Adelgazar Bajar de peso

El té blanco, una opción natural para adelgazar

En la actualidad el mercado ofrece varios tipos de productos que actúan beneficiosamente para facilitar la pérdida de peso, mejor el estado de salud del organismo y resultados similares.
Uno de los productos que se ha hecho popular en los últimos años para conseguir adelgazar es el té blanco, una de las bebidas que a la par del té verde se han convertido en dos de las opciones favoritas para los interesados en conseguir un vientre aplanado y reducir el peso.

El té blanco, una opción natural para adelgazar

Beneficios del té blanco para adelgazar

  • Su acción principal se concentra en la zona digestiva, así que el tránsito intestinal se verá mejorado con su consumo.
  • Por otro lado, el té blanco elimina sustancias que el cuerpo ya no necesita, es por ese motivo que se lo considera como un potente quemador de grasa y de toxinas que colabora con la expulsión de líquidos.
  • Además de ayudarnos a perder esos kilos de más, el té blanco controla los niveles de colesterol y triglicéridos.

Razones para usar el té blanco

Dentro de la gran variedad de tés que se pueden encontrar, se resalta el caso del té blanco porque su producción es mucho más cautelosa que los demás, así que el producto se caracteriza por gozar de unos resultados únicos para quien lo use.

En cuanto a la forma en la que se encuentra el té blanco hay que aclarar que será a partir de sus hojas que prepararemos las infusiones para nuestras bebidas. Igualmente hay alternativas como las cápsulas o las pastillas para quien lo prefiera en este tipo de presentación.

Otra de las ventajas del té blanco consiste en que es un producto natural para perder peso que no tiene ningún tipo de contraindicación que haya sido señalada hasta el momento por los expertos, así que su consumo es aconsejable para todos. Claro, debes evitar un consumo en exceso, pues como cualquier otro tipo de producto podría traer graves consecuencias.

No dejes de leer:
Peso ideal y cómo podemos descubrir el nuestro

té blanco

Razones por las que se recupera el peso perdido

Una de las molestas situaciones con las que se encuentran algunas personas que se han dedicado a practicar una dieta rigurosa es notar que una vez han bajado de peso lo vuelve a recuperar en poco tiempo, también conocido como “el efecto rebote”.

Este tipo de problema es más común de lo que se piensa, así que aquí te mostramos algunas de las razones por las que se recupera el peso que se ha perdido en los momentos en los que menos se los espera.

Las dietas de valor calórico. Las dietas que son muy restrictivas se caracterizan por su desequilibrio nutricional y dietético, así que son peligrosas para el cuerpo. Generalmente son planes alimenticios en los que se busca que la persona consuma menos de 1200 calorías al día.

  • Con ellas bajamos el nivel de glucógeno así que el cuerpo busca cómo reponerlo. Finalmente lo obtiene de los músculos o cartílagos, pero como consecuencia del proceso se liberan sustancias tóxicas o grandes cantidades de agua.
  • El déficit causado con el punto anterior, una vez se termina con la dieta, el cuerpo trata de recuperarlo al hacer que los tejidos crezcan de nuevo y rápidamente almacenan calorías y grasas.

adelgazar con té blanco

Saltarse las comidas. Es una estrategia errónea para bajar de peso. Si se lleva a la práctica consumiremos las reservas de calorías y grasas que se almacenan en el cuerpo, pero una vez retornemos a nuestro régimen el organismo lo restaurará todo en poco tiempo.

No dejes de leer:
Perder peso con bicarbonato de sodio

Los cambios en la rutina. Los cambios en los hábitos de la vida diaria como los cambios de horario en el trabajo, discusiones con la pareja, la ansiedad o temporadas como la del verano en la que sólo se piensa en festejar, también son causantes de un desequilibrio con el peso.

Abandonar los hábitos saludables. Si una dieta ha funcionado bien en el cuerpo intenta no dejarla. Esto no significa que continúes con el mismo régimen al pie de la letra, pero sí que sostengas el ritmo de vida con el que lograste adelgazar.

La acción del té blanco en la dieta

Los antioxidantes presentes en el té harán que el metabolismo se pueda acelerar y con ello asegurar la pérdida de peso. Otra variación a esta afirmación es que, debido a que el té blanco contiene cafeína, se puede producir la pérdida de peso. La razón se atribuye a que la cafeína ayuda a quemar calorías rápidamente, pero sin dudas en este caso, la cafeína puede ayudarte a mantener tus rutinas de ejercicios con mayor energía, y quizás ese sea su gran aporte en ese sentido.

No existe una bebida que por si sola pueda hacerte desaparecer las libras de más. El té blanco nunca puede sustituir a un plan de alimentación balanceado que incluye ejercicio regular, pero si puede acompañar la dieta para conseguir mejores resultados y un periodo de tiempo más corto.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida