Hogar Jardín

Guía completa de árboles frutales y cítricos

Si tienes un terreno lo suficientemente grande, entonces te podría interesar aprender a cultivar árboles frutales. Aunque no es demasiado complicado, es necesario tener una planificación adecuada y elegir correctamente las especies a cultivar. Este artículo pretende ser una guía completa de árboles frutales y cítricos que podrías cultivar para aprovechar tu extenso terreno.

Como ya adelantamos, la elección y la plantación de árboles frutales no es un asunto trivial. En primer lugar, debemos evaluar la superficie total del terreno disponible para determinar el número de plantas que podemos cultivar.

También debemos fijarnos en la insolación de la huerta: casi todos los árboles frutales requieren una cierta radiación solar. Por lo tanto, los terrenos a la sombra de las colinas y cerros no son muy adecuados.

La calidad del suelo es importante para cultivar árboles frutales y cítricos

El suelo debe ser bastante suelto y bien drenado, pero no demasiado quebradizo y arenoso. Debe evaluarse si los árboles frutales producen frutos individualmente, o necesitan la presencia de otros árboles de la misma especie.

Los árboles de la misma especie deben agruparse para que los frutos maduren al mismo tiempo y sea fácil recolectarlos. En zonas de temperatura moderada podemos cultivar cítricos, mientras zonas más frías son ideales para albaricoques, higos, manzanas, peras, kiwi.

El suministro de agua constante no es decisivo, aunque hay algunos árboles frutales que necesitan más riego que otros. Finalmente, tendremos que aprender lo necesario acerca de las enfermedades y plagas que están presentes en nuestra zona.

No dejes de leer:
Cómo hacer que las velas duren más tiempo

Cultivo del manzano

niña entre los frutos del árbol frutal

El manzano es uno de los árboles frutales más cultivados. Pertenece a la familia de las rosáceas. El suelo ideal para la plantación de un árbol de manzanas es húmedo, ligeramente ácido, bien drenado y poco calcáreo.

Es importante plantar en un lugar soleado, pero al abrigo de los vientos fuertes que podrían dañar la floración. Durante los dos primeros años después de la implantación debemos asegurarnos que el suelo no se seque demasiado.

El manzano se poda a principios de año para asegurar una buena productividad. Una manzana está madura cuando se sale fácilmente de la planta junto con su tallo con un pequeño giro. No todas las manzanas de los árboles maduran juntas, por lo que debemos tener cuidado al momento cosechar.

Cultivo del Peral

árbol de peras plantado en el jardín

El árbol de la pera es un género de plantas pertenecientes a la familia de las Rosáceas. Esta familia también comprende especies de árboles y arbustos con delicada floración y de varios colores.

La pera se puede cultivar fácilmente, es fácil de podar y es muy productiva. Encaja en la mayoría de las áreas, aunque siempre debemos encontrar las mejores condiciones. Pero si el frío es muy intenso, las gemas pueden sufrir daños considerables. Crece bien en suelos no tan compactos, incluso arcilla, pero no mojados. Por lo general, se debe plantar en el otoño.

Cultivo del Albaricoque

árbol de Albaricoque

Las variedades de albaricoque más cultivadas pertenecen a la especie Prunus armeniaca. Las raíces se extienden alrededor del tronco en un área mayor que la proyección del follaje en el suelo. Esto permite un buen anclaje de la planta en el suelo.

No dejes de leer:
Soluciones ecológicas para plantas decorativas

Por lo general tienen una gran capacidad de adaptación a diferentes tipos de terreno. Sin embargo, se deben evitar los suelos fríos y compactos, con mal drenaje del agua. Los terrenos ideales son con tierra suelta, permeables, secos, en zonas que sin niebla o nevadas.

Cómo cultivar el Durazno

frutos del árbol de durazno colgando de la rama

Es una planta resistente y duradera que resiste inviernos fríos, pero da fruta en abundancia si está expuesta al sol.

El melocotonero es muy exigente con el suelo. Debe ser profundo, bien drenado, fértil, poco arcilloso y con un bajo contenido en cal. La siembra debe hacerse de preferencia en el otoño o a principios de invierno. Debemos plantar dejando 4,5 metros entre cada árbol y en agujeros de 50 cm de profundidad y 30 de ancho.

Cultivo de la ciruela

árbol de ciruela

Es un árbol frutal adecuado para cualquier jardín, ya que requiere poco espacio, durante mucho tiempo expuesto al sol. Los frutos de la primera cosecha son generalmente de color que va del amarillo, verde, rojo y púrpura-azul. En la segunda cosecha, el color varía de amarillo a rojo a azul-negro y se cultivan para consumo en fresco.

Por lo general, es una especie resistente con buena adaptación, pero, para plantar, se recomiendan agujeros profundos y bien drenados. La plantación se realiza en otoño y no requiere tratamiento inicial especial, pero sí en la etapa de floración.

Comparte esto: