Bebidas nutritivas Beneficios de alimentos Frutas y Verduras Jugos

Grandes beneficios del jugo de tomate

Conoce los grandes beneficios del jugo de tomate

Los vastos beneficios del jugo de tomate para nuestro organismo:

El jugo de tomate contiene altos niveles de muchas vitaminas y antioxidantes importantes. el jugo de tomate ofrece un importante aporte de potasio a nuestro cuerpo, un mineral esencial que ayuda a promover el desarrollo celular y a mantener nuestros músculos saludables, por lo que el zumo de tomate es una gran alternativa para aquellas personas que practican actividad física con frecuencia.

Vitamina C

El jugo de tomate contiene más del 50% de la vitamina C requerida diaramente, por lo que es bueno para la absorción de hierro y el daño de los radicales libres. Los altos niveles de vitamina C son un buen indicador de una salud nutricional completa.
Licopeno

El licopeno es un antioxidante que protege al ADN en las células blancas de la sangre, y también asiste en la prevención de enfermedades cardíacas. Un vaso de jugo de tomate contiene aproximadamente un 50% del requerimiento diario.
Beta-caroteno

El jugo de tomate provee aproximadamente un 20% del requerimiento diario de beta-caroteno, que le otorga al tomate su color rojo intenso y se convierte en vitamina A dentro del cuerpo. Esta vitamina es necesaria para la visión y la salud ocular, como también para el fortalecimiento del sistema inmunológico.

No dejes de leer:
7 Frutas y Verduras con extraordinarios poderes curativos y dos jugos poderosos.

Vitamina K

La vitamina K es importante para la salud de huesos fuertes debido a que regula y ayuda a la habilidad del cuerpo de absorber calcio. Un vaso de jugo de tomate contiene aproximadamente un 18% del requerimiento diario.

Diabetes tipo 2 y coágulos de sangre

Un vaso de jugo de tomate diario parece ayudar a aquellos que son propensos a la formación de coágulos de sangre, al proporcionar un efecto anticoagulante. Los coágulos de sangre son una preocupación común para los diabéticos, pero además beneficia a quienes también son susceptibles, incluyendo a los viajantes aéreos, los fumadores o aquellos con un colesterol alto.