Reflexiones

Estar y aceptar la oportunidad

Pequeña fábula de Alejandro Jodorowski

Un grupo de náufragos trata de sobrevivir en una isla desierta. Logran vencer el hambre y el frío pero no pueden dominar el aburrimiento. El día que ven una mancha en el horizonte dan alaridos de felicidad. Producen una columna de humo, hacen señales. La mancha crece. Viene en dirección de la isla. Los eufóricos hombres calculan que es un gran trasatlántico. Imaginan su bar y su piscina llena de aterciopeladas mujeres. Al cabo de un tiempo ven que la forma no tiene las dimensiones esperadas. “¡No importa, es un barco de carga! ¡Tendremos vino!” Pero, al aproximarse más, la silueta otra vez defrauda sus esperanzas: sólo promete ser un navío pesquero. “¡Qué más da: podremos alimentarnos y volver sanos y salvos a la civilización!” El vehículo esperado resulta ser un tronco de árbol. Los náufragos, furiosos, lo dejan pasar sin darse cuenta que montados en ese madero podrían atravesar el océano…