Cocina Recetas

Envueltos de repollo con zanahoria para enfermedades inflamatorias

Cocinar repollo en cocción lenta, le da un toque dulce, suave y super satisfactorio en los meses más fríos y en cualquier época. Esta receta es una comida todo en uno, llena de vitaminas B, fibra, calcio y minerales. Las vitaminas B son esenciales para la salud, permitiendo a nuestros cuerpos convertir lo que comemos en combustible para nuestras células, que luego se presenta como función cognitiva adecuada y niveles de energía óptimos. Una receta particularmente buena, si padeces de enfermedades inflamatorias.

envueltos de coliflor en un plato servidos en caldo de hueso para enfermedades inflamatorias

Envueltos de repollo con zanahoria, una receta para enfermedades inflamatorias

Esta receta de cocción lenta, envueltos de repollo con zanahoria, está compuesto de otros ingredientes deliciosos y muy nutritivos que fortificarán tu cuerpo con los nutrientes necesarios para construír una salud más duradera. Es una receta de la serie de recetas antiinflamatorias, y excelente para personas que están lidiando con enfermedades inflamatorias autoinmunes, como artritis, fibromialgia, tiroides, y con exceso de Cándida.

Siempre inclúyela en tu menú de la semana porque es un platillo que además de delicioso, aportará, como hemos mencionado, lo necesario para que tu cuerpo se mantenga en equilibrio contra la inflamación, el dolor, la fatiga y la niebla cerebral, derivado de estos y otros síntomas.

Primero que todo, reúne los ingredientes, que son básicos. Nada que no se pueda tener ya en tu cocina o en el supermercado. Una vez que los reúnas, es cuestión de minutos la preparación, y un poquito más para empezar a degustar su deliciosa y nutritiva fusión.

No dejes de leer:
Propiedades del sauco y cómo hacer un Jarabe para fortalecer el sistema inmune

Envueltos de repollo con zanahoria y carne

6 porciones. Tiempo de cocción 2 horas

Ingredientes

  • 70 gms. (1 1/2 libras) de carne picada magra y orgánica
  • 2 tazas de caldo de hueso (rico en colágeno)
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla picada
  • 1 coliflor procesada (arroz de coliflor)
  • 1 repollo mediano
  • 1 taza de perejil fresco finamente picado
  • 1/4 taza de eneldo fresco finamente picado
  • 1/2 taza de betabel/remolacha picada
  • 1/2 taza de zanahorias picadas
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra

Instrucciones

  1. Cuece el repollo de vapor 6-8 minutos o hasta que esté suave.
  2. Mientras tanto, en una procesadora (o licuadora), pica el betabel / remolacha y las zanahorias hasta que estén finas.
  3. A continuación, pica la coliflor también para darle una consistencia de “arroz”.
  4. En un tazón separado, mezcla la carne picada, el ajo, las cebollas, el perejil, las remolachas, las zanahorias y la coliflor ya picadas, y agrega sal y pimienta.
  5. Una vez que el repollo se ha enfriado, despega las hojas y desecha el núcleo.
  6. Añadir una cucharada de la mezcla con carne y rodar las hojas, doblar las esquinas en primer lugar, luego rodar longitudinalmente y colocar en un plato para hornear.
  7. Vierte el caldo de hueso en el plato para hornear, espolvorea repollo con sal marina y pimienta. Hornea a 175° C (350° F) cubierto, por 60-90 minutos.
No dejes de leer:
Hot cakes sin gluten de banana de dos ingredientes

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest