Enfermedades Salud

Glaucoma: ¿Cómo prevenir y tratar este padecimiento?

En el mundo de las enfermedades visuales, el glaucoma, se caracteriza por ser un mal que disminuye la visión gradualmente de manera silenciosa, ya que no presenta sintomatologías, además de generar la pérdida de la visión de manera intermitente.

padecimiento de glaucoma y como prevenirlo

Muchas personas ignoran esta enfermedad cuando son víctimas de sus síntomas, atribuyendo el problema a males genéticos o simplemente comienzan a utilizar lentes correctores pensando que esta es la solución. Llevando el tratamiento correcto del glaucoma, se puede evitar llegar a la ceguera permanente. Sometiéndonos a análisis oftalmológicos se puede prever gracias a una detección a tiempo, de esta forma el tratamiento podría salvar nuestra vista.

Un ojo sano, se caracteriza por tener su cornea bien protegida por la membrana translucida llamada, los canales de drenaje. Dentro del órgano se encuentran fibras nerviosas que regulan la dilatación de la pupila y el iris, cuya función es determinar la cantidad de luz que pude percibir nuestro espectro visual, de esta manera se procesan las imágenes en nuestro cerebro.

Asimismo, un ojo afectado por el Glaucoma se presenta cuando los canales encargados de drenar los fluidos lacrimosos son obstruidos, evitando que estos fluidos escapen. La acumulación constante causa una singular presión en el ojo, dañando los nervios ópticos, finalizando en la ceguera casi total.

Uno de los factores que hacen que las personas ignoren este mal, es que nunca ataca ambos ojos simultáneamente, de forma gradual, va degradando los ojos por separado advirtiéndonos que algo está ocurriendo con nuestra vista.

No dejes de leer:
5 tipos de cáncer más comunes en la mujer

Los síntomas más comunes del glaucoma son:

  • Fuertes dolores de cabeza en la región frontal del rostro y cabeza.
  • Vómitos.
  • Visión Distorsionada.
  • Defectos en el campo visual.
  • Dolor ocular.
  • Dilatación de pupilas de manera contante.
  • Destellos visuales.
  • Pérdida de visión en los puntos periféricos del ojo.

Los expertos en medicina ocular sugieren una revisión para el glaucoma, partiendo de los exámenes oculares de rutina en los más pequeños, adolescentes y personas adultas.

Es un deber que, las personas al menos una vez se hagan exámenes para el descarte de glaucoma en el momento en que su edad oscila los cuarenta años de edad, luego de este primer chequeo, cada cuatro años. Sin embargo, si existe la sospecha de poseer mayor riesgo para que esta enfermedad se acreciente en su organismo, lo más recomendable es someterse a exámenes cada año a partir de los treinta y cinco.

¿Quiénes son lo más propensos a sufrir de esta enfermedad?

gráfico que muestra la presencia de glaucoma

  • Los miopes.
  • Personas con diabetes.
  • Personas mayores de sesenta años de edad.
  • Personas con ascendencia africana.
  • Personas que suelen someterse al consumo de esteroides de manera constante.

Es importante saber cuáles son los principales agentes causantes de esta enfermedad, entre los más comunes se encuentran: La alimentación deficiente en cuanto a los alimentos que fortalecen la visión, los bajones emocionales, la hipertensión  y la fuerte presión en los ojos.

No dejes de leer:
Cómo hacer bolsas de avena para la piel

Alimentos recomendados:

Dentro del mundo de la alimentación, existen muchos alimentos que podrían frenar la diseminación del glaucoma, y hasta evitarlo por completo. Los médicos recomiendan una dieta saludable en vegetales específicos

Los alimentos recomendados son:

  • Pepinos.
  • Carnes rojas.
  • Té verde.
  • semillas.
  • Maíz.
  • Quesos.
  • Calabacín.
  • Zanahorias.
  • Hígado.
  • Brócoli.

Además de una buena alimentación, los hábitos cotidianos que realizamos en nuestra vida pueden ser de vital ayuda para evitar no solo el glaucoma, sino cualquier otra enfermedad ocular, como por ejemplo: Moderar los consumos de alcohol, usar gafas protectoras oscuras, evitar el excesivo consumo de medicamentos, la yoga, los ejercicios de meditación y respiración también son buenos agentes preventivos.

Las terapias alternas:

Dentro de la medicina occidental, la acupuntura, reflexología y terapias relacionadas a las energías corporales, funcionan para evitar el glaucoma y demás males. Descansar regularmente, no exponer la vista a largos periodos frente los aparatos tecnológicos y ejercitar los ojos moviéndonos en todas las direcciones cada vez que sintamos molestias en los mismos, son medidas alternas para la prevención y el correcto trato de la enfermedad.

Por otro lado, cuidar la presión arterial es de vital importancia en la prevención del glaucoma. Esta comprobado científicamente que esta enfermedad es directamente proporcional a las altas y bajas de presión en nuestro cuerpo.

Si sospecha de poseer la enfermedad, lo más importante es acudir a un médico para que se le realicen los exámenes pertinentes.

Comparte esto: