Consejos Salud

Equilibra tus hormonas y consigue rejuvenecer la piel y el cabello

¿Tienes cabello sin vida, piel opaca y padeces de uñas débiles? Si es así, Deberás plantearte un cambio en la alimentación para que puedas hacer retroceder el reloj, y le des un nuevo aspecto rejuvenecido a tu cuerpo manteniendo el equilibrio hormonal óptimo.

Daños en el cabello por desequilibrio de las hormonas

El equilibrio hormonal y nuestra apariencia

Las hormonas afectan nuestra respuesta inmune perjudicando el crecimiento celular y la reparación del tejido. Veamos cada una de las principales hormonas que afectan nuestra apariencia y conozcamos algunos métodos que se pueden utilizar para lograr el equilibrio hormonal necesario para conseguir una piel joven y radiante.

Insulina

Los altos niveles de insulina pueden acelerar la formación de arrugas de la piel. El exceso de insulina ocurre con un mimo de alimentos altos en azúcar, como pasteles, panecillos, pasta blanca, arroz blanco y bebidas que causan picos de azúcar en la sangre y el aumento de la insulina.

Evitando estos alimentos mientras que también se consume una dieta balanceada de proteínas, carbohidratos y grasas saludables cada tres o cuatro horas ayudará a mantener tus niveles de insulina equilibrados. La privación del sueño también es asociado con niveles elevados de insulina, por lo tanto descansar las horas necesarias es lo ideal para evitar picos de insulina y rejuvenecer la piel y nuestro cabello.

Cortisol

Arrugas en la piel por desequilibrio hormonal

El estrés no sólo es malo para la salud, también se han documentado efectos del envejecimiento en las células de nuestra piel. Estudios realizados en ratas de laboratorio, revelan que la pérdida de colágeno en la piel causada por el cortisol es diez veces mayor que cualquier otro tejido; El cortisol es una de las mayores culpables de las arrugas prematuras y la flacidez de la piel.

Estrógeno

El estrógeno es producido por los ovarios antes de la menopausia y por las glándulas suprarrenales después de la menopausia. Las glándulas suprarrenales producen menos estrógeno si están cansadas, algo que es común con un estilo de vida estresante, trastornos de sueño, hábitos irregulares de alimentación o enfermedades crónicas.

Los niveles de estrógeno comienzan a disminuir en la mayoría de las mujeres a mediado o finales de los 40 años, aunque algunas mujeres, especialmente aquellas que son muy delgadas, pueden experimentar una caída mucho antes. Al disminuir la producción de estrógeno que ocurre naturalmente con la edad, vuelve la piel más delgada y menos elástica, lo que conduce a las arrugas y la flacidez debido a que se producen menos colágeno y elastina.

No dejes de leer:
7 Causas de la fibromialgia que tu doctor quizás no sabe

Elevar los niveles de estrógenos

Algunos simples cambios en la dieta pueden ayudar a mejorar los niveles de estrógeno a través de la ingesta de fitoestrógenos, tales como linaza y productos de soja fermentada (orgánica) Puedes combinar la linaza y la soja orgánica y preparar ensaladas o añadir a tus batidos.

Aumentar la ingesta de vegetales como el brócoli y coles de bruselas: contienen indols, compuestos que son esenciales para el equilibrio del estrógeno. Productos herbales como el regaliz, angélica, trébol rojo o el cohosh negro también se utilizan para aregular los niveles de estrógeno.

Testosterona

Mujer adulta con lineas de expresión muy marcadas

La testosterona excesiva, tanto en las mujeres o los hombres, puede causar acné en la cara, pecho o espalda. Con la edad, las mujeres tienden a experimentar un aumento en los niveles de andrógeno (una hormona sexual masculina) y una disminución de estrógenos, mientras que los hombres tienden a experimentar lo contrario – un aumento de estrógenos y una disminución de testosterona, lo que hace que la piel se reseque. Si se sospecha una deficiencia de testosterona, añadir hierbas como el abrojo (tribulus terrestris), el manejo del estrés y ejercicios con pesas pueden ayudar a restaurar los niveles óptimos para hombres y mujeres.

