Beneficios de alimentos remedios naturales Salud

Increíbles beneficios del té de cáscara de limón

beneficios del té de cáscara de limón

Hay pocos alimentos que tengan tantos beneficios para la salud como el limón. Sin embargo, a todo el mundo no le agrada su sabor por lo que hoy vamos a dedicar nuestra entrada a hablar sobre el té de cáscara de limón. ¿Lo has probado alguna vez? Te aseguramos que su sabor conquistará tu paladar y sus beneficios serán muy grandes, por lo que vas a disfrutar al mismo tiempo que cuidas tu cuerpo. Su sabor es ácido pero muy refrescante y revigorizante, el mejor aliado para un estilo de vida saludable.

Preparación del té de cáscara de limón

Para elaborar nuestro té con cáscaras de limón vamos a necesitar un litro de agua, el zumo de un limón con su cáscara y cuatro cucharadas de miel. La preparación es muy sencilla, lo primero que haremos será poner a hervir el litro de agua junto a la cáscara del limón. Dejamos que llegue a la ebullición y agregamos el zumo, mantenemos durante 20 minutos a temperatura media y como último paso añadimos la miel. Hay que dejar reposar todo durante 10 minutos para que los ingredientes terminen de mezclarse bien. Para su conservación tenemos que verter este contenido en una botella de cristal con cierre, que guardaremos en algún lugar donde no reciba la luz del sol.

No dejes de leer:
Bajar de peso en 7 días con limón

¿Cómo debo tomar el té de cáscara de limón?

Hay dos maneras de tomar el té de cáscara de limón, puedes tomar un par de vasos diariamente o cuatro cada dos días, ya como tú prefieras. Tomando té de cáscara de limón con esta frecuencia estamos reforzando las defensas de nuestro organismo, por lo que será más difícil que cojamos un resfriado, por ejemplo.

Lo aconsejable es tomar la primera taza de té media hora antes del desayuno. La siguiente después del almuerzo, para así ayudar además a hacer una correcta digestión. Si hemos optado por tomar un litro de té cada dos días, entonces tendremos que completar la jornada con un par de tazas más, una a media tarde y otra justo antes de irnos a la cama.

Si acompañamos este hábito con una alimentación sana y equilibrada nuestro cuerpo quedará libre de toxinas en poco tiempo y nos ayudará a quemar calorías. Para maximizar los efectos de la dieta aconsejamos seguir este tratamiento cada dos días.
Por el contrario, si el peso no nos preocupa y lo que queremos es reforzar nuestras defensas, cuidar del hígado y las digestiones, con una o dos tazas de té de cáscara de limón será más que suficiente.

Los grandes beneficios del té de cáscara de limón

Té de cáscara de limón para los gases

El té de cáscara de limón es ideal para los problemas de gases, asociados muchas veces a una digestión pesada. En estos casos, lo mejor es tomar una taza de este té después de comer o a media tarde. Tu estómago quedará libre de molestias en unos minutos gracias a sus propiedades digestivas.

No dejes de leer:
Los diferentes tipos de cáncer de mama

Té de cáscara de limón para el hígado

Se recomienda para personas con el hígado inflamado, ya que favorece la metabolización de las enzimas, descongestionándolo y deshinchándolo.

Beneficioso para alcalinizar la sangre

Asimismo, es muy adecuado para garantizar unos correctos niveles de alcalinidad en sangre y limpia nuestro organismo. Excelente antiséptico y astringente, nos ayuda a combatir el mal aliento, elimina el exceso de grasa en nuestra piel, regula la presión arterial y refuerza nuestro sistema inmunitario.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida