Alimentación Nutrición Semillas

Guía para la combinación correcta de alimentos

Vegetales de Hojas verdes y Apio

Ejemplos: Todas las variedades de lechuga, espinaca, apio, nabo, hierbas frescas como albahaca, orégano, perejil, eneldo y menta.
Los vegetales de hojas verdes (que no deben confundirse con otras verduras más fuertes) son fáciles de digerir y se pueden combinar con la mayoría de los alimentos sin ningún problema. Al igual que la fruta, se digieren con rapidez pasando poco tiempo en el estómago.

Otros Vegetales

Ejemplos: Col rizada, col china, espárragos, berenjenas, maíz dulce, coles de bruselas, col, calabacín, calabaza, brócoli, acelgas, pimientas, guisantes y remolacha.
Estos vegetales son un poco más difíciles de digerir que los vegetales de hojas verdes. No se deben combinar con frutas dulces, melones y fruta subácida. Úsalos con precaución al combinarlos con la fruta ácida. Se combinan bien con proteínas, grasas, almidones, cereales, legumbres, vegetales de hojas verdes y fruta alta en grasa.

Legumbres

Ejemplos: Todo tipo de frijoles (blancos, rojos y negros), lentejas, habas, alubias, frijol munga, garbanzos, judías verdes y frijoles de soja.
La mayoría de las leguminosas, incluso cuando están cocidas no se digieren bien, como se evidencia por los gases que causan. Los seres humanos carecen de la capacidad de producir grandes cantidades de enzimas
digestivas de almidón, conocidas como amilasas, que son necesarias para digerirlas de una manera eficiente. Sus altos niveles de proteína también causan problemas. Se combinan bien con otras legumbres, verduras y hojas verdes. Ten precaución al combinarlas con almidones y cereales, así como con grasas y aceites. No las combines con proteínas o cualquier tipo de fruta.

Almidones y cereales

Ejemplos: patatas, batatas, ñames, maíz seco, cebada, trigo sarraceno, zanahoria, yuca, calabaza de invierno, trigo, panes y pastas, quinoa y arroz.
Los almidones y cereales se combinan muy bien con las verduras y hojas verdes. Ten precaución al combinarlos con legumbres, grasas y aceites. No los combines con proteínas o cualquier tipo de frutas.

No dejes de leer:
Grasas saludables que no engordan

Grasas y Aceites

Ejemplos: mantequilla, crema, margarina, aceites de origen vegetal, aceites de semillas, aceite de nueces y manteca de cerdo.
Las grasas y aceites tienen numerosos inconvenientes para la salud que los hacen inadecuados para el consumo. Una dieta baja en grasa es necesaria para la salud. En términos de combinación de alimentos, las grasas tienden a ralentizar la digestión de todo aquello que se come. No se deben combinar con la fruta dulce, fruta de alto contenido en grasa, melones, proteínas y fruta subácida. Ten precaución al combinarlos con frutas ácidas, almidones y legumbres. Se combinan bien con la verdura y hojas verdes.

Proteínas

Ejemplos: carne, lácteos, huevos, almendras, nueces de Brasil, anacardos, piñones, semillas de calabaza, semillas de girasol, nueces y avellanas.
Las proteínas no se deben de mezclar entre sí y mejor comerlas en cantidades limitadas. Se combinan bien con las hojas verdes, verdura y frutas ácidas. Ten cuidado al combinarlas con frutas subácidas. No las
combines con legumbres, almidones, grasas y aceites, melones, frutas con alto contenido en grasa o fruta dulce.

Fruta Ácida

Ejemplos: pomelo, kiwi, limón, lima, naranja, piña, mandarina, tomate, kumquat y carambola.
Las frutas ácidas no se deben comer con las frutas dulces, melones, legumbres o almidones. Ten precaución al combinarlas con verduras, grasas y frutas de alto contenido en grasa. Se combinan bien con las hojas verdes, proteínas y fruta subácida. Por lo menos parcialmente, debido a su alto contenido de agua, la fruta ácida tiende a digerirse muy rápidamente.

Fruta Subácida

Ejemplos: pera, ciruela, manzana, mora, cereza, uva, melocotón, frambuesa, longan, arándanos, mango, tamarillo, papaya y guayaba.
Las frutas subácidas se combinan bien con frutas ácidas, frutas dulces y hojas verdes. ten precaución al combinarlas con proteínas. No las combines con melón, fruta con alto contenido en grasa, verduras, legumbres, almidón, fécula, grasas y aceites.

No dejes de leer:
Soluciones naturales no-tóxicas para la menopausia

Fruta dulce

Ejemplos: plátano, zapote, canistel, algarroba, caqui, lichi, chirimoya y jaca.
La fruta dulce contiene menos agua que la mayoría de las frutas, y se digieren más lentamente. Se combinan bien con hojas verdes, frutas dulces y frutas subácidas. No se combinan bien con verduras, legumbres, almidones, grasas, proteínas y frutas ácidas.

Fruta alta en Grasas

Ejemplos: Coco, aguacate, durián, aceitunas y blighia.
Estas frutas son punicas por su alto contenido en grasa. Aumenta el tiempo de digestión y son propensos a la desaceleración de la secreción de jugos gástricos. por lo general, se deben comer individualmente o con vegetales de hojas verdes para una óptima digestión.

Fruta Deshidratada

Generalmente se considera que la mayoría de los géneros de fruta deshidratada entran en la categoría de fruta dulce. Sin embargo, debido a la falta de contenido natural de agua, esta fruta tiende a digerirse mal y necesita extraer agua del cuerpo. Este problema se puede superar parcialmente si se dejan a remojo durante unas horas. Aunque se pueden comer de vez en cuando, no debería de ser un alimento básico en cualquier dieta.

Melones

Todos los tipos de melones se mueven a través del estómago y el sistema digestivo más rápido que cualquier fruta y a menudo se combinan mal con la mayoría de los alimentos. Esta es la razón por la que los melones, más que cualquier otra fruta, son a menudo señalados como perturbadores de estómagos. Los melones solamente se combinan bien con las hojas verdes.

Más información sobre el tema de Combinar Alimentos
Fuente: Copyright © por Natturalia.com