Psicología Superación personal

La verdadera importancia de ser fiel a ti mismo

Una vida simple puede definirse como una vida en la que se han eliminado todas las cosas no esenciales. Está marcada por la buena convivencia con nosotros mismos, basada principalmente en la honestidad, nos acerca más a la felicidad. Aunque pueda parecer difícil de lograrla, la verdad no es tan complicado hacerlo. Como sea, el resultado será tu libertad. Pero ¿Cuál es la importancia real de ser fiel contigo mismo?

Mujer disfruta de ser fiel a si misma

La simplicidad en la vida no puede lograrse sin honestidad. Consideremos el hecho de que cada vez que no somos sinceros, creamos una realidad alternativa. Posteriormente, nos vemos obligados a vivir una vida en ambos mundos: el verdadero y el que hemos creado. Por otro lado, cuando elegimos la honestidad vivimos la misma vida dondequiera que estemos.

La honestidad conduce a la simplicidad, pero la deshonestidad conduce a una vida complicada. Ahora traslademos estos escenarios a nuestra vida interior y veremos que realmente vale la pena ser fieles con nosotros mismos. No existe situación más desagradable que vivir constantemente en batalla con nuestro caótico mundo interior.

Por qué es importante ser fiel contigo mismo

Los beneficios de no faltar a nuestra verdad fueron expuestos anteriormente de forma general. Aunque, la lista de beneficios puede ser mucho más larga, estas son algunas cosas que podemos conseguir siendo honestos con nosotros.

No dejes de leer:
Mahatma Gandhi y su ideología Social

Amistades más cercanas

La honestidad y la integridad allanan el camino para una mayor intimidad. Tus amigos aman al “verdadero tú”, no al que has creado artificialmente. Si eres fiel contigo mismo, entonces te será mucho más fácil transmitir esa honestidad a todas tus relaciones sociales externas.

Amigos de mayor calidad

Lo bueno atrae lo bueno, del mismo modo, la honestidad atrae la honestidad. Las personas que son dignas de confianza y honestas atraen a amigos de confianza y honestos. Y esos son los mejores amigos que podrás encontrar. Si no eres honesto contigo, tampoco serás honesto con los que te rodean, entonces no podrás tener amigos de calidad.

Empieza por creer en ti mismo y verás cómo la gente empieza a creer en lo que dices y haces.

La autoestima no solo permite lograr el bienestar interior por sí misma, se refuerza con la aceptación social. La gente honesta es aquella que confía plenamente en ellas mismas. Nunca subestimes el poder de confiar en ti mismo, es capaz de realmente cambiarte la vida para bien.

Bienestar

Persona que es fiel a si misma es más libre

Cuando somos fieles con nosotros mismos, la consecuencia es que tenemos una vida ordenada y sin complicaciones. Una vida sin complicaciones es ideal para mejorar el sistema inmunológico. Así, la honestidad podría estar relacionada con menos resfriados, menos fatiga, menos depresión y menos ansiedad. Ser honestos con nosotros mismos nos permitirá evitar visitar terapias en el futuro.

No dejes de leer:
Cuando yo era niño quise serlo por siempre

Menos estrés

Ser honestos, tanto con nosotros como con el resto de personas es una virtud que debemos cultivar día a día. Fingir ser algo que no somos requiere una constante atención a los falsos detalles, incluso para los más experimentados. Las personas honestas son más capaces de relajarse porque sólo están siendo ellas mismas. Naturalmente, si no sentimos la presión de mantener una mentira, nos sentiremos relajados la mayor parte de nuestro tiempo.

Ser fiel a ti mismo te aleja del estres

Desafortunadamente, al principio de nuestra vida aprendemos que la deshonestidad puede tener beneficios increíbles a corto plazo. Puede sacarnos de problemas. Puede conseguir lo que queremos. Llegamos a creer que está bien no ser honestos con nosotros si eso complacerá a la gente que nos rodea. Y, así, vamos desarrollando el nocivo hábito de la deshonestidad.

Vivir una vida honesta requiere esfuerzo, especialmente al principio. Requiere una decisión para conseguirla y algunas medidas de acción para comenzar. Pero una vez que comienza a llenar nuestra vida y vemos sus beneficios, la honestidad será más fácil de practicar

Comparte esto: