Bajar de peso Salud

Las consecuencias negativas del aumento de peso

El aumento de peso es un proceso normal de la vida y viene regulado por el metabolismo de cada persona según la edad. Pero cuando ese aumento se da de manera inmediata pueden estar sucediendo varios cambios inducidos por prácticas recurrentes.

consecuencias del aumento de peso

Entre ellas se puede mencionar el exceso en el consumo de alimentos o fármacos. También se debe a las alteraciones hormonales e incluso la genética. Expertos aseguran que aumentar más de un kilo en menos de 24 horas es indicador inminente del desequilibrio corporal y debe corregirse.

Aumentar de peso no siempre es sinónimo de comer demasiado, también puede desarrollarse por estrés, problemas en el sistema digestivo o en el caso de mujeres, por embarazo, menstruación o menopausia. Bajo este contexto, saber exactamente por qué se ha subido de peso es fundamental para su tratamiento y pronóstico.

Cuando se localiza el origen del aumento de peso se da paso al tratamiento. Según sea la causa así será la implementación del tratamiento. En condiciones adecuadas la dieta, el medicamento y el ejercicio deberían funcionar. Pero qué pasa cuando no se trata a tiempo o no se localiza su origen concreto, a continuación mencionamos algunas consecuencias de este “descuido”.

Consecuencias negativas del aumento de peso

Las siguientes problemáticas de salud están relacionadas con las consecuencias negativas que puede desencadenar el aumento de peso excesivo y que puedes alterar la funciones de algunos órganos y sin dudas perjudicar el estado de ánimo y el bienestar en general.

Enfermedades cardiovasculares e hipertensión

La obesidad es un sinónimo de problemas cardiovasculares. El aumento de peso excesivo provoca ateroesclerosis coronaria (endurecimiento de las arterias). ¿Qué significa esto? En términos generales, es un mal que afecta el cayado aórtico. Dicho cayado da paso a sangre oxigenada y vías que expulsa toxinas que se generan en el filtrado. La ateroesclerosis coronaria empeora cuando la dieta general conlleva demasiadas grasas.

Desarrollo de la diabetes

diabetes2

 

El aumento de peso también puede desarrollar diabetes. Se trata de una enfermedad que altera el proceso de absorción, síntesis y utilización de la glucosa. Si este proceso se trastorna, la glucosa requerida para el resto de funciones del organismo aumenta. Por consiguiente, el aumento de “azuzar sintetizada” causa sobreproducción de lípidos que no son consumidos por el organismo.

No dejes de leer:
Frutos secