Psicología

Entendiendo el Poder de la Gratitud

La gratitud es quizás la clave más importante para encontrar el éxito y la felicidad en los días modernos. Saber lo que apreciamos en la vida significa saber quiénes somos, qué nos importa y qué hace que cada día valga la pena. Siempre comienza lo que sea usando el poder de la gratitud. Este es, incluso, el consejo que nos llega de las enseñanzas contemplativas de la sabiduría del mundo de los indígenas.

gratitud

Prestar atención a aquello por lo que nos sentimos agradecidos nos pone en un estado de ánimo positivo. Nos conecta con el mundo que nos rodea y con nosotros mismos. Investigaciones demuestran que, centrarse en lo que estamos agradecidos es una forma universalmente gratificante de sentirse más feliz y más realizado.

Agradecer mejora tu salud física y mental

Como un importante principio de salud mental, los beneficios de la gratitud se extienden mucho más allá de lo que podemos imaginar. Los estudios científicos han encontrado que la gratitud se asocia con:

  • Mayor felicidad
  • Más optimismo y emociones positivas
  • Relaciones nuevas y duraderas
  • Mejor salud
  • Más progreso hacia metas personales
  • Menos dolores
  • Más vigilancia y determinación
  • Aumento de la generosidad y la empatía
  • Mejor sueño
  • Mejora de la autoestima

Qué pasa cuando no se es agradecido

Cuando no se practica la gratitud, se vive con una actitud interna de conciencia de escasez y pobreza, también nos hace presos a ser manipulados por fuerzas externas que nos dicen que vamos a encontrar la felicidad y la satisfacción – finalmente- si tan sólo adquirimos o consumimos tal o cual producto, o, una vez que hayamos ido a tal o cual lugar, etc.

Nuestra preocupación por la búsqueda de la satisfacción interna por medio de fuentes externas, nos mantiene en un interminable carrusel de ronda de actividades y distracciones siempre esperando y esperando a que llegue la felicidad desde afuera.

Después de que el placer temporal o sensación de logro se disipa y desaparece – como casi siempre ciertamente sucede – nos encontramos una vez más persiguiendo lo siguiente que nos llenará.

Agradecer constantemente es la clave para curar la insatisfacción e insuficiencia

El milagro de la práctica de la gratitud es que, ésta revierte este patrón de mirar hacia el exterior para la satisfacción, y al instante nos pone en contacto con todos los dones y bendiciones que ya están presentes en nuestra vida. Cambiamos el giro del movimiento perpetuo en la rueda de buscar la felicidad desde el exterior, por la generación de la felicidad desde el interior y hacia afuera.

No dejes de leer:
4 signos de que eres una persona de carácter fuerte pero muy sensible

Esta práctica es fácil de hacer y se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. Lo principal es comenzar a hacer esta práctica cada vez más a menudo, y cada vez con mayor regularidad, en tu vida.

gratitud es estar presente

Cómo podemos aprender a ser más agradecidos

Sin inconvenientes para practicar más gratitud, parece una meta que todos abrazaríamos. Sin embargo, cuando pretendemos invocar el poder de la gratitud, debemos tener en cuenta dos preguntas: ¿qué barreras enfrentamos al sentirnos agradecidos en nuestra vida cotidiana y cómo podemos conectarnos más plenamente con nuestros sentimientos de aprecio? Y las respuestas podrían ser muchas, pero básicamente, el problema radica en que, nos es difícil reconocer lo que tenemos; y porque la gratitud nos recuerda lo que nos faltaba en el pasado.

Pero existen maneras de empezar a reconocer lo que siempre hemos tenido y que nunca lo vimos por vivir en un pasado o porque se nos hizo creer que no teníamos nada. Sigue los siguientes consejos para acercar más el poder de la gratitud a tu vida:

Desafía tu voz interna crítica

Podemos comenzar a sentir más gratitud al aquietar los pensamientos negativos que nos vuelven contra nosotros mismos y las personas que amamos. La voz interior crítica es un proceso de pensamiento destructivo que nos lastima en nuestras vidas diarias avergonzándonos y advirtiéndonos contra otros. Este crítico interior es como una nube oscura sobre nuestras cabezas, salpicando pensamientos como: “¡Hoy va a ser uno de esos días, es muy estresante!” A veces, la voz interna crítica nos inunda con un aguacero total. Esta voz incluso puede sonar tranquilizadora con pensamientos como, “Sólo cuídate. Nadie más lo hará.”

Actúa agradecido y acepta más

Esto suena obvio y simplista, pero es una verdad simple que, así como actuar más amoroso nos conecta con nuestros sentimientos de estar enamorados, expresar más gratitud nos hace sentir más agradecidos. Para llamar el poder de la gratitud podemos participar en actos que nos ayuden a conectarnos con nuestros sentimientos de agradecimiento, desde pequeños gestos como mirar al mesero a los ojos todas las mañanas mientras nos sirve café o agradeciendo a un compañero de trabajo por una tarea útil que realiza regularmente.

No dejes de leer:
¿Sabías que todos tenemos un sistema inmunológico psicológico?

Puede significar tomarse el tiempo para llamar a un amigo para expresar nuestra gratitud o hacer algo reflexivo e inesperado para que a nuestro compañero le facilite el día y para mostrar cuánto lo apreciamos. En cada uno de estos actos, debemos esforzarnos por estar presentes y absorber todo lo que ocurre. Deberíamos tratar de no desviar nuestros ojos o desprendernos de las cálidas respuestas que podamos recibir.

Practica mindfulness / atención plena

El psicólogo Jack Kornfield dijo recientemente en una entrevista: “El cultivo de la atención plena, realmente nos permite estar presentes para nuestro propio cuerpo, para la persona que tenemos enfrente, para la vida que nos han dado. De eso crece, naturalmente, el espíritu de gratitud”.

Jon Kabat-Zinn define la atención plena bastante bien como “prestar atención a propósito en el momento presente, sin prejuicios. Como si tu vida dependiera de ello”. Él lo recomienda como “una forma de conectar con tu vida que no involucra mucha energía sino un tipo de cultivar la atención de una manera particular”. Cuando practicamos la atención plena, permitimos que nuestros pensamientos y sentimientos se muevan a través de nosotros sin tomar el control y hacernos perder. La atención plena nos permite estar más conectados con las personas que nos rodean y despertar a lo que nos hemos perdido, mientras nos conectamos con nuestra existencia diaria y aprendemos del poder de la gratitud. Practicar la atención plena es una forma continua, orgánica y efectiva de aprovechar nuestros sentimientos de gratitud.

Despierta tu sentido de maravilla

El asombro es la sensación de asombro (humildad y asombro) ante el misterio de la vida. El asombro no es solo una emoción barata, o una impotencia atónita; es una apreciación de toda la vida, tanto la frágil como la exaltadora. El asombro nos inspira a ver a través de la mezquindad de la vida, y nos conecta con la gran imagen, la “gran aventura”, y esta aventura tiene un potencial importante para sanarnos y dar sentido a nuestras vidas.

¿Has experimentado el poder de la gratitud? ¡No dejes de comentar con nosotros tus experiencias!

Comparte esto: