Psicología

La percepción de la realidad – Ilusiones ópticas

ilusiones opticas

Ilusiones ópticas

Cabría, si nos encontramos en vena filosófica, preguntarnos incluso si los colores que vemos son en realidad una propiedad real de las cosas o si, por el contrario, son cualidades que nuestro cerebro “fabrica”, por decirlo de algún modo, al ser estimulados sus receptores visuales por ondas electromagnéticas de cierta longitud.

John Locke denominó a estas cualidades como el color, el olor o el sonido, cualidades “secundarias”, o sea, cualidades que no pertenecen propiamente a las cosas mismas, sino a nuestro modo de percibirlas o ser afectados por ellas.

Retomando la apreciación del filósofo sofista Protágoras de Abdera, “El hombre no ve las cosas tal y como son en si mismas, sino tales y como son para él”. Esta “subjetividad” o carácter relativo de la percepción posee, por lo demás, un profundo significado psicológico:

Si penetrara en nuestra mente toda la información que, en forma de energía estimulante, llega constantemente a nuestros sentidos, viviríamos en un caos de impresiones carentes de significados.

En virtud de complicados procesos en que se ponen en juego los sistemas de alerta y activación tronco-encefálicos, nuestra sensibilidad no se limita a reflejar dócilmente lo que ocurre a nuestro alrededor. Los mecanismos atencionales se encargan de filtrar la información que nos llega, reforzando algunos de sus aspectos e ignorando o minimizando otros.

No dejes de leer:
¿La infidelidad se puede prevenir?

Quizás el hombre no llegue a ser la medida de todas las cosas, pero lo es, sin dudas, de su percepción.