Investigaciones

La meditación ‘apaga’ áreas cerebrales relacionadas con lo negativo.

La meditación ‘apaga o desconecta’ las áreas cerebrales relacionadas con lo negativo.

Apoyados con imágenes cerebrales, investigadores de la Universidad de Yale comprobaron que la meditación frecuente ‘desconecta’ las áreas del cerebro relacionadas con el ‘soñar despierto’ y las divagaciones, así como las que tienen que ver con trastornos psiquiátricos como el autismo y la esquizofrenia.

Por lo general los pensamientos de divagación o a la deriva tienden a enfocarse en temas negativos, creando más estrés y ansiedad.

Mientras voluntarios realizaban tres técnicas de reflexión diferentes, el profesor de psiquiatría Judson Brewer y su equipo descubrieron que los más experimentados mostraban una disminución en la actividad de las áreas cerebrales implicadas en trastornos como el déficit de atención, ansiedad e hiperactividad, e incluso en la acumulación de placas de beta-amiloide en la enfermedad de Alzheimer.

La disminución de la actividad en esta red, que abarca la corteza cingulada posterior y la prefrontal medial, se observó en los experimentados, independientemente del tipo de meditación que estaban practicando. El análisis también demostró que en estado normal, es decir cuando no hay meditación, las regiones de su cerebro asociadas con el control cognitivo se activaban, lo que no sucedió con los novatos. Esto puede indicar que los aficionados a la meditación están en constante vigilancia y suprimen la aparición del ‘yo’ en los pensamientos o las divagaciones. En las formas patológicas, estos estados están asociados con enfermedades como el autismo y la esquizofrenia.

No dejes de leer:
Las propiedades curativas de la semilla de calabaza

En el estudio cada voluntario fue instruido para participar en tres tipos de meditación: concentración (atención a la respiración), amor-amabilidad (desear el bien a los seres) y conciencia sin elección (enfocarse en lo que surja). Durante estas meditaciones los científicos examinaron la actividad cerebral con imágenes de resonancia magnética funcional (MRIf).

La capacidad de la meditación para ayudar a las personas a mantenerse concentradas ha sido asociada con un aumento de la felicidad, comenta Brewer. A su juicio, comprender cómo funciona ayudará a investigar mejor cómo dejar de fumar, lidiar con el cáncer e incluso prevenir la psoriasis, dice Brewer.