Belleza Salud

Hábitos diarios que causan un busto caído

Todos sabemos que con la edad los senos firmes van desapareciendo. Desafortunadamente, el tejido mamario envejece dos a tres años más rápido en comparación con el resto del cuerpo, según lo revelado por un estudio reciente publicado en la revista Genome Biology, y con ciertos hábitos que causan un busto caído, esto se vuelve un problema común en la mujer.

busto caído

Si bien no hay mucho que puedas hacer acerca de los factores genéticos, todavía hay pasos que puedes tomar para mantener a tu busto fuera de la flacidez prematura. Al evitar algunos hábitos cotidianos, puedes hacer tu parte para reafirmar los senos y mantener tus pechos con aspecto joven durante el mayor tiempo posible y evitar así los senos caídos.

Hábitos diarios que causan busto caído

Uso de un sujetador que no encaja

Este hábito es más común de lo que uno podría pensar. La mayoría de los sujetadores están hechos de materiales flexibles, y con el tiempo, con el desgaste normal, eventualmente se estirará. Pero el propósito principal del sujetador es para dar apoyo. El uso de un sostén mal ajustado puede contribuir a la flacidez de los senos, ya que cuanto más rebota tu pecho, más estresada la piel y el colágeno de los senos estarán. Tienes que averiguar cuál es tu talla de sujetador correcta, de modo que las copas mantengan adecuadamente tus pechos. Alrededor del 80% de las mujeres están usando un sostén que no es de su ajuste perfecto, así que asegúrate de tener la medida, lo que se puede hacer fácilmente en una tienda de lencería.

No dejes de leer:
Pasos para hacer un saludable probiótico: Chucrut (Col fermentada)

Hay un debate sobre los pros y los contras de usar un sujetador. Aparte del debate científico, lo que ambos grupos están de acuerdo es que debes usar un sostén bien ajustado.

Fumar

Fumar hace que la piel pierda su elasticidad natural, lo que hace que los senos se caigan. Fumar reduce la cantidad de colágeno en la piel y empeora la circulación de la sangre. Esto hace que la piel se vuelva más débil y envejezca más rápido.

Fumar causa muchos otros problemas de salud, y se puede ver por sí mismo lo que le pasa a los pulmones si fumas sólo 60 cigarrillos. Si fumadora habitual, te invitamos a leer nuestro artículo: ¿Qué pasa con tu cuerpo si dejas de fumar ahora mismo?

Dietas de choque

Tener una dieta equilibrada es muy importante para la salud de tus senos. Las dietas yo-yo que te hacen perder grandes cantidades de peso rápidamente, sólo para subirlo de nuevo más adelante, pone una tensión en el tejido de la piel. Estar repetidamente perdiendo y ganando peso se ha demostrado que hace que tus senos se caigan. El tejido de la piel se estira para acomodar el aumento de peso, pero no puede indefinidamente cerrarse de nuevo en su lugar cuando el peso vuelve de nuevo. Así que trata de mantener un peso estable o una nutrición adecuada de una manera sana y sostenible.

No dejes de leer:
7 pasos a seguir para prevenir la diabetes

tipos de busto caído

No te proteges del sol

Los senos y escote en particular, pueden quemarse fácilmente y absorber su parte de los rayos ultravioleta del sol. Esto puede dañar la piel, arrugándola y dándole un envejecimiento prematuro. Protégete del sol y no sobre-expongas tu piel. Además, los protectores solares no son la solución mágica ya que la mayoría contienen químicos que son tóxicos para la piel.

No hacer ejercicio y adoptar una mala postura

Es importante hacer ejercicio y mantener los músculos del busto fuertes. Sin embargo, algunos movimientos repetitivos (como cuando se corre) pueden hacer que los pechos se aflojen, ya que cortan el colágeno de los senos. Asegúrese de llevar bien sujetados tus senos durante una sesión de ejercicio de alto impacto y presta atención a tu postura durante todo el día. Existen sujetadores especiales para eso, busca el adecuado para ti y úsalo cada vez que hagas ejercicio. Camina recta y haz que tus pechos se levanten orgullosos. Te invitamos a ver el siguiente artículo: 4 ejercicios simples para mejorar la postura

Deshacerse de hábitos poco saludables y desarrollar hábitos saludables es tu primera acción para mejorar no sólo la apariencia de tus pechos, pero tu salud en general.

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock