Psicología Salud emocional

La ansiedad consume adrenalina agotando nuestro cuerpo y mente

El juego que existe entre la ansiedad y la adrenalina es cada día más la causa de muchas de nuestras propias enfermedades. Está comprobado que el manejo inadecuado de los casos de ansiedad extrema, nos exponen a adquirir enfermedades crónicas, y si ya las tenemos son más cada día las que empeoran o se instauran para toda la vida.

ansiedad y adrenalina afecta nuestro cuerpo

La ansiedad agota nuestro cuerpo

¿Porqué este fenómeno nos debilita tanto? a veces nos sentimos enfermos y agotados sin causa aparente, y es aquí donde se encuentra el secreto.

La ansiedad es un estado emocional asociada al miedo, cuando estamos bajo una condición amenazante y expectativa de un daño u ataque, nuestros niveles de adrenalina (que es el neurotransmisor encargado de la respuesta de lucha y huida) está activado y nuestras glándulas suprarrenales vierten cantidades de adrenalina en nuestro torrente sanguíneo.

Efecto fisiológico de la sobredosis de adrenalina

Si repetidamente te sientes ansioso y estresado, o si esto se vuelve crónico, tu cuerpo no obtiene la señal para volver al funcionamiento normal, pudiendo debilitar tu sistema inmunológico, dejándote más vulnerable a las infecciones virales. Según informa el Harvard Medical School.
Nuestros tejidos biológicos responden de muchas formas y rápidamente a la adrenalina en sangre; entre los efectos más visibles están: las pupilas dilatadas, sudoración excesiva y cambios en el ritmo cardíaco. que generan un estado de nerviosismo; nuestras reacciones aumentan así como también nuestros reflejos; estos notorios cambios preparan al cuerpo para hacer frente a una amenaza inmediata. Sin embargo personas en estados regulares, pero con niveles elevados de ansiedad, responden físicamente de la misma manera sin que exista una causa visiblemente lógica, esto es debido a la adrenalina.

Ansiedad como respuesta Vs Ansiedad Crónica

Los sistemas excretorios y digestivos también sufren. Según el Harvard Medical School, puede haber una conexión entre los trastornos de ansiedad y el desarrollo de síndrome de intestino irritable (IBS) después de una infección intestinal. Este trastorno puede causar vómitos, diarrea o estreñimiento.
Sentir ansiedad frente a determinadas situaciones que consideramos amenazantes de forma evidente, es una respuesta aún así en oportunidades después de desaparecer de la vista real las amenazas, seguimos experimentando los mismos síntomas; el cuerpo de alguna manera se ha visto incapaz para desmontar el mecanismo activado, y este permanece a lo largo de varios días. Esto es lo que comúnmente se conoce como trastorno de ansiedad, y hoy por hoy es uno de los flagelos sociales más comunes debido a la vida ajetreada que llevamos.

No dejes de leer:
5 signos de madres emocionalmente fuertes

La ansiedad crónica está claramente enlazada a los niveles altos de adrenalina, que hacen que por estar activadas para casos de emergencia, estén constantemente gastando nutrientes esenciales para nuestra salud y mantenimiento biológico.

Efectos a largo plazo de la ansiedad mantenida

Mantener elevados niveles de ansiedad durante mucho tiempo produce daños crónicos y una elevada tasa de desgaste celular. La activación de los glucocorticoides es la respuesta normal del organismo a estados de ansiedad continuados.

Este compuesto es a su vez el que se comunica con nuestra pituitaria encarga de segregar las hormonas que regulan e influyen en proceso vitales como el metabolismo, el crecimiento y la reproducción, por otra parte esto hace que la masa encefálica se trasforme, también la capacidad cognitiva se ve disminuida, así como otras funciones superiores como la memoria, se afectan de manera consistente.

Tratamientos naturales para la ansiedad

La mayoría de los tratamientos recomendados introducen químicos que alivian la ansiedad, sin embargo esto puede desgastar o dañar otras áreas de la salud y conducir al desarrollo de adicciones, que lejos de colaborar incrementan el desgaste, incluso podemos afirmar que los ansiolíticos producen más daños colaterales que la misma ansiedad crónica, pues alteran el delicado equilibrio de los químicos cerebrales.

Tratamientos naturales para la ansiedad

Existen tratamientos alternativos que han demostrado ser la mejor elección para tratar estos trastornos producidos por la adrenalina en nuestro cuerpo.

No dejes de leer:
5 tipos de personas que debemos evitar

Manzanilla

Siempre has escuchado que la manzanilla funciona para las crisis de nervios, esto es debido a que muchos de sus compuestos están relacionados con el control de los mismos receptores cerebrales de la ansiedad, tal como lo hace el conocido Valium, estudios científicos certifican que al tomar manzanilla regularmente disminuyen los síntomas de la ansiedad.

Valeriana

Los efectos de la valeriana en el manejo de la ansiedad son reconocidos desde hace mucho por médicos y naturistas, el consumo de té de valeriana ha resultado efectivo para la disminución del estrés y así también los síntomas y consecuencias de estados ansiosos prolongados.

Suplementos de Omega 3

Los aceites con elevando niveles de Omega 3 son efectivos para mantener la salud para el corazón, también hay estudios que afirman que su consumo moderado y continuo disminuye los niveles de ansiedad y sus efectos nocivos para la salud. Añadir a nuestra dieta alimentos cargados de este complejo especial como salmón y pescados como la sardina es la mejor forma de obtener este compuesto.

Respiración consiente

La respiración consiente ha demostrado alta efectividad en la reducción del estrés y la ansiedad. La razón es que claramente resulta imposible respirar y estar ansioso al mismo tiempo. Exhala completamente tus pulmones e inhala sosteniendo tu respiración por 4 segundos, repite la operación cada vez que te sientas muy ansioso. Puedes probar con estos ejercicios de respiración para controlar la ansiedad y mejorar la salud en general.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: Shutterctock