remedios caseros

Jugo para desintoxicar tu cuerpo de metales pesados

Sin darnos cuenta podemos estar intoxicando nuestro cuerpo con metales pesados que ingerimos mediante los alimentos, la aplicación de cosméticos e incluso el aire, por ello es de suma importancia que sepamos como desintoxicar el cuerpo a fin de evitar problemas serios que estos metales pueden desencadenar en nuestro organismo.

Desintoxicar tu cuerpo de metales pesados

Los metales pesados como el mercurio, el cadmio, el plomo, el uranio y el aluminio pueden entrar en el cuerpo humano a través de los alimentos, el agua, el aire, o por absorción a través de la piel. Estas toxinas contribuyen a los problemas de salud graves en el cuerpo humano. Si tienes empastes dentales, has sido vacunado o has comido mariscos, entonces tu cuerpo es probable que esté contaminado.

Es importante limpiar nuestro cuerpo a nivel celular. Puedes hacer esto a través de comer alimentos de limpieza (frutas y verduras orgánicas), el consumo de jugos de vegetales, tomar suplementos naturales (como chlorella), la sudoración (a través del ejercicio, el yoga, sauna), y mediante el uso de técnicas de respiración.

Jugo para desintoxicar de metales pesados

Una de las formas para desintoxicar tu cuerpo es tomando jugo de vegetales verdes cada mañana, proporciona vitaminas, minerales y antioxidantes que tu cuerpo necesita.

Este jugo especial está lleno de alimentos desintoxicantes que fortalecen el hígado, se unen a los metales pesados en el cuerpo y ayudan a eliminarlos.

No dejes de leer:
Usos medicinales de la artemisa

Ingredientes

  • 2 remolachas o betabel pequeñas (o 1 grande)
  • 4 tazas de col picada
  • 2 tazas de apio picado
  • 1 pepino mediano
  • medio limón
  • 1 manojo de perejil
  • 1 manojo de cilantro
  • 2 pulgadas de jengibre
  • 1-2 cucharaditas de semillas de chía (opcional)

Instrucciones

1. Lavar todos los ingredientes. Elige orgánicos si es posible, sino, desinfectar muy bien. Te invitamos a consultar el apartado para saber cómo desinfectar naturalmente Frutas y Hortalizas.

2. Extrae el jugo de todos los ingredientes (menos las semillas de chía) a través del extractor, o mezcla todos los ingredientes (menos las semillas de chía) en una licuadora si no tienes un extractor de jugos. Si usas licuadora, y el jugo es muy espeso, puedes utilizar un colador para eliminar las partículas más grandes (opcional).

3. Añadir las semillas de chia a tu jugo preparado, y dejar en remojo durante unos 10 minutos. Las semillas de chía contienen fibra soluble en agua, lo que les da una consistencia gelatinosa una vez se remojan las semillas. Este gel absorbe las toxinas en el tracto digestivo, ayudando a tu cuerpo a que se limpie.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida