Psicología Relaciones de pareja

Por qué los hombres que se casan con enfermeras terminan siendo los más felices

“Ser enfermera significa que tienes que saber ser dura y cariñosa a la vez”. Eso es lo que dice María, una enfermera con muchos años de experiencia. Maria ha estado trabajando como enfermera registrada en Grecia y ha estado cuidando niños con discapacidades intelectuales y de desarrollo por más de 25 años. Le preguntamos acerca de lo que significa ser una enfermera, lo que ella cree que son las mejores cualidades de una enfermera y cómo sus familiares se han beneficiado de tener una enfermera en la familia.

hombre abrazando a su mujer

Las enfermeras valoran las cosas importantes en la vida

Las enfermeras aprecian lo que tienen porque tratan situaciones difíciles cada día. “Cuando se trabaja en un hospital se ven muchas mujeres que pasan por un embarazo difícil y muchas parejas que luchan por la salud de su bebé“, dice. “Cuando estaba embarazada de mi segundo bebé, la gente siempre me preguntaba si era un niño o una niña y yo prefería decir que “es saludable” porque eso es todo lo que me importaba. Ver tantas luchas familiares realmente te da alguna perspectiva diferente”.

Las enfermeras son duras y sensibles

Tienen que lidiar con personas que están en el momento más difícil de sus vidas. Se necesita un tipo especial de persona para escuchar las quejas y demandas de los enfermos e incluso verlos morir y aún así dar consuelo y apoyo . “Sabes que cuando estás enfermo puedes ser un poco irritable“, bromea. “Las enfermeras lo saben también. Cuando estás gravemente enfermo o muriendo, eso puede asustarte, por lo que puedes no ser capaz de controlar tus emociones y puede que tengas que culpar a alguien. Reconocemos y entendemos ese miedo, así que no juzgamos.”

No dejes de leer:
Amistades tóxicas: Cómo reconocerlas y mantenerse lejos de ellas

Las enfermeras son pacientes

“Cuando cuidas a las personas que están sufriendo, tienes que escuchar sus quejas y ser muy paciente y respetuoso para poder entender lo que están pasando y ofrecerles el apoyo que necesitan”. María dice que su esposo y sus hijos a menudo acuden a ella para pedir consejo y quejarse de su día. “Cuando están teniendo un mal día y necesitan hablar con alguien vienen a mí porque saben que voy a escucharlos.

Las enfermeras son persistentes

Enfermera cuidando a un paciente

A veces los pacientes pueden estar cansados ​​o con dolor y se niegan a tomar sus medicamentos o levantarse de su cama. Las enfermeras no sólo se aseguran de que sus pacientes hagan lo que tienen que hacer, sino que también se toman el tiempo para explicar por qué hacerlo es bueno para ellos. “Tienes que ser persistente con tus pacientes. Si mis pacientes necesitan levantarse de la cama y hacer ejercicio, tengo que quedarme allí y convencerlos de que lo hagan, incluso cuando me gritan que los deje solos. Realmente eso me enseñó a decir ‘no’ a mis hijos y esposo cuando están siendo difíciles de tratar”, se ríe.

Las enfermeras están confiadas y bien informadas

Tener una enfermera en la familia puede ahorrarte un viaje a la sala de emergencias si tienes una rodilla herida. Ella dice que su confianza y valentía proviene de su conocimiento y años de experiencia, lo que le permite estar tranquila y evaluar una situación antes de tomar una decisión. Pero, ¿qué pasa cuando se trata de su familia? “Por supuesto, tengo miedo cuando mis hijos están heridos“, admite. “Mi esposo se rompió la pierna hace un par de años haciendo deporte y yo estaba tan enojado con él por ser irresponsable. Pero mantengo la calma porque el pánico no ayuda. Sólo hago lo que mejor sé: me ocupo de ellos.”

No dejes de leer:
Crisis de la mediana edad y 10 signos que la distinguen

Las enfermeras son buenos asesores en medicina preventiva

Los médicos pueden recetar medicamentos, pero las enfermeras pueden decirte qué hacer para evitar tomar medicamentos en el camino. “No creo que debas apresurarte a tomar una pastilla por el dolor que estás teniendo. A veces los medicamentos pueden empeorar la condición, especialmente si no sabes cuál es el problema y especialmente para los niños“. Las enfermeras también saben cómo cuidar a su familia para mejorar la salud de sus hijos y su cónyuge a largo plazo. Pueden enseñar la nutrición apropiada, la higiene apropiada, e incluso la postura apropiada. También pueden reconocer los primeros signos de condiciones de salud, que pueden beneficiar a su familia en el futuro.

Las enfermeras son personas increíbles y tener una enfermera en la familia puede hacerte sentir muy afortunado. “Si no estás amando y no te importa la gente, no puedes cuidar de ellos“, dice María. “Así que el amor, la paciencia y la persistencia son las cualidades más importantes que una enfermera puede tener y estas cualidades me enseñaron a ser mejor como madre y como pareja“.

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest