Curiosidades

La increible historia de un hombre que convive con leones

Kevin Richardson es zoólogo de un parque natural, y aunque su nombre o su profesión no suene interesante, cabe mencionar que sus compañeros de juegos son leones, entre otros animales que se consideran poco amistosos.

Kevin reside en Lion Park in Broederstroom, en donde convive con leones, hienas y otras especies de felinos con los cuales comparte una relación muy especial, que ha ido desarrollado a través del tiempo basándose solamente en su intuición.

Después de graduarse con una licenciatura en Anatomía y Fisiología, Kevin comenzó su carrera en rehabilitación postoperatoria. Hizo un cambio dramático de carrera  cuando se le dio la oportunidad de trabajar con leones en un parque local de león, hace dieciséis años.

Como un animal conductista autodidacta, ha roto todas las reglas de seguridad que el hombre conoce a la hora de trabajar con estos animales salvajes. Violando conceptos erróneos comunes como romper el espíritu de un animal con palos y cadenas es la mejor manera de someterlos, él usa el amor, la comprensión y la confianza para desarrollar lazos personales con ellos. Su método único de conocer sus personalidades individuales, lo que hace que cada uno de ellos esté enojado, feliz, molesto o irritado-al igual que una madre entiende un niño-ha provocado que ellos lo acepten como uno de los suyos en su redil.

No dejes de leer:
Las 10 casas en el árbol más asombrosas del mundo

Las relaciones únicas de Kevin con estos grandes depredadores han abierto muchas puertas y cautivado la imaginación de muchas personas en todo el mundo. Ha presentado y producido varios documentales que detallan sus relaciones con los animales y ponen a relieve la difícil situación de los leones, tanto en cautiverio como en libertad.

Kevin también ha escrito un libro llamado apropiadamente, “Part of the pride” (Parte del orgullo) que detalla su trabajo en los últimos años con los grandes carnívoros y es ahora conocido cariñosamente por sus fans en todo el mundo como “The Lion Whisperer” (El susurrador de leones).

A través de sus relaciones notables con los animales, él también ha hecho un nombre por sí mismo en la industria del cine como uno de los operarios y cuidadores principales de animales en Sudáfrica.

Su proyecto más ambicioso hasta la fecha era el de un largometraje dramático llamado “león blanco”, en el cual cumplió el rol de productor y domador de leones. La película llevó más de cuatro años para hacer y se trata de la vida de un joven león blanco, “Letsatsi” que sobrevive en contra de todas las probabilidades de convertirse en un adulto y encontrar un orgullo propio.

A continuación puedes apreciarlo en la siguientes imágenes.

No dejes de leer:
Construir casa de cartón para gatos paso a paso.