Nutrición Salud

La causa real de la fatiga adrenal no es lo que piensas

La causa real de la fatiga adrenal

¿Es real la fatiga adrenal? La fatiga adrenal es real, pero contrario a lo que se piensa, es más bien algo que tiene que ver con malas elecciones a a hora de nutrir el cuerpo.

En este ritmo de vida actual, es común que la mala alimentación (o no suficiente alimentación) esté cobrando factura a nuestro cuerpo. Sí, el estrés también es algo por lo cuál debamos preocuparnos, pero no siempre será el motivo principal de nuestros padecimientos, sobre todo cuando tiene que ver con la fatiga crónica que se ha convertido hoy por hoy, en prácticamente una pandemia.

Síntomas de la fatiga adrenal

  • Tendencia a ser una “persona de la noche”
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Arrancas lento en la mañana
  • Tendencia al nerviosismo y con dificultad para calmarse
  • Tranquilo aparantemente, pero con problemas interiormente
  • Tendencia de necesitar gafas de sol
  • Fatiga crónica o con sueño a menudo
  • Antojo de alimentos salados
  • Prueba simple en casa para la fatiga adrenal

Sin embargo, estos síntomas de fatiga adrenal son muy similares a los síntomas que se presentan por no comer lo suficiente, algunos de estos síntomas parecidos pueden ser los siguientes:

  • Te sientes estresado todo el tiempo
  • Energía baja
  • Dificultad para conciliar o mantener el sueño
  • Antojos de comida
  • Dificultad para despertarse
  • Manos y pies fríos
  • Falta de apetito
  • Tu diario de alimentos se asemeja a la de un niño
  • Temperatura corporal baja (por debajo del 97,8 al despertar)
  • Vas por los alimentos que dicen “sin grasa”, “sin azúcar” o “bajo en calorías”
No dejes de leer:
Tips para quemar la grasa abdominal

Quizás te pueda interesar conocer cual es la correcta “nutrición para combatir la Fatiga Adrenal”

Causas de la fatiga adrenal

Cada vez que nosotros no estamos cumpliendo con las necesidades del cuerpo para obtener energía con combustible adecuado, ponemos énfasis en las glándulas suprarrenales, ya que actúan como amortiguadores del cuerpo (lo que permite al cuerpo adaptarse al estrés).

En otras palabras, cualquier abuso de calorías o negligencia de nutrición es algo que nuestras glándulas suprarrenales tienen que compensar mediante la producción de las hormonas del estrés (cortisol y adrenalina) para ayudarte a pasar el día. Por lo general, cuanto más grave es la disfunción adrenal, mayor será el estrés adrenal que ha estado sucediendo.

Además, inadecuadamente alimentando nuestro cuerpo, estimula el uso de glucógeno (azúcar almacenada en el hígado) para obtener energía. Una vez que las reservas de glucógeno se agotan, la descomposición del tejido comienza (la descomposición de las proteínas y la grasa para hacer la glucosa [azúcar] para la energía). Según Ray Peat, PhD, este proceso de catabolismo muscular, libera aminoácidos tales como la cisteína, metionina y triptófano que son anti-metabólicos a nuestra tiroides.

Esto sucede porque es la manera del cuerpo de ser sabio, que comunica con la tiroides, diciéndole que baje la conversión de la hormona tiroidea activa para guardar el cuerpo de caer al suelo.

No dejes de leer:
Lo que los doctores no te dicen sobre enfermedades autoinmunes

Cuando comes comidas regulares nutrientes densas, das al cuerpo lo que necesita, también cuando le das alimentos que trabajan para el estado digestivo actual de tu cuerpo, las glándulas suprarrenales no tienen que trabajar muy duro. Se quedan contentas, esperando a que esos intensos momentos de estrés agudo para hacer el trabajo por el que fueron puestas allí a hacer: crear energía durante momentos de estrés que amenaza la vida. Sin embargo, las glándulas suprarrenales no estaban destinadas a soportar el estrés crónico que continúa día tras día cuando no están cumpliendo con las demandas del cuerpo.

Considera esto: si estás actualmente en una dieta (aunque sea paleo), la reducción de calorías (estar hambriento), comer alimentos que disminuyen el apetito (como los que no digieres bien), y/o no manejar el azúcar en la sangre adecuadamente, es una razón clave por la que sientes tus glándulas suprarrenales fatigadas. Mientras que la fatiga adrenal puede ser algo real, quizás es mejor llamarla lo que realmente es: el resultado de una dieta baja en hidratos de carbono, no comer lo suficiente, y/o no manejar bien el azúcar en la sangre. Así que si quieres deshacerte de la fatiga adrenal, aprende a satisfacer las necesidades de tu cuerpo sin tener que hacer protocolos adrenales locos con suplementos costosos sin resultados.

Investigación y redacción: equipo de Vida Lúcida.