Salud Tratamientos

Gasometría: Qué es este tratamiento y cuales son los beneficios

La gasometría es un examen médico que se encarga de  medir los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre, también es capaz de medir el ph en la sangre. Es un examen frecuente en hospitales y urgencias.

mujer con problemas respiratorios

¿De qué trata la gasometría?

Existen dos tipos de gasometría, cada una con un fin distinto, estas son:

1. La gasometría venosa:

La gasometría venosa consiste en recoger muestras de sangre de cualquier vena para analizarla, aunque este examen no es muy útil para saber en realidad cuanto oxígeno y dióxido de carbono hay en la sangre (debido a que en la sangre de las venas siempre habrá más dióxido de carbono que oxigeno), es muy útil para saber el nivel de ph en la sangre.

2. La gasometría arterial:

La gasometría arterial trata de recoger muestra de la sangre de una arteria, la más común es la de la muñeca. Es un poco dolorosa pero es la que, después de los análisis, dirá con más exactitud cuánto oxigeno pasa desde los pulmones hasta la sangre, así se logra diagnosticar la insuficiencia respiratoria.

Este examen ayuda a identificar la efectividad de la oxigenoterapia, suministra información acerca del metabolismo. Revela datos importantes sobre el funcionamiento de los pulmones y los riñones gracias a que indica los niveles del equilibrio acido básico en el cuerpo.

¿Cómo prepararse para la gasometría?

Este examen no requiere una preparación específica, sin embargo, si existen ciertas previsiones que tomar en cuenta, por ejemplo:

No dejes de leer:
¿Qué darías por no envejecer?
  • Si se está recibiendo oxigenoterapia es importante que se suministre hasta el momento del examen.
  • Si usted está tomando medicamentos anticoagulantes (ácido acetilsalicílico) es necesario comentárselo al médico para que lo tome en cuenta.
  • La duración de la extracción por lo general es muy corta.
  • No es necesario ingresar al paciente, pero si realizar la extracción en un ambiente hospitalario, donde se cuente con los implementos y la higiene adecuada.
  • No es necesario ir acompañado.
  • Debido a que los resultados de este examen no se alteran con la ingesta de alimentos, no tiene relevancia si come horas antes de la extracción.
  • Tampoco amerita un vestuario específico, pero es recomendable utilizar camisas sin mangas para descomplicarse a la hora de la extracción.
  • Si está embarazada no hay ningún riesgo, aun así lo recomendable es comentárselo al médico ya que podría ser levemente distinta la extracción.
  • No existen contraindicaciones.
  • Evitar fumar antes de realizarse el examen.

¿Qué puede salir mal en una gasometría?

Este es un examen que no es para nada riesgoso, pero existen algunos percances que, aunque no sean graves, podrían suscitarse como:

  • Una infección.
  • Un hematoma.
  • Una contusión en el lugar donde penetro la aguja.
  • Un problema de flujo de sangre en el lugar de la extracción.
  • Sangrar en el lugar de la punción.
  • Un desmayo.
  • Mareos.
  • Una gasometría sin éxito, ésta última sucede muy a menudo y consta en que no se consiga extraer sangre en el primer pinchazo y se tenga que repetir el proceso.
No dejes de leer:
Alerta mundial sobre cremas contaminadas con mercurio

¿Cuándo hacerse una gasometría?

Por lo general la gasometría suele realizarse en pacientes con insuficiencia respiratoria o que mantienen tratamientos de oxigenoterapia para evaluar el progreso, es muy común porque es la menos invasiva para el paciente. Aun así hay situaciones que ameritan una gasometría, gracias a que aporta mucha información de utilidad para poder tener un diagnostico concreto:

Hiperventilación:

Debido a que cuando la persona respira agitadamente y de una manera muy rápida el organismo suele exportar mucho más dióxido de carbono del que debería, y por consecuencia en la sangre queda muy poco del mismo esto genera irregularidades en el ph  y con el calcio a nivel de metabolismo, por esto se hace una gasometría para atacar el problema.

Insuficiencia respiratoria:

Aunque es notoria la insuficiencia respiratoria en el paciente, la única prueba que dará un diagnostico concreto es la gasometría por lo tanto para estar completamente seguros de que es esta la enfermedad que posee el paciente se  realiza la gasometría.

Es importante que consultes todas tus dudas con el médico, ya que estar relajado a la hora de una gasometría ayudara mucho en el proceso.

Comparte esto: