Alimentación sana Desintoxicación Dietas Salud Salud mental

Guía para 1 día de desintoxicación mental y física

Hacer una desintoxicación de un día después de un fin de semana largo o vacaciones, o simplemente porque tu cuerpo ya te lo está pidiendo a gritos, puede ser justo lo que necesitas para volver a la pista. Si estás sufriendo de cualquiera de estas enfermedades comunes, tu cuerpo está prácticamente rogando aplanar el botón de reinicio:

– Alergias
– Hinchazón y / o estreñimiento
– El aumento de peso, especialmente abdominal
– Insomnio
– Dolor en las articulaciones
– Fatiga
– Bajo consumo de energía

A medida que cambian las estaciones del año, es el momento perfecto para volver a evaluar nuestros hábitos y limpiar nuestros cuerpos, casas y mentes. Elige un día de este mes y dedícalo a tu salud. Trata de combinarlo con una “desintoxicación digital” apaga el teléfono, el ordenador y la televisión y disfruta de tiempo a solas con la familia.

Mini guía para 1 día de desintoxicación

Mañana

Cuando te despiertas: Bebe limonada caliente. Mezcla un vaso de agua tibia (no caliente) con medio limón (recién exprimido) para hidratar tu cuerpo y estimular la digestión.

Actitud: Prepárate para el éxito y relaja tu mente con 10 minutos de meditación conciente o simplemente poner en calma tus pensamientos de una manera conciente tomando 10 respiraciones de limpieza profunda y visualizando tu día de la mejor manera. Esto no es para nada dogmático, es una actitud que estás moldeando ante tu día, es ser pro-positivo antes de empezar a hacer tus actividades y es recargar tu espíritu con optimismo.

No dejes de leer:
Qué son las falsas alergias.

Desayuno: Comienza tu día inundando a tu cuerpo con antioxidantes, gracias a un batido verde. Una simple regla de oro es usar tres porciones de vegetales por cada pieza de fruta. Por ejemplo:

Un puñado de espinacas
Un pepino chico
La mitad de aguacate chico
1 pulgada de Jengibre recién pelada
1 Pera

Añadir agua de coco o agua filtrada y mezclar durante 30 segundos.

Media mañana: Disfruta de una taza de té matcha y un puñado de almendras sin sal crudas. Esto va a calmar cualquier ansiedad y el té matcha te dará un estado de alerta tranquila durante el resto del día.

Tarde

Almuerzo: Evita la caída de la tarde consumiendo una comida ligera. Prueba una ensalada de col rizada/kale/berza marinada con una taza de sopa de jengibre y zanahoria. Agrega tantos colores diferentes como puedas a tu ensalada que incluya una grasa saludable, como el aguacate. Evita aderezos comprados en la tienda ya que están a menudo llenos de conservantes y azúcares ocultos. Viste a tu ensalada con aceite de oliva virgen extra y la otra mitad de tu limón de la mañana.

Ejercicio: Ve afuera por unos 20 minutos de caminata después del almuerzo – sin tu teléfono.

Bocadillo de media tarde: Si tienes hambre, come una media taza de bayas de goji y un vaso de agua filtrada. Si es posible, toma una siesta de 20 minutos.

Noche

Relájate: Para ayudar a tu cuerpo en la liberación de toxinas, relájate con un masaje con piedras calientes o un tratamiento de sauna de infrarrojos. Esto proporcionará alivio al dolor en las articulaciones y los músculos, y al mismo tiempo te ayuda a relajarte.

No dejes de leer:
Cómo detectar 3 principales enfermedades venéreas

Cena: Trata un salmón (orgánico) al horno con coles de Bruselas; las verduras crucíferas son excelentes para la desintoxicación del hígado. Si no apeteces de pescado, puedes optar por un arroz integral mezclado con verduras al vapor.

Antes de dormir: Bebe una taza de té de hibisco. Lleno de antioxidantes, que según los informes, ayuda a disminuir la presión arterial y el colesterol mientras que también apoya su sistema digestivo. Al comprarlo en la tienda, asegúrate de que esté libre de cafeína ya que algunas marcas las mezclan con el té verde. Disfrútalo en un vaso de vino – se ve como el vino tinto.

Gratitud: Escribe tres cosas de las que estés muy agradecida hoy en un diario o trozo de papel. La práctica de escribir en vez de pensarlo, tiene una manera de activar los centros de placer en el cerebro. Haz un esfuerzo adicional, y añade otros 20 minutos de meditación antes de dejarte llevar por un sueño reparador.

Observa cómo se siente tu cuerpo después de un día de evitar alimentos inflamantes comunes como el gluten, maíz, productos lácteos, la cafeína y el azúcar.

Redacción: equipo de Vida Lúcida