Consejos Salud

La soledad aumenta riesgos de padecer enfermedades del corazón

Estudios revelan que existe relación entre la soledad y las enfermedades del corazón y otros padecimientos relacionados al cerebro, como el Alzheimer, la depresión y la ansiedad. Descubre porqué la soledad puede convertirse en un enemigo y cómo puedes evitarlo.

La soledad y las enfermedades del corazón 3

El aumento de las interacciones virtuales, como lo son las redes sociales, donde muchas veces preferimos vivir una vida virtual, en lugar de socializar con las personas en el mundo físico, hace que la soledad tienda a ser mayor, y según investigaciones, está relacionado con los padecimientos como las enfermedades del corazón, entre otras.

La soledad y las enfermedades del corazón

Según un estudio americano, la soledad está relacionada con un mayor riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardiaca coronaria o ser víctima de un derrame cerebral. Los científicos de la universidad de Nueva York, revisaron 23 estudios publicados en revistas. Todos los estudios, trataban sobre el estrés y las enfermedades del corazón. En total, fueron seguidos 181 mil adultos sanos; de estos, 4,600 han sufrido una enfermedad coronaria, un bloqueo arterial debido a una acumulación de colesterol. Además, otros 3 mil sufrieron un accidente cerebrovascular.

La vida solitaria puede ser menos controlada

Repercusiones de la soledad sobre las enfermedades del corazón

Los científicos descubrieron que una persona tiene un riesgo mayor del 29% de sufrir un infarto al miocardio o angina de pecho y un 32% tiene un riesgo mayor de sufrir un derrame cerebral, presión arterial alta, colesterol elevado y diabetes. Los investigadores han señalado que la soledad afecta el estilo de vida; un individuo solitario, tendera a gastar menos, fumar más o a comer de una manera desequilibrada.

No dejes de leer:
Qué es la colitis ulcerosa y cómo tratarla

La soledad repercute en el sistema inmunológico

Los resultados de este estudio, se suman a la realizada en el 2015 por investigadores de la universidad de chicago. Este trabajo ha puesto de manifiesto que la soledad tiene un impacto negativo sobre el sistema inmunológico; por lo que se recomienda tener menos presencia virtual en las redes sociales y tener más contacto en el mundo físico, con amigos, familiares, además de la práctica de alguna actividad deportiva, para mantener el cerebro ocupado y desarrollar un sentido de socialización con los que nos rodean.

Un sistema circulatorio en óptimas condiciones

La soledad también está relacionada con la enfermedad de Alzheimer, las principales funciones del cerebro que son perjudicadas por este padecimiento, como lo son la memoria y el aprendizaje, son las principales funciones del cerebro que se ven disminuidas en individuos solitarios; debemos entender que la soledad en sí no es algo negativo, sino que ésta puede contribuir con el aislamiento y falta de motivaciones que lleven al individuo a abandonarse, generando  la posibilidad del desarrollo de estos padecimientos en mayor medida.

“Un estudio realizado en ratones demuestra que el aislamiento social disminuye una región cerebral fundamental en la memoria y el aprendizaje.”

El Dr. Nicole Valtorta, responsable del estudio, explica que la soledad tiene efectos reales en el cuerpo. Son los aislados o solitarios, los que tienes menos probabilidades de ser activos físicamente, comen de una manera desbalanceada y son más propensos a negarse a visitar a un médico.

No dejes de leer:
Nuestro año sin azúcar: una gran aventura familiar

Redacción: Equipo de Vida Lúcida