Mujer Reflexiones

Ernestine Shepherd de 80 años fisicoculturista, dice “La edad no es nada sino un número”

Si siempre quisiste una prueba del mundo real de que la edad no es más que un número, lo has encontrado. Ella es Ernestine Shepherd. Con su vientre plano, brazos tonificados y excelente estado de salud, nunca imaginarías que esta fisico-culturista femenina está comenzando su década de los 80 años.

Ernestine Shepherd la edad no es importante

Tan impresionante como su físico es, una de las más increíbles partes de la historia de Shepherd es que ella ni siquiera empezó a trabajar en su cuerpo sino hasta que cumplió 56.

Ernestine Shepherd ejercitando demostrando que la edad no es importante

Ella y su hermana, Mildred Blackwell, decidieron ponerse en forma después de que intentaran ponerse trajes de baño y no estaban contentas con lo que vieron en el espejo. Las hermanas pusieron sus objetivos en convertirse en dos de las mujeres de mayor edad fisico-culturistas. Sin embargo, después de que Mildred murió, Shepherd devastada terminó con la presión arterial alta, ataques de pánico, reflujo ácido y depresión. Entonces, dijo que su hermana se le apareció en un sueño, instándola a seguir adelante con el sueño de fisico-culturismo que habían concebido juntas.

Shepherd fue declarada la fisico-culturista femenina de mayor edad del mundo según el Libro de Records Guinness en 2010 (Edith Wilma Conner ahora ostenta el título.)

Desde entonces, Shepherd dice que su salud ha mejorado dramáticamente. “Yo hago lo mismo día tras día”. “Ninguna medicina para la presión arterial alta. Ninguna medicina para los ataques de pánico. Ningún medicamento para el reflujo ácido. Salir a correr y caminar, ayudó a que la depresión y la ansiedad se fueran.”

No dejes de leer:
Esref Armagan - Pintando sin usar los ojos.

la edad no es importante Ernestine Shepherd en competencia

Parte de la rutina diaria de esta grandiosa mujer incluye levantarse a las 2:30 am y hacer lecturas motivacionales. Además de correr y hacer ejercicio, come 10 claras de huevo (huevos revueltos), junto con un puñado de nueces y bebidas de 16 onzas de agua. Ella también enseña clases en su gimnasio Maryland, Energy Fitness.

“Comencé mi clase con 10 personas y la clase ha crecido -. Algunas mañanas no todo el mundo cabe en la habitación”, dice Shepherd.

Para sus estudiantes, fomenta el ejercicio en cualquiera de sus formas. “No todo el mundo quiere ser un fisico-culturista. No todo el mundo quiere ser un corredor”, explica. ” Pero encuentra lo que te gusta hacer, es lo que les digo a mis señoras mayores y ‘No te olvides: La edad es nada más que un número y puedes lograr estar en forma.’ ”

Redacción de Vida Lúcida