Psicología Superación

Eres bella cuando te muestras imperfecta

Eres bella cuando te muestras imperfecta, seguramente habrás escuchado o leído esta frase ya anteriormente. La belleza es un tema tan polémico que nos mantiene gran parte de nuestras vidas preocupadas, sin embargo, mas allá de nuestros estándares sociales, existen un sin número de gustos, tantos como ojos y personas hay, no en balde se dice que la belleza está en el ojo del espectador, y ¿quien puede decir entonces que algo o alguien es bello?.

Eres bella cuando te muestras imperfecta

La perfección es agotadora

Sin embargo cada mañana te levantas con la idea de hacerte perfecta para salir a la calle, maquillajes, vestidos, tacos altos, cremas, pero y en todo esto en realidad te has preguntado ¿dónde quedas tú?, esa mujer, madre, humana que viaja todo el tiempo debajo de este disfraz.

Perfección agotadora

Publicidad y comercio se han encargado de darnos ciertos estándares sociales del concepto de belleza, cirujanos plásticos, implantes, correcciones odontológicas, químicos para el cabello, nos ha impuesto una carrera por alcanzar la belleza comercial, algunas veces sacrificamos tiempo y cosas importantes en nuestras vidas al unirnos a esta carrera. ¿Cuantas no han sufrido de dolores o han perdido de pasar momentos agradables por una cita en el salón de belleza? ¿Cuantas otras no han dejado su vida en un quirófano, por someterse a tratamientos invasivos?

Levantarnos a diario y mirar nuestra imagen al espejo, pasar horas pensando como nuestros cabellos pueden lucir mejor, qué deberíamos quitar o poner en nuestros cuerpos, se ha convertido en una verdadera obsesión, que cada vez más nos arrastra por un camino de frustraciones emocionales, que al final nos agota y se convierte en angustia, estrés y depresión. Atentando de esa manera contra nuestra salud y felicidad en general.

¿Bella o imperfecta?

Bella o imperfecta

 

La idea de ser imperfecta a veces nos aterra, pero el transcurrir de una vida realmente vivida va dejando en nosotras huellas que en general todas las mujeres tememos, el embarazo, cicatrices de trabajo, nuestra piel con los años pierde luz y tiene la tendencia a verse un poco más rígida.

No dejes de leer:
10 señales que nos revelan que estamos ante un vampiro emocional

Esas huellas representan en realidad huellas de un camino andado, de una vida vivida, y no hay peor muerte que aquella del que se niega a vivir, entonces entenderemos que vivirla es necesario y que estas huellas no son más que la representación corporal de lo que hemos aprendido a lo largo del transcurso de nuestro viaje, a pesar de ello existe la tendencia a restarle valor y ponerle connotaciones negativas para aumentar nuestro rechazo a ellas.

¿Quién, puede siquiera cuestionar la importancia de una estría frente a la experiencia de dar vida?, visto de esta manera, las estrías por ejemplo, son la clara representación de la maternidad.  Y ¿Quién puede negar la belleza del rostro de una madre cuando sostiene en sus brazos por primera vez su hijo?

Se dice que no existe mayor belleza que la que imprime la felicidad. aprender a redefinirla es nuestra obligación, hay mujeres que ya han comenzado a unirse a este movimiento.

Debemos dejar en claro que no debe haber prejuicios ni para quien decide cuidar su cuerpo ni para quien decide mostrarlo tal cual, si en ambos casos eres libre y sientes que estás haciendo con tu vida lo mejor, debes hacerlo sin miedos ni reparos, cada uno es libre de elegir lo que mejor quiere hacer con su vida. La reflexión anterior está basada en quienes se desviven por agradar, creyendo que deben ajustar sus cuerpos a un estandarte, muchas veces inalcanzable, para ser aceptados.

Muestra tu fragilidad

La fragilidad posee un fino misterio que en oportunidades no podemos ver, las cosas más hermosas en la vida suelen ser frágiles, pero a través de los años se nos enseña que ser frágil o débil es un aspecto negativo de nuestra personalidad que debemos combatir, cuando en realidad todos en mayor o menor medida somos frágiles, aprender progresivamente a aceptar que somos humanos y que no somos perfectos ni invencibles, proporciona a nuestras vida una cuota de tranquilidad absolutamente imprescindible para logar la felicidad, que debería ser bajo cualquier concepto el principal objetivo de vivir.

No dejes de leer:
Cómo distinguir a una persona con madurez emocional

En la fragilidad se alberga la humanidad, llorar , reír y expresarse libera al alma de pesos, que por más que tratemos de evitar terminan por acabar nuestra felicidad y ganas de vivir, permitirnos y aceptar que somos frágiles también tiene el mágico encanto de reencontrarnos con los otros que como nosotros reconocen en ti su propia fragilidad..

La belleza Imperfecta

¿Te has puesto a pensar algunas vez, porque todas seguimos buscando ser bellas a toda costa?, pues la respuesta es sencilla, la belleza perfecta no existe, cada vez que arreglas tu cabello piensas que hubieras podido hacerlo de otro modo, y si estás conforme empezarás a planificar otra clase de arreglo. La belleza real es la belleza imperfecta, esa que se muestra al natural, que no se tapa, ni corre tras modelos de publicidad, que se expresa en cientos de miles de cosas más allá de la ropa la moda o el cuerpo. La belleza real principalmente es estar feliz de estar aquí respirando y pasando por esta experiencia de vida, esa “tú” que no se niega a hacer nada de lo que le hace brillar los ojos.

Muestra tu imperfección y aprende a ser bella

Abandona la lucha innecesaria, no hay ningún enemigo que combatir ni ninguna meta que alcanzar para ser bella, no vas a obtener más felicidad por seguir buscando la belleza perfecta, decídete ahora a salir y dejarte ver tal cual eres, ríe y llora si es necesario, permítete estar agotada y cansada, o feliz y resplandeciente. Es la única forma en la que realmente puedes ser bella, siendo tu misma todo el tiempo.

Los disfraces plásticos cansan, son rígidos y antihumanos, es momento que comiences a dejarlos poco a poco atrás y a valorar tu esplendida figura natural y feliz. ¡Atrévete a ser de una buena vez por todas, realmente Bella, mostrando tu belleza imperfecta.!

No es la belleza lo que inspira la más profunda pasión. La belleza sin gracia es un anzuelo sin cebo. La belleza sin expresión cansa. -Emerson-

Redacción: Equipo de Vida Lúcida