Salud

Hernia de hiato y cómo tratarla de manera natural

Hernia de hiato y cómo tratarla de manera natural

Una hernia de cualquier tipo se produce cuando un órgano o tejido graso sobresale a través de una zona debilitada en el músculo circundante o tejido conectivo. La hernia de hiato es un tipo específico de hernia que ocurre cuando una parte del estómago aprieta o empuja a través del diafragma.

Qué es la hernia de hiato

El diafragma tiene, naturalmente, una ligera apertura o hiato que actúa como un canal para el esófago, permitiendo el paso de los alimentos hasta el estómago. Sin embargo, cuando el estómago empuja hacia arriba a través del hiato, puede ocurrir la hernia de hiato. Aunque la mayoría de las hernias de hiato son pequeñas y causan pocos o ningún signo o síntomas, las hernias hiatales grandes pueden causar algunos síntomas comunes.

Los síntomas generalmente incluyen acidez, eructos, dificultad para tragar y la fatiga.

Síntomas de la hernia de hiato

Naturalmente, cuando una parte del estómago se ve forzado a esta apertura, el esfínter no puede cerrarse correctamente. Así, el ácido del estómago puede viajar hacia atrás en el esófago causando sensaciones de ardor (acidez), espasmos esofágicos, inflamación o úlceras en el esófago que pueden sangrar.

La posición estrecha del estómago también puede estresar el nervio vago, que estimula la liberación de ácido clorhídrico, que puede causar la secreción de enzimas de ácido clorhídrico. También puede afectar el esfínter o válvula en la parte inferior del estómago haciendo que las secreciones digestivas se lancen fuera del estómago y se pierdan antes de que hayan terminado su trabajo.

La hernia de hiato también puede interferir con el movimiento del músculo del diafragma. Este músculo normalmente tira hacia abajo para expandir la capacidad del pecho y permitir que los pulmones se expandan. La hernia de hiato interfiere con este movimiento, la persona puede estar restringido la respiración superficial, o recurrirá a usar el pecho y los hombros para ampliar la capacidad pulmonar y tomar una respiración profunda.

Causas de la hernia de hiato

causas de la hernia de hiato

Las causas de una hernia de hiato son especulativas y únicas para cada individuo. Sin embargo, hay un número de causas. En primer lugar puede haber una causa mecánica. Movimientos incorrectos, tos dura, vómitos prolongados severos, episodios de trabajo pesado, agudos golpes en el abdomen o alguna lesión.

Un levantamiento brusco puede ser una de las principales causas de hernia de hiato. Si el aire no es expulsado de los pulmones mientras te levantas, forzará al estómago hacia el área entre el diafragma y el esófago lo que puede ocasionar la hernia de hiato.

La hernia de hiato es más frecuente en mujeres que en hombres. Afecta a personas de todas las edades, pero es más frecuente en las personas mayores de 50 años y muy probable en las personas mayores de 65 años.

No dejes de leer:
Cómo prevenir las infecciones del tracto urinario

Otras causas directas e indirectas de la hernia de hiato

  1. Ácido estomacal bajo (ácido clorhídrico).
  2. Células débiles causadas ​​por el consumo de aceites artificiales (excepto el de oliva) que se incorporan a las membranas celulares haciéndolos débiles y rígidas.
  3. La mala nutrición, sobre todo una dieta con alto contenido de azúcares y carbohidratos, procesados ​​o comidas rápidas, tales como las que contienen productos como la harina blanca.
  4. Las toxinas en los alimentos y bebidas, es decir, pesticidas, aditivos, conservantes, flúor, cloro y otros productos químicos, y del medio ambiente o de uso doméstico y de cuidado personal.
  5. Por último, hay causas emocionales. Una hernia de hiato puede ser causada por la ira reprimida. Si no puedes liberar tu ira, tu estómago lo repercutirá. He observado que la mayoría de la gente con hernias de hiato graves tienen una gran cantidad de estrés emocional.

Cómo detectar la hernia de hiato

La forma más fácil de saber si tienes una hernia de hiato es colocar los dedos en el plexo solar, justo debajo del esternón. Luego tomar una respiración profunda. Deberás sentir que el plexo solar se expande y se mueven hacia afuera. Si no hay movimiento en el plexo solar y hay que levantar el pecho y los hombros al tomar una respiración profunda, entonces es probable que tengas una hernia de hiato. Ya que de lo contrario deberías ser capaz de tomar una respiración abdominal profunda sin levantar los hombros.

Pero para tener la certeza, la consulta con un especialista es la mejor solución para detectar si tienes hernia de hiato.

Ejercicios para curar la hernia de hiato

Para tratar la hernia de hiato, deberás fortalecer los músculos del estómago con los siguientes ejercicios:

Acuéstate sobre su espalda y doble las rodillas, dejando los pies apoyados en el suelo.
Levanta los glúteos y la espalda baja del suelo, dejando los pies y los hombros en el suelo apoyando tu peso.
Baja suavemente.
Repite esto unas 10 veces al día.

No dejes de leer:
10 síntomas de problemas renales que debes conocer

Ejercicios de respiración para la hernia de hiato

Comienza por comprobar tu respiración. Controlar la respiración es el primer paso para corregir una hernia de hiato. Pon tu mano sobre el abdomen al respirar. Si tu abdomen se mueve dentro y fuera más que tu pecho, es probable que estés manejando bien el estrés, o al menos, que no estés dejando que el estrés tome el control.

Si estás respirando desde la parte superior de tus pulmones, simplemente deberás sentarte y relajarte para volver a la respiración abdominal normal. Si no lo puedes conseguir, entonces necesitarás relajar el diafragma y ayudar a que tu estómago se mueva hacia abajo.

También se puede practicar la respiración abdominal mientras se relaja en un baño con aceite de lavanda. También es útil para masajear el abdomen, especialmente en el área debajo de la caja torácica mientras te concentras en la respiración profunda.

Remedios casero para la hernia de hiato

Muchos remedios caseros para la hernia de hiato están disponibles y son muy eficaces. El vinagre de manzana puede ser utilizado para tratar el reflujo ácido y otros síntomas comúnmente asociados con una hernia de hiato. Del mismo modo, el bicarbonato de sodio, la cáscara de naranja y el té de manzanilla pueden ofrecer alivio de varios de sus síntomas. La visita a un quiropráctico también es una opción eficaz como estos individuos típicamente pueden enseñarte cómo realinear una hernia de hiato y evitar la reparación de hernia hiatal quirúrgica.

Síntomas fáciles de confundir

La hernia de hiato se ha llamado el “gran imitador” porque se parece a muchos otros trastornos. Una persona con este problema se puede presentar este tipo de dolores severos en el pecho y pueden hacerle pensar que están teniendo un ataque al corazón. Ellos pueden pensar que tienen un exceso de ácido estomacal, ya que el ácido del estómago después de comer puede volverse hacia arriba, o el estómago puede doler tanto que pueden pensar que tienen una úlcera. Esta es sólo una muestra de los síntomas que pueden ocurrir con la hernia de hiato.

Investigación y redacción de Vida Lúcida