Jardín permacultura

Verduras más fáciles de cultivar en suelos pobres

cultivar en suelos pobres

Cultivar en suelos pobres no es una tarea fácil, sobre todo cuando no se tiene el conocimiento de cuáles son los alimentos más fáciles de cultivar

La calidad del suelo es a menudo un problema a la hora de querer llevar a cabo la maravillosa tarea de cultivar nuestro propio alimento. Aunque la mayoría de las plantas y vegetales crecen en tierra fértil con buen drenaje, los aficionados agricultores y jardineros aún deben lidiar con el suelo arcilloso, suelo ácido, suelo rocoso o de otros tipos de suelos que no son ideales para el cultivo de alimentos y que son considerados como suelos pobres.

Las 7 verduras más fáciles de cultivar en suelos pobres

Por suerte hay muchas opciones para hacer frente a la pobreza del suelo, incluyendo la adición de nutrientes, la utilización de jardines verticales o cultivar verduras que son fáciles de cultivar en suelos pobres.

El Tomate

Las plantas de tomate se desarrollan mejor si se inician dentro del hogar, sembrando las semillas y trasplantándolas al término de seis u ocho semanas. Para lograr una cosecha temprana, trasplanta los tomates tan pronto como el peligro de heladas haya pasado. A los tomates también les va bien el crecimiento en macetas. El suelo con un equilibrio del pH de 6 o 7 es ideal para los tomates, añadir cal para aumentar el nivel de pH del suelo o de azufre para disminuirlo.

Calabacín ideal en suelos pobres

Tal vez el calabacín es el alimento más fácil de cultivar en suelos pobres, incluso es frecuentemente objeto de las bromas entre los jardineros al tomarlo casi como malezas. Dos plantas deben proporcionar más que suficientes calabacínes. Sus flores también son comestibles. Es recomendado regarlos mucho cada dos días. Les va bien en suelos con un equilibrio del pH de 6 o 7, y se desarrollan a pleno sol o sombra parcial.

No dejes de leer:
Propagando Rosas por sus tallos.

Rábano

El rábano se siembra preferentemente en otoño, primavera e invierno. Cuando se cultivan rábanos en suelos pobres es frecuente que, dado su rápido crecimiento, se hagan asociaciones, intercalando otras hortalizas de ciclo más largo, tales como zanahoria, remolacha, etc. Plantar en una zona soleada en suelos que tienen preferiblemente un equilibrio del pH de 6 o 7; regar ligeramente cada pocos días.

Zanahoria para suelos pobres y rocosos

La zanahoria se da bien incluso en suelos rocosos y suelos pobres, aunque ten en cuenta que la forma del propio vegetal se verá torcida cuando se cultiva en condiciones rocosas. El suelo debe mantenerse húmedo, pero recuerda que las zanahorias requieren menos agua a medida que alcanzan la madurez. Crecer zanahorias en el suelo con un balance de pH de 5 a 6, si es posible, y asegurarse de que reciben la mitad de todo un día la luz del sol.

Maíz

Otra verdura fácil de cultivar, el maíz requiere un espacio más amplio para prosperar. Planta dos filas paralelas entre sí para permitir la polinización, y evita dejar que se seque demasiado el suelo. Un balance de pH de 6 o 6.5 es mejor, ya que es aconsejable que reciba la luz del sol durante todo el día.

Judías verdes

Cultivar en suelos pobres durante el clima cálido, ya que no son propias del frío, sembrar en hileras de 60 cm de distancia y 20 cm entre plantas. La germinación es escasa cuando el suelo es frío, por lo que hay que esperar hasta que se caliente lo suficiente.
Hay que hacer siembras de los tipos arbustivos cada dos o tres semanas, hasta finales del estío.
Las variedades trepadoras sólo se siembran una vez, en primavera.

No dejes de leer:
Eliminar babosas y caracoles del jardín

La remolacha

Trata de airear el suelo tanto como sea posible antes de plantar remolacha ya que esta verdura de raíz se desarrolla mejor en suelos más blandos. Añadir cal si el suelo es demasiado ácido. Sembrar por lo menos a 2 pulgadas de distancia entre si. Las remolachas crecen mejor con el sol de medio día en el suelo con un equilibrio del pH en el rango de 6.

Estos son sólo algunos de los alimentos que se dan bien en suelos pobres. La adición de composta al suelo pobre es generalmente una forma ideal para obtener los resultados que se desean. Si el suelo es sencillamente demasiado pobre para cultivar, puedes probar con esta informaci{on que te resultará de mucha ayuda, cómo hacer tu propio abono o composta.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida