Cocina

Guía para cocinar con aceite de coco

Si estás buscando maneras de mejorar el valor nutritivo de los alimentos cuando cocinas, entonces cocinar con aceite de coco es definitivamente algo que vale la pena considerar. A algunas personas no les gusta usar aceite de coco, ya que estamos acostumbrados a que la mayoría de las grasas se les dé un mal nombre. Pero, ¿esto también incluye al aceite de coco?

cocinar con aceite de coco

Hace algunos años, el aceite de coco recibió gran cantidad de mala promoción, principalmente por las grasas saturadas que contiene.

Sin embargo, muchos estudios recientes han demostrado que hay varios beneficios para la salud que brinda el aceite de coco y que no todas las grasas saturadas son iguales.

Por eso, en lugar de sólo escuchar las muchas maneras en que el aceite de coco puede beneficiar tu salud, repasemos todas las formas en que puedas obtener estos maravillosos beneficios mediante el uso de aceite de coco en tu dieta.

Guía para cocinar con aceite de coco

Debido a que es muy diferente a los aceites de cocina “tradicionales”, puede que resulte algo reacio empezar a usarlo en un primer momento. Pero no te preocupes, a pesar de esto es muy fácil de utilizar.

La primera cosa que la mayoría de la gente nota sobre el aceite de coco, es que es sólido y blanco dentro del frasco.

Esto es completamente normal tanto para el aceite de coco sin refinar, como para el refinado, y la razón de esto es debido a las grasas saturadas que contiene.

El aceite comenzará a fundirse cuando se caliente a más de 24 ° C (76 ° F). Vale la pena señalar que otro tipo de aceite de coco, el aceite de coco fraccionado, se encuentra en estado líquido a temperatura ambiente.

El aceite de coco es ideal para todo tipo de usos culinarios. Se puede utilizar para freír completa o superficialmente y también en el horneado.

De hecho, se puede utilizar en casi todas las recetas en reemplazo de la mantequilla, los aceites, grasas y otros.

Una gran cosa sobre el aceite de coco al freír, es que tiene un punto de humo de alrededor de 187 ° C (350 ° F), lo que significa que no se oxida fácilmente.

Uno de los problemas que tienen algunas personas con el uso del aceite de coco al momento de cocinar, es que puede estar demasiado duro en el frasco.

Si sientes que es difícil sacar un poco de aceite de coco, aquí hay algunos consejos que puedes intentar seguir en esta guía para cocinar con aceite de coco:

  1. Derrite delicadamente el aceite de coco hasta que este se haga líquido (o simplemente coloca el frasco de aceite de coco en un recipiente de vidrio con agua caliente), viértelo en pequeñas bandejas de silicona para cubitos de hielo y deja que se enfríe. Cuando tengas que utilizar un poco de aceite de coco en una receta, lo que haces es extraer fácilmente un pequeño cubo de aceite. Si vives en algún lugar con un clima cálido, entonces podría ser más conveniente mantener la bandeja de cubitos en el refrigerador.
  2. A algunas personas les gusta mantener el aceite de coco en un lugar más cálido, por ejemplo, por encima de la estufa. Al ser un lugar más accesible, el aceite es más fácil de usar.
  3. Algunos chefs prefieren batir el aceite de coco y guardarlo en un frasco, de esta manera se puede sacar fácilmente cuando sea necesario.
    Una vez que empieces a usar el aceite de coco en la cocina, ¡seguro te va a encantar! No sólo tiene un buen sabor, también obtienes una gran cantidad de beneficios para la salud.

Los pros y los contras de cocinar con aceite de coco

El aceite de coco contiene aproximadamente un 90% de grasa saturada, y si bien esto puede parecer un punto negativo, es momento de recordar que no todas las grasas son iguales. Algunas grasas son mucho mejores que otras. Por lo tanto, ¿qué pasa con el aceite de coco?

No dejes de leer:
Cómo congelar el huevo fresco para preservarlo

aceite de coco líquido sólido

Ventajas de cocinar con aceite de coco

Existen muchas ventajas de cocinar con aceite de coco virgen y sin refinar. Algunas de estas son:

  • Las grasas saturadas presentes en el aceite de coco virgen son ricas en ácido láurico. Se ha demostrado que este ácido graso aumenta los niveles de HDL, el colesterol bueno en la sangre. Otros estudios sugieren que el ácido láurico ayuda a combatir las infecciones.
  • El aceite de coco contiene triglicéridos de cadena media (MCT). El cuerpo convierte muy rápidamente estos ácidos grasos en energía, en lugar de almacenarlos como grasa para liberarlos como energía más tarde. Por lo tanto, esto puede ser de gran ayuda en la pérdida de peso.
  • El aceite de coco es más resistente a la oxidación en altas temperaturas. Esto es muy importante porque estudios demuestran que las grasas pueden ser perjudiciales para la salud cuando se oxidan mientras se cocina.

Contras de cocinar con aceite de coco

Las desventajas de cocinar con aceite de coco son similares a los contras de cocinar con cualquier otro tipo de aceite:

  • El aceite de coco tiene aproximadamente la misma cantidad de calorías que otros aceites. Por lo tanto, demasiado aceite de coco aumentará tu consumo de calorías.
  • El aceite de coco sin refinar puede dejar un sabor y olor a coco en los alimentos (que a algunas personas no les gusta). Más adelante en este mismo artículo, se hablará sobre cómo resolver este problema.

Cómo incorporar el aceite de coco en tu dieta

Con algo de suerte, puede que ahora te emocione la idea de tratar de incorporar más aceite de coco en tu dieta. Pero ¿Cómo se puede empezar a utilizar el aceite de coco sobre una base diaria?

El aceite de coco sirve como un gran sustituto de los aceites y grasas “tradicionales” que se usan al cocinar, lo que significa que se puede utilizar para freír y también en recetas de repostería. Sin embargo, hay muchos otras grandes maneras de consumir el aceite de coco, y aquí están algunas de las mejores:

En el café

Añade una o dos cucharaditas de aceite de coco en tus bebidas calientes, como el café o el té. Para emulsionar correctamente el aceite en la bebida, puedes verter una taza de tu café favorito en una licuadora y luego añadir el aceite de coco para licuarlos juntos. Después de esto solo queda servirlo, y disfrutar.

En batidos

Añade una cucharada de aceite de coco antes de licuar tu batido. No sin antes haber calentado delicadamente el aceite de coco hasta que se haya derretido (o simplemente colocado el frasco de aceite de coco en un recipiente de vidrio con agua caliente).

De esta forma no se formarán grumos en tus batidos. Esto añadirá un delicioso sabor tropical a coco en tu batido.

En una cocina salteada

Debido a su alto punto de humo y la concentración de grasas saturadas, el aceite de coco es una excelente opción para la cocción de salteados.

De todas maneras, muchos platos salteados, al igual que la cocina tailandesa utilizan el aceite de coco.

Palomitas de maíz

Cocinar con aceite de coco, no puede ser un gusto para todos, pero cocinar las palomitas de maíz con este aceite, le da un delicioso sabor, así es que, es una buena idea sustituír el aceite de cocina con aceite de coco.

Pero no dejes que el aceite se caliente demasiado, o las palomitas de maíz pueden quedar duras.

cocinar con aceite de coco palomitas de maíz

Al hornear

El aceite de coco puede ser sustituido por aceites vegetales y mantequilla en la mayoría de recetas de repostería.

Al freír

Adecuado para todo tipo de fritura.

Mayonesa casera de coco

Reemplaza el aceite en la receta con ½ de la cantidad en aceite de coco y la otra mitad en aceite de oliva.

En el arroz

Añadir aceite de coco al arroz blanco reduce significativamente tu consumo de calorías.

No dejes de leer:
Cómo hacer harina de avena en casa

Recuerda bien, cuando se incorpora el aceite de coco en tu dieta, no es que solo estés sustituyendo el consumo de otros aceites; más que eso, lo que en realidad haces, es agregar valor nutritivo a los alimentos.

Aceite de coco sin refinar, refinado o fraccionado

Cuando empieces a comprar aceite de coco, te darás cuenta de que hay 3 tipos diferentes: los aceites de coco sin refinar, los refinados y los fraccionados.

Para asegurarte de que obtienes la mayor cantidad de beneficios para la salud y otras ventajas que se esperan alcanzar, es bueno que sepas la diferencia entre cada uno de ellos.

Aceite de coco refinado contra el no refinado

El aceite de coco refinado es blanqueado con el fin de eliminar las impurezas, y desodorizado usando calor para eliminar su olor y sabor.

Por otro lado, el aceite de coco sin refinar (a menudo llamado “aceite de coco virgen”, “aceite de coco extra virgen” o “aceite de coco prensado en frío”) no requiere blanqueo y no está expuesto a altos niveles de calor. Por lo tanto, conserva un sabor y olor a coco muy distinguible.

El aceite de coco sin refinar contiene los beneficios más generales para la salud, ya que es menos procesado. Sin embargo, cuando se utiliza en la cocción este deja un gusto y aroma a coco, que no todo el mundo disfruta.

También se quema a una temperatura más baja que el aceite de coco refinado. Por lo tanto, no es ideal para todo el mundo, especialmente al freír a altas temperaturas.

Para cocinar, freír especialmente, el punto de humo del aceite de coco refinado es de alrededor de 232 ° C (450 ° F), que es 37 ° C más alto que el del aceite de coco virgen sin refinar.

También no tiene sabor ni olor. Por lo tanto, si no te gusta que la comida tenga un toque de olor o sabor a coco, puedes utilizar el aceite de coco refinado.

Algunas personas, sin embargo, prefieren el sabor del aceite de coco virgen prensado en frío en su alimentación. En este caso, y mientras no se exceda el punto de humo, el aceite de coco virgen es la mejor opción para ti.

Si decides utilizar el aceite de coco refinado, ten en cuenta que no todos los aceites de coco refinados son iguales.

Algunas marcas utilizan un proceso de destilación química, y algunos aceites de coco son incluso hidrogenados o parcialmente hidrogenados.

Éstos deben ser evitados a toda costa. Sin embargo, existen algunos de muy buena calidad, los aceites de coco refinados no hidrogenados que se refinan mediante un proceso de limpieza natural, libre de químicos que se encuentran muy aptos para el consumo.

El aceite de coco fraccionado

Este aceite es a veces comercializado como ‘aceite de coco líquido,’ con la promesa de que permanecerá líquido, incluso dentro del refrigerador.

Sin embargo, para que sea líquido, la mayor parte del ácido láurico se retira de él, quitando muchos de sus beneficios para la salud.

Pero si la comodidad en la cocina es un factor muy importante para ti y prefieres una forma líquida del aceite de coco, además de que no te gusta el aroma y el sabor del aceite de coco virgen, obviamente puedes utilizar el aceite de coco fraccionado, ya que se encuentra en forma líquida y es inodoro e insípido.

Cuando se cocina con aceite de coco fraccionado, mantén una temperatura por debajo de los 160 ° C (320 ° F) o su estructura química se descompondrá y se evaporará.

¿Dónde se puede comprar el aceite de coco?

El aceite de coco se encuentra disponible en la mayoría de los supermercados y tiendas de alimentos saludables.

Una de las maneras más fáciles de comprar el aceite de coco es en línea.
Siempre asegúrate de que compras aceite de coco orgánico.

Redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock