios de las enzimas digestivas se asocian principalmente con las actividades metabólicas. Las enzimas digestivas son ampliamente clasificados en tres grupos. Se mencionan a continuación.

  1. Las enzimas proteolíticas: La enzima proteasa ayuda a proteína desglose en aminoácidos.
  2. Las enzimas amilolíticas: La amilasa enzima ayuda a degradar las moléculas de carbohidratos y el almidón en azúcares simples.
  3. Las enzimas lipolíticas: La lipasa enzima ayuda en la degradación de las moléculas de grasa en ácidos grasos y glicerol.

Aparte de los grupos principales, hay otras categorías de enzimas digestivas naturales, que ayudan en múltiples actividades. Ellos se dan de alta a continuación.

  • Celulasa
  • La lactasa
  • Invertasa
  • La bromelina
  • Somazyne
  • Amiloglucosidasa
  • Maltodextrina
  • Las proteasas ácidas
  • Papaína

Las enzimas digestivas son producidas tanto internamente (notablemente por el páncreas y otras glándulas endocrinas) y están presentes en alimentos crudos que comemos. Al nacer venimos con cierto potencial para fabricar enzimas en nuestro cuerpo, una “reserva” enzimática. La naturaleza nos ha diseñado de manera tal que estamos constantemente renovando esa reserva a través de una nutrición y costumbres alimenticas adecuadas. Desgraciadamente eso no ocurre.

Veamos por qué actúan así las enzimas digestivas

La mayoría de las personas cree que cuando comes una comida esta cae dentro de una cantidad de ácido del estómago donde se descompone y luego entra en el intestino delgado para extraer los nutrientes y luego entra en el colon para ser eliminado si tienes suerte.

La intención de la naturaleza es que comas alimentos ricos en enzimas y mastiques tus alimentos adecuadamente. Si hicieras eso, la comida entraría en el estómago conjuntamente con enzimas digestivas. Estas enzimas luego “pre-digieren” tus alimentos durante una hora mas o menos, descomponiendo un 75% de tu comida.

Después de este periodo de “pre-digestión” se introduce ácido hidroclorico. El ácido neutraliza a todas las enzimas pero empieza su propia función de descomposicion de lo que queda del alimento.

Eventualmente este alimento rico en nutrientes se traslada al intestino delgado. Una vez que los alimentos entran en el intestino delgado, el páncreas vuelve a introducir enzimas digestivas al proceso. Al completarse la digestión los nutrientes pasan por la pared intestinal y entran en el sistema sanguíneo.

Esto es lo que la naturaleza ha diseñado. Desgraciadamente la mayoría de las personas no vive como ha diseñado la naturaleza.

La función de las enzimas digestivas a nivel sistemático

fibromialgia

Lucha contra la inflamación

La inflamación es la causa del dolor asociado con muchos tipos de dolencias tales como lesiones deportivas, dolores musculares, ciatica, dolor de espalda crónico e incluso artritis y fibromialgia. Las enzimas sistémicas digestivas pueden ser una alternativa saludable a los fármacos no esteroides y anti-inflamatorios tales como acetominifreno, ibupofreno y aspirina.

Las enzimas digestivas ayudan a reducir la inflamación de las articulaciones y músculos, actúan como un aliviador del dolor y ayudan a reducir proteínas C reactivas, marcadores de inflamación. Además, las enzimas digestivas pueden reducir la inflamación al eliminar toxinas y residuos del sistema circulatorio y pueden reducir la inflamación relacionada con el síndrome de Sjogren.

Las enzimas luchan contra la fibrosis

La fibrosis es un tipo de formación de tejido cicatrizante que contienen fibrina (un tipo de proteína) y puede formar masas o formaciónes tipo red en todos los tejidos del cuerpo, músculos y órganos. El exceso de tejido fibroso es considerado por el cuerpo como “proteínas extrañas”. Cuando hay una acumulación excesiva de fibrina, las enzimas sistémicas pueden ayudar a reducir estas proteínas “extrañas”. Eliminar la acumulación de fibrina a través de enzimas digestivas puede ayudar a luchar contra el proceso de envejecimiento y puede ayudar a reducir los síntomas de fibromialgia, endometrosis, tumores fibroides uterinos y síndrome de fatiga crónica.

Las enzimas digestivas también pueden reducir el espesamiento de la sangre debido a depósitos de fibrina y desatorar el sistema circulatorio asi aumentando la circulación, reducir las venillas y arrugas, aumentar la funcionalidad del pene y aumentar las capacidades de curación reduciendo tejido cicatrizante post-operativo.

Modulación del Sistema Inmune

Cuando el sistema inmune se agota o se lesiona, las enzimas digestivas pueden ayudar a aumentar la respuesta inmune, produciendo más células asesinas naturales y mejorando la eficacia de las células blancas, todo lo cual puede acarrear una inmunidad mejorada. Estas enzimas también pueden aligerar la curación, aumentar los mecanismos de defensa del cuerpo modulando el sistema inmune, prevenir el rechazo de órganos y tejidos trasplantados, modular la ruta de señalización celular que activa la inmunidad y equilibrar la sinergia de todo el cuerpo.

Lucha contra la contaminación de la sangre

La sangre a menudo se contamina con toxinas cuando el hígado está sobrecargado y su capacidad para limpiar la sangre se reduce. La sangre también puede contaminarse cuando se acumula un exceso de fibrina y hace que la sangre se espese. El resultado de tal contaminación y espesamiento puede acabar siendo un entorno perfecto para la formación de coágulos de la sangre. Cuando se toman enzimas sistémicas, su presencia enla sangre puede ayudar a un funcionamiento normal del hígado ayudando a eliminar el exceso de fibrina y reducir la pegajosidad de las células sangúineas, que a su vez puede ayudar a minimizar una de las causas principales de apoplejía, ataques del corazón y coágulos de sangre.

No dejes de leer:
Ensalada Antiinflamatoria con Coliflor y cúrcuma.

Las enzimas sistémicas digestivas en la sangre también pueden descomponer materias muertas a tamaños los suficientemente pequeños que puedan pasar inmediatamente al sistema excretor y mantener una prevención de coágulos en el flujo sanguíneo y la agregación de plaquetas dentro de las venas sanguíneas.

Otros beneficios de las enzimas digestivas para la sangre incluyen colaborar en el proceso de desintoxicación del hígado para ayudar a mantener una sangre más limpia, mejorar la funcionalidad de los receptores de las células blancas de la sangre y su habilidad para luchar contra las infecciones y mejorar la homeostásis.

El papel de las enzimas contra los virus

Los virus tienen un revestimiento exterior de proteina que se usa para ligar los virus con el ADN de nuestras células de manera que los virus se puedan replicar que a menudo resulta en daños. Las enzimas sistémicas pueden alterar esta pared proteínica externa y volver inertes a los virus inhbiendo su replicación. Además, las enzimas digestivas, que incluyen Serrapeptasa pueden ayudar a mejorar las habilidades de los anti-víricos para matar virus, pueden servir como filtros internos para limpiar el sistema circulatorio y pueden reducir la carga vírica.

Las enzimas digestivas y particularmente las enzimas pancreáticas, que contienen chimotripsina, son tan eficaces como herramienta en la lucha de muchos cánceres, tales como el cáncer pancreático, ayudan a descomponer el revestimiento protector en la cual se encapsulan las células del cáncer.

Los alimentos con enzimas digestivas naturales

Las verduras y frutas que contienen enzimas digestivas deben formar parte de la dieta regular. Cuando se consumen con otros alimentos, que catalizan el proceso de digestión. Las enzimas naturales son igualmente poderosos como tablas químicas o jarabes que contienen enzimas digestivas. Por lo tanto, una mayor ingesta de estas sustancias es capaz de mantener la actividad metabólica normal del cuerpo. Las personas que sufren de trastornos de salud pueden aumentar la ingesta de estos alimentos cargados de tales enzimas.

El poder curativo de las enzimas digestivas

Papaya

La papaya es una fuente natural de la enzima proteasa. La enzima presente en la pulpa de fruta de papaya es papaína. La papaína es también conocida como la limpieza de la enzima, ya que mejora la textura de la piel. Esta enzima se encuentra abundantemente en el látex del árbol. El látex es tóxico para la salud. Por lo tanto, la enzima se extrae mediante un proceso industrial y se vende comercialmente en forma de comprimidos. También se utiliza para ablandar la carne. Es una tableta ayuda digestiva que ayuda a la ruptura de una comida rica en proteínas. Sin embargo, comer demasiado papaya eleva el nivel de la papaína en el cuerpo que puede ser más perjudicial para el cuerpo. Los efectos secundarios pueden ser indigestión, náuseas, distensión abdominal y diarrea.

Kiwi

enzimas digestivas kiwi

La presente enzima proteolítica en el kiwi es conocido como actinidina. El kiwi es popularmente conocido como la grosella espinosa china que ayuda en la digestión de los alimentos ricos en proteínas. La actividad de actinidina es similar a la de la bromelaína y papaína enzima. Actúa como un catalizador para la digestión de proteínas. La bondad de la fruta kiwi no es poco explorado como la gente puede tener una reacción alérgica asociada con actinidina. También puede causar diarrea y náuseas. Consumir sólo si no son sensibles a actinidina.

Piña

Piña

La piña es una gran fuente de bromelina enzima. Es una enzima proteasa que ayuda en la descomposición de las moléculas de proteína. La pulpa de piña fresca es una fuente natural de bromelina. Sin embargo, las compañías de hierbas que venden este producto realizan la extracción de la enzima de la piña y las piezas se venden en forma de tabletas o pastillas. Muchas tiendas de alimentos orgánicos suministrar productos de piña que contienen bromelina para curar la artritis. También actúa como un antioxidante para el cuerpo.

A pesar de enzimas como la catalasa y pectinasa están presentes en las patatas, los tomates y las manzanas, no son de mucha ayuda digestiva. Las enzimas digestivas naturales presentes en la mencionada lista de los alimentos, se utiliza a menudo para terapia de la enzima digestiva. La ingesta de estos alimentos con moderación es muy útil para personas que sufren de trastornos de la indigestión, estreñimiento y gastritis. Efectos secundarios digestivos enzimas se observó sólo cuando se consumen todos los días en exceso,. Brotes, frutos secos y legumbres también contienen enzimas digestivas beneficiosas. Para obtener los máximos beneficios, consumir las frutas y verduras crudas o hervidas.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida