Psicología Relaciones de pareja

Las 6 etapas en una relación de pareja

Todas nuestras relaciones cumplen etapas, y la relación de pareja no es una excepción. Si cada etapa es bien vivida y se supera con éxito, aseguramos que la siguiente etapa se instaure sobre sólidas bases firmes, que permitirán a la relación establecerse como edificios bien construidos, sin dejar cabida a fallos que pudieran derrumbarla.

etapas en una relación de pareja

Como siempre hemos dicho, somos seres únicos, y al ser esto así es imposible meter todas las relaciones de todas las personas en la misma caja y que estas se amolden a ella. Sin embargo, existen factores comunes en nosotros como seres humanos, y científicos del comportamiento se han dedicado a investigar e ir reuniendo las características más comunes de nuestros comportamientos, lo que arroja luces para predecir cómo se darán las relaciones y que podremos esperar.

Las etapas en una relación de pareja

La relación de pareja está en constante construcción, y es un error muy común pensar que una vez llegados al matrimonio, esta va a durar toda la vida. Existen factores como la intimidad, la confianza, el compañerismo y la amistad, que se mezclan en la receta del amor perfecto.

Algunos psicólogos piensan que las relaciones pasan por las mismas etapas del desarrollo que nosotros, y han construido teorías muy interesantes sobre esta. Aquí están las etapas que han surgido de estos postulados, es divertido intentar ubicarlas dentro de tu relación.

1. Enamoramiento (las mariposas en el estómago)

Esta etapa en la relación de pareja es maravillosa, aunque amigos y familiares podrían no pensar lo mismo. El mundo se cierra para dos, se da una relación muy física y presente, los involucrados estarán siempre juntos y si no lo están, estarán pensándose continuamente, los defectos pasan desapercibidos y las cualidades positivas tomarán el primer plano de la perspectiva, no existen (o no se ven) las diferencias por el contrario, las coincidencias se potencian, el objetivo y la búsqueda es la fusión, es volverse uno.

Ya no serán el tú y yo, sino el nosotros, son confidentes y se comprenden, ellos contra el mundo. Las discusiones son mínimas pues siempre se evitan, dado a que se desconoce como serán resueltas y si alguna se da, será el fin del mundo. Es una etapa de exploración juguetona con el otro que se pone a tu lado. El objetivo o meta en esta parte de la relación de pareja es aprender a estar distintamente juntos, respetar la autonomía. Si se dan las relaciones íntimas, estás serán sensacionales y protagónicas.

No dejes de leer:
La influencia de los colores en las personas

2. Relación y vinculación

Se produce una bisección de las personalidades, progresivamente se abandona el uso de la palabra nosotros y se introduce de nuevo el yo y el tú, disminuyen los celos y las respuestas pasionales, la relación está afianzando el compañerismo y la colaboración, sigue manteniéndose la confidencia, los espejismos han desaparecido, comienzan a darse temas de discusión y se ensayan más fácilmente temas de discusión, se ponen en prácticas habilidades para resolver conflictos que con el tiempo se irán moldeando.

Regresan los amigos y los familiares, causando aún más material de conflicto, esta etapa viene a ser la iniciación social de la pareja. Se reparten las responsabilidades y se comienza a hacer pruebas de funcionamiento dentro del hogar. El aprendizaje último que se busca en esta etpa de la relación de pareja, es la individuación de los miembros en convivencia.

3. Convivencia

la relación de pareja y sus etapas

Somos otros tú y yo en pareja, ya se han aprendido una cantidad de herramientas útiles para la convivencia, en esta etapa se establecen metas comunes, la pasión sexual disminuye y empieza a buscarse una nueva forma de amar desde la compresión y el compañerismo, la camaradería se pone en relieve, aparece la confianza y se revelarán los verdaderos hábitos de cada uno, las máscaras han caído, ya el otro no es perfecto. El objetivo de la etapa es aprender a resolver los conflictos, crear herramientas para la convivencia sana y respetuosa.

4. Autoafirmación

Una etapa muy importante en la relación de pareja, aquí es donde aparecen de nuevo las diferencias, existirán intereses personales, y habrá que desarrollar estrategias para dar espacio a todo, a los intereses individuales que representarán un reto, pues las actividades en común serán menos, ambos miembros deben sentirse cómodos y confiados, si alguno de los miembros sufre de baja autoestima, pudiera entrar en Shock y sentirse abandonado, la seguridad es importante, ahora habrá espacio para la individualidad, pero también para los temores. La meta de este periodo en la relación de la pareja es mantener la calma y desarrollarse como individuos seguros de sí mismo.

No dejes de leer:
Una pareja de ancianos decide morir tomados de la mano

5. Colaboración

En esta etapa se comienza un resurgir de la pareja y es la etapa de la elaboración de nuevos proyectos juntos, negocios, viajes, planear la universidad para los hijos, etcétera. La seriedad y la sensación de fiabilidad reemplazan la inseguridad y el miedo a la pérdida de las etapas anteriores. Aquí se produce un resurgir del entusiasmo, inclusive en el plano íntimo, se encuentran mejor en compañía, seguros de sí mismo. Se siente que se puede depender y confiar.  El objetivo en esta fase de la relación, será trabajar la compatibilidad y soltar la posesividad.

6. Adaptación

La paraje ya está construida, se dan acontecimientos relacionados con la salud, tanto en el seno de la pareja como en la familia cercana, la pareja hace frente a lo que ha construido, es ahora que caen los espejismos, y se encara la pareja que realmente son, es una etapa difícil pues generalmente se une a la etapa de la mediana edad o a las crisis de la menopausia y andropausia, pueden darse los dos extremos o la ruptura o la consolidación. La meta es permanecer, buscando la manera de hacerse útiles, productivos y aportar a la sociedad.

Estas seis etapa de la pareja son un camino de vida compartida, que puede hacerse la mejor de las experiencias si se toma desde el camino del autoconocimiento, entender cómo se mueven los ciclos en una relación nos ayuda a prevenir accidentes no deseados en el camino, e igualmente a llevar una vida de pareja feliz.

El verdadero amor es como los espíritus: todos hablan de ellos, pero pocos los han visto. François de La Rochefoucauld

Redacción: Equipo de Vida Lúcida