DHEA (Dehidroepiandrosterona)

La piel seca es un problema que aumenta con la edad. Curiosamente, la DHEA se convierte en la producción de aceite y parece ayudar a combatir este problema y mejorar la hidratación. La DHEA es una hormona que es un precursor de otras hormonas, como el estrógeno y la testosterona. Los niveles de DHEA tienden a declinar con el estrés, así como con la edad.

Esta hormona también aumenta la producción de colágeno, haciendo que la piel aparezca más suave y más joven a la vista. La respuesta inmune de la piel también parece mejorar con la DHEA, que puede ayudar a sanarla más rápidamente. Los hábitos del buen dormir también pueden ayudar a establecer lo niveles óptimos de DHEA, al igual que algunos suplementos que deben ser recetados por un profesional.

Melatonina

Un descanso apropiado para conseguir mejorar tanto la salud de la piel como la del cabello, se logra durmiendo las 8 horas diarias necesarias y en un cuarto oscuro. La melatonina y la serotonina, la hormona de la felicidad, se producen en nuestra piel desde el aminoácido triptófano. Ten en cuenta que si no conseguimos suficiente proteína en nuestra dieta, los niveles de melatonina también pueden disminuir. Según un artículo de julio de 2005 de la revista endocrina, la melatonina participa en el crecimiento del cabello y protección contra el melanoma.

No dejes de leer:
Porqué es indispensable tener propoleo en tu botiquín

Como una hormona antioxidante, la melatonina nos protege de los rayos UV y parece desempeñar un papel en la reparación de piel quemada o dañada. Puedes apoyar la producción de melatonina de manera tópica, pero esto debe estar en manos de un especialista, aunque la solución más práctica la conseguiremos con un buen descanso apropiado.

Progesterona

Al contrario de los estrógenos, los niveles de progesterona a menudo comienzan a disminuir en las mujeres a finales de los 30 años, lo que deja que nuestra piel se vea opaca y sin brillo. Las mujeres embarazadas, a menudo pueden conseguir un brillo especial en la piel,  el secreto es el alto nivel de progesterona. Esta hormona revitalizante es beneficiosa para la elasticidad de la piel y la correcta circulación de la sangre.

Los niveles de progesterona disminuyen con la menopausia, así como con el estrés. Los niveles de progesterona bajos también están asociados con condiciones como el síndrome premenstrual, enfermedad fibroquística de las mamas, infertilidad, mayor riesgo e incidencia de aborto espontáneo, así como síndrome de ovario poliquístico.

Los hombres con problemas de próstata también tienden a tener niveles bajos de progesterona. Los niveles de progesterona pueden apoyarse con el uso de aceite de onagra, hierbas como vitex (sauzgatillo) o cremas de progesterona natural. Como recomendamos anteriormente, el manejo del estrés y dormir bien también es crucial para mantener los niveles de progesterona en mejores condiciones.

Hormona de crecimiento

Si tu piel presenta arrugas marcadas, tanto en las mejillas, la barbilla o arriba de las rodillas, la disminución de la hormona de crecimiento es probablemente el culpable. Puesto que la hormona del crecimiento tiende a disminuir a medida que envejecemos, en este caso los suplementos son promovidos como una forma para “neutralizar” los efectos del envejecimiento.

La hormona del crecimiento es esencial para la reparación de la célula de la piel y la prevención de la flacidez. La producción de hormona del crecimiento está estrechamente vinculada a nuestro ejercicio, sueño y hábitos alimenticios. Si somos capaces de hacer ejercicio, dormir bien y mejorar nuestro consumo de proteínas, podremos mejorar, siembre dentro de nuestro alcance, la producción de esta hormona para mejorar tanto la apariencia como la salud de nuestros tejidos y el cabello.