Consejos Hogar

Guía práctica para disponer de la ropa necesaria en tu armario

frau-kleiderstange-901x600

“Conoce primero quién eres, y después adórnate en consecuencia.”- Epicteto

Considera por un momento cómo sería tu vida de diferente si fueras dueño de menos ropa

  • Tendrías más ingresos disponibles.
  • Tendrías más tiempo para vivir tu vida.
  • Las mañanas ofrecerían menos estrés.
  • Tus armarios estarían bien organizadas y ordenados.
  • Hacer las maletas para viajes / vacaciones tomaría menos tiempo.
  • El día destinado a lavar ropa sería más fácil (no necesariamente menos, pero definitivamente más fácil).

Por desgracia, en lugar de disfrutar de los beneficios de poseer menos ropa, la mayoría de nosotros compramos la mentira de que más es mejor. Y porque lo hacemos, vamos acumulando más y más ropa cada temporada. Estamos convencidos de que la ropa nueva nos hará más alegres, más a la moda, y más popular. Por desgracia, todo eso es efímero.

Considera ir hacia una ruta diferente en tu vida. Trata de ser dueño de menos ropa. Puedes ser sorprendido por lo mucho que disfrutas de la libertad que eso te proporciona.

Guía práctica para disponer de la ropa necesaria en tu armario

Ya sea que estás esperando minimizar el vestuario al mínimo o simplemente tratando de recortar algo del exceso en tu armario, encontrarás estos 10 pasos prácticos y aplicables. Son los mismos pasos que hemos utilizado en nuestra casa:

1. Admitir que posees demasiada ropa

Eso es todo lo que necesitas para empezar.

No dejes de leer:
Casa de la selva con arquitectura japonesa

2. Lleva menos colores

La mayoría de nosotros tenemos ya ciertos colores favoritos que usamos con más frecuencia de todos modos – generalmente porque nos gusta la manera en que vemos en ellos. La elección de llevar intencionalmente menos colores significa menos accesorios (zapatos, cinturones, joyas, bolsos, etc.). También tiene demasiado sentido no intentarlo.

3. Disfruta de la idea de uno

Cuando sólo uno puede ser suficiente, quiérelo – un vestido negro, un traje de baño, un abrigo de invierno, un cinturón negro, un par de zapatos negros, un par de zapatillas de deporte, un bolso … insertar lo propio basado en tu ocupación, estilo de vida, o el clima .

4. Donar, vender, reciclar, desechar

Dependiendo del tamaño de un armario existente, una primera limpieza no tomará mucho tiempo. Hacer montones – dona, vende o recicla la ropa. Comienza con la ropa que ya no usas. Te sorprenderás de lo mucho que se puede quitar.

5. Dona, vende y descarta un poco más

Quitar la ropa que ya no usas es fácil. Extraer la ropa que realmente no necesitas puede ser una elección difícil. Revisa todas las perchas en el armario. Después de cada temporada, retira todos los artículos de ropa que no fueron usados. Eso debería ayudar a empezar una segunda ronda de limpieza.

No dejes de leer:
Cómo eliminar las bolsas de los ojos

6. Impone una suspensión arbitraria de compras

Para muchos, comprar ropa es sólo un hábito – y el hábito siempre se hace cargo de la falta de atención. Para comenzar a romper el ciclo de compra y descartar (la media de americanos tira a la basura 68 libras de textiles cada año), establece un congelamiento autoimpuesto de compras. Puede ser 90 días. Si es suficiente tiempo, este simple ejercicio de auto-disciplina va a cambiar tu punto de vista de tu ropa y las tiendas que la producen y venden.

7. Establece un límite de gasto mensual

Escoge un número bajo y adhierete a ello.

8. Calidad de compra sobre la cantidad

Sólo compra ropa que quieres de verdad – incluso si cuesta más. Si tu armario lo llenas de cosas que te gustan, tendrás menos deseo de añadir más al mismo.

9. Evita los mostradores de venta

Las ventas pueden (y deben) ser utilizadas para ayudar a obtener un mejor precio en algo que necesitas. Desafortunadamente, la mayoría de los bastidores de venta están diseñados para convencernos de comprar algo que no necesitamos.

10. Impresiona con tu carácter, no con tu ropa

Lee Mildon dijo una vez: “La gente rara vez nota ropa vieja si pones una gran sonrisa.”

Redacción: Vida Lúcida