remedios caseros

Eliminar la placa dental con remedios naturales

La placa dental es esa capa incolora que se forma en los dientes y que le da una sensación rugosa, está formada por un residuo de partículas de alimentos, azúcar y saliva, que atraen a las bacterias y los gérmenes, creando la placa dental.

Interior de una boca llena de placa dental y sarro en los dientes

Desde el primer momento en que llevamos comida a la boca la placa se comienza a formar, y no sólo afecta a los dientes, sino también a las encías y la lengua, sobre todo cuando no se hace la higiene bucal correcta.

Cuando se deja que la placa se acumule, entonces se forma el sarro, que es lo que le da un tono amarillento a los dientes y los mancha. También genera mal aliento y puede provocar caries en los dientes.

Remedios caseros para eliminar la placa dental

La placa no es sólo un problema estético, cuando se descuida demasiado, pueden provocarse graves lesiones bucales, que harán que tu salud bucal se vea seriamente afectada. Por eso hay que tener muy buenos hábitos de higiene, cepillarse después de cada comida y usar el hilo y enjuague bucal; pero si ya sufres del problema puedes recurrir a algunos remedios caseros para eliminar la placa dental.

Aceite de coco y bicarbonato de sodio

Usa aceite de coco para remover la placa dental

El aceite de coco es conocido por ser un potente agente antimicrobiano, y es muy útil para destruir las bacterias que se acumulan en la boca, combinado con el bicarbonato, que también es muy poderoso, puedes obtener una pasta que hará que tus dientes se vean sanos y libres de placa dental.

No dejes de leer:
Recetas naturales para eliminar el pie de atleta

Ingredientes y Preparación

  • 2 cucharadas de aceite de coco.
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio.

Mezcla el aceite de coco con el bicarbonato de sodio, hasta formar una pasta cremosa. Luego la tomas como si se tratara de una pasta dental normal y te cepillas como lo haces regularmente. Hazlo al menos unos 3 minutos y luego enjuaga, puedes hacerlo unas dos veces a la semana, ya que el bicarbonato en exceso puede dañar el esmalte de los dientes.

Sal y bicarbonato de sodio

La sal tiene una función antiséptica y el bicarbonato puede eliminar las bacterias que forman la placa dental y así neutralizar el crecimiento de las bacterias evitando que el sarro se reproduzca. Puedes hacer un enjuague bucal que no solo limpia los dientes, sino también la lengua, encías y mejillas.

Ingredientes y preparación

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio.
  • ½ cucharadita de sal.
  • 1 vaso de agua.

Calienta el agua y agrega la sal y el bicarbonato de sodio, debes remover hasta que estén por completo disueltos y luego deja que el agua tenga una temperatura templada para poder tomar los buches.

Te cepillas como de costumbre y luego tomas el enjuague de sal y bicarbonato, teniéndolo en la boca al menos un minuto. Puedes usarlo unas tres o 4 cuatro veces por semana para mantener tus dientes saludables.

No dejes de leer:
Cómo preparar un zumo natural para calmar la indigestión

Fresas y aceite de coco

Los cítricos como las fresas y el aceite de coco tienen efectos blanqueadores para los dientes, que además eliminan el sarro. Puedes hacer una pasta con unas 3 fresas y una cucharadita de aceite de coco, trituras y formas una pasta que usarás como de costumbre. De esta manera eliminarás la placa dental, dejando un boca más limpia y evitando las complicaciones que suelen presentarse en tus piezas dentales, encías y lengua.

Cáscaras de naranja

La naranja es una solución muy acertada para eliminar la placa dental de manera rápida y efectiva, esto gracias a la presencia de vitamina C concentrada en la cáscara, la cual ayuda a blanquear los dientes y limpiarlos de manera segura.

La manera de utilizar ña cáscara de este cítrico es muy sencilla, sólo deberás frotarla sobre tus dientes durante unos minutos, con movimientos suaves y repetitivos, esto se realiza antes de la limpieza con cepillo.

Con todos estos consejos ya podrías comenzar a notar una sonrisa más limpia, sin embargo, si no es el caso, lo recomendable es la consulta con un dentista que podrá ayudarte a eliminar el sarro y quitar la placa dental de una manera más segura.