Belleza

Exfoliante natural con sales de Epsom, naranja y limón

Exfoliante natural con naranja y limon

Este exfoliante natural hecho con ingredientes frescos y saludables, desprenderá la piel muerta de tu cuerpo dejándola suave e hidratada, además de que le otorga a tu piel vitaminas y grasas esenciales. También es muy fácil de hacer. Todos estos ingredientes naturales se encuentran justo en tu cocina o en tu supermercado local y son de fácil adquisición. Qué esperar, reúne todos estos ingredientes y consiente a tu cuerpo después de un baño antes de dormir.

Cómo hacer un exfoliante natural

Para realizar este fácil exfoliante corporal natural vamos a aprovechar las ventajas de las sales de Epsom y otros cítricos con los cuales podremos lograr que la piel de nuestro cuerpo se vea rejuvenecida.

Ingredientes:

  • 1 taza de sales de Epsom
  • 1 taza de aceite de oliva o de coco
  • 4 rebanadas de limón
  • 4 rebanadas de naranja


Método:

  1. Cortar los limones y las naranjas.
  2. Añadir el aceite, la sal, el limón y las naranjas en la licuadora y mezclar durante un minuto.
  3. Vierte en frascos y puedes incluso decorar para regalo.

Cómo exfoliar naturalmente la piel

Existen mucho grandes beneficios de la exfoliación natural del cuerpo y es muy importante exfoliar la piel regularmente. Esta acción ayuda a eliminar las células muertas y te deja con la piel más suave, más joven y más saludable. Sin embargo, cuando exfolias tu piel debes asegurarte de no exagerar y no hacerlo demasiado a menudo.

No dejes de leer:
Mascarilla natural antiedad mejor que el botox

Muchas mujeres no saben cómo exfoliar su piel y la frecuencia de hacerlo, y esta es la razón principal por qué muchas personas terminan teniendo brotes de acné severos. De hecho, se recomienda exfoliar la piel una o dos veces a la semana. Aquí están algunos consejos a seguir para exfoliar la piel sin ningún daño.

Prueba con estos ingredientes naturales que te ayudarán a crear un preparado ideal con el cual exfoliar todo el cuerpo.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida