Belleza

El uso diario de estos objetos puede manchar la piel

Las manchas en la piel pueden aparecer precedidas por diversas cusas, en algunas ocasiones de manera natural revelando condiciones alteradas en la melanina, y en otras, como consecuencia del uso diario de objetos o productos de belleza que inciden directamente sobre las células y las dañan.

El uso diario de estos objetos puede manchar la piel

Objetos que pueden manchar la piel

Los rayos del sol directos al rostro son la principal causa de manchas en la piel según la Asociación Mundial de Dermatología. Y es que no utilizar un bloqueador solar adecuado puede provocar daños en la composición estructural de los melanocitos que son los que le dan el color oscuro a la piel. Pero existen prácticas y descuidos que pueden manchar la dermis, a continuación presentamos las más comunes, si estás prácticas alguna de ellas es importante que la identifiques para cuidar tu salud.

Por la proximidad al fuego

Las células están compuestas por agua, cuando se les expone a diferentes temperaturas se dañan. Esta regla aplica a los melanocitos de la piel, cuando la mano u otra parte del cuerpo toca el fuego directamente o una superficie con alta temperatura, las células se resiente hasta el punto de dañar su pared biológica y por ende esto puede manchar la piel. Si el trabajo diario requiere este tipo de práctica se recomienda utilizar guantes u otro tipo de protección superficial.

Por radiación electromagnética

La radiación tiene diferentes categorías, el sol, por ejemplo, transfiere cierto tipo de radiación que la piel logra eliminar a través quimiorreceptores. Pero la iluminación artificial, no importando el tipo que sea, desprende radiación electromagnética que equivale a tres veces la cantidad que se percibe de los rayos UV del sol.

No dejes de leer:
Beneficios de bañarse con Sales de Epsom

La mayoría de personas no sufren de este contacto, pero si se descubre que la piel se mancha cuando se acerca a la luz de lámparas y similares, entonces se debe utiliza protector solar incluso dentro de ambientes cerrados.

manchas en la piel

Por exposición a aparatos electrónicos

Viene siendo el mismo principio de la causa de las manchas de la piel anterior. En este caso en poco más fuerte, aparatos electrónicos como el refrigerador, microondas, la computadora o un simple televisor, ocasionan en algunas personas daños en la piel e incluso su efectos trascienden a niveles moleculares más profundos. Evitar la utilización de cada uno de estos aparatos sería imposible, pero si se deben tomar ciertas recomendaciones que más adelante se mencionan, porque estos pueden manchar la piel u oscurecerla en ciertas zonas.

Ondas magnéticas del móvil

En 2010 el mundo se estremeció al ser espectador de una serie de documentos reveladores acerca de los daños que podría ocasionar la utilización exagerada de los teléfonos celulares. La radicación conjunta que desprende cada metal con el que el que se fabrican ocasiona que las células alteren su composición biológica y en etapas tempranas estallen al punto de manchar la piel. En circunstancias más delicadas provocan constantes dolores de cabeza, mareos y su alteración más fuerte: propician la iniciación de cáncer en piel.

Broncearse artificialmente

Afortunadamente esta práctica ha disminuido en los últimos cinco años. Si se conjugará la cantidad de fotones de luz que recibe la piel al día por el sol con los del móvil y se añade los de la TV y otros aparatos electrónicos, se podría llegar a la mitad de la cantidad de rayos ultravioleta que recibe el cuerpo en una cámara solar.

No dejes de leer:
Pelo cobrizo, cómo conseguirlo y mantenerlo radiante

Los efectos secundarios de la estimulación de la piel y de los melanocitos para broncearse son progresivos. Quizá en las primeras sesiones no se note, pero el cuerpo se debilita y la incidencia en el rompimiento celular es inminente. Dejar esta práctica diaria es de suma importancia si no se desea padecer de problemas más severos en la piel en un futuro cercano.

Consejos para cuidar la piel

  • Utilizar un protector solar que sea compatible con el PH interno.
  • Resguarda la integridad de la piel utilizando prendas que la cubran en días soleados.
  • Realizar una exfoliación ocasional para eliminar toxinas adheridas a la piel y que ocasionan manchas antiestéticas.
  • Dejar de utilizar bronceadores artificiales, en el mejor de los casos, broncearse de manera natural vendría siendo menos dañino.
  • Beber no menos de un litro de agua al día, la piel brillosa es resultado de células hidratadas.
  • Además de beber agua, se recomienda llevar una dieta que incluya frutas, verduras y frutos secos. El aporte de nutrientes en estado líquido es beneficioso para la piel; los frutos secos por su parte, aportan una cantidad considerable de proteínas que ayudan a mejorar la producción de melanocitos cuando estos son dañados por las causas antes mencionadas.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida