remedios caseros

Esta combinación hace una bebida para regular el azúcar y colesterol

Si estás buscando cambiar hábitos alimenticios para mejorar tu salud, ya que tus niveles en tus análisis últimamente están saliendo muy desequilibrados: el azúcar alta, el colesterol hasta arriba e incluso, tu peso cada vez está adquiriendo más grasa y peso, no dejes de seguir la siguiente receta que hace un excelente bebida para regular el azúcar y todo lo demás.

bebida para regular el azúcar

Toma esta bebida para regular los niveles de azúcar en la sangre, deshacerse de las grasas del estómago y bajar el colesterol, en el desayuno, como merienda o cena, y verás los grandes cambios que empezarás a ver en tu salud y en tu día a día. No sólo equilibrarás tus análisis de sangre, sino tu peso y empezarás a adquirir más energía y ánimo durante todo el día.

Puedes tomarlo de esas maneras u optar sólo hacerlo en el desayuno, ya que es una de las comidas más saludables del día y los nutrientes se absorben más. Te recomendamos tomarlo a diario, así, todo el poder de esta combinación, rinde sus frutos más rápido.

¿Por qué esta receta para regular el azúcar y otras cosas importantes en tu organismo, es realmente beneficiosa?

La combinación de avena y chía llena de beneficios para la salud

La combinación de harina de avena y semillas de chía, hacen una fusión muy nutritiva. Tanto uno como el otro, son muy saludables y proporcionan al metabolismo y al sistema inmune, un excelente impulso para mantenerse lleno de energía durante el día.

No dejes de leer:
Remedios caseros para conseguir más volumen para el cabello

No sólo eso, si lo tomas diariamente, te ayudará en la pérdida de peso debido a que tiene funciones de ayudar en la quema de grasa corporal. Revisa los beneficios de sus ingredientes a continuación:

Harina de avena. Esta alternativa de harina refinada (la que habitualmente se consume porque no se tiene mucho conocimiento de que existen alternativas mucho mejores y más sanas), es rica en beta-glucano, una fibra soluble, que es un compuesto que es capaz de regular el azúcar en la sangre, fortalecer el corazón y reducir el colesterol malo. Además, es portadora de un contenido importante de fibra, minerales y proteínas.

Semillas de Chía. Además de este gran ingrediente de esta receta, están las semillas de chía. Estas semillas proporcionan en grandes dosis el omega 3, además de contener una interesante cantidad de calcio que compite con otros alimentos ricos en calcio, como los son los lácteos.

Así mismo, las semillas de chía por contener muchos beneficios antiinflamatorios y antioxidantes, pueden ser un gran soporte en el funcionamiento del corazón, la artritis y en la regulación del colesterol.

Bebida para regular el azúcar, el colesterol y el sobrepeso

jugo para regular el azúcar

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 1 cucharadita de polvo de canela
  • 1 taza de harina de avena orgánica/sin gluten (opcional lo último, es para reducir la posibilidad de inflamación si eres intolerante al gluten).
  • 2 cucharaditas de vainilla en polvo
  • 2 cucharadas de miel de abejas
  • 2 tazas de agua
  • 1 pizca de sal marina
No dejes de leer:
Remedio casero para contrarrestar el dolor muscular

Direcciones:

  1. Mezclar el agua, canela y vainilla y poner estos tres ingredientes en una olla para posteriormente llevarla a hervir.
  2. Reducir el calor y después agregar la avena. Dejar hervir de nuevo durante 5 minutos y poner a un lado.
  3. Cubrir y dejar durante 5 minutos para asentar la mezcla.
  4. Agrega por último, la miel y la sal.
  5. Vierte la mezcla en tazones y añade las semillas de chía al final y deja que absorban líquido antes de tomarlo aún calientito.

¡Te sorprenderán los cambios a la semana de estarlo tomando!

Como consejos adicionales: para llevar una rutina coherente con esta bebida que se vuelve un tratamiento medicinal, trata de hacer lo habitual que siempre te aconsejará cualquier especialista en salud: cuidar tus hábitos alimenticios eliminando de tu dieta lo que te perjudica, como lo son, alimentos procesados, frituras, gaseosas, alto consumo de carnes y embutidos, azúcar en todas las presentaciones, harinas refinadas, etc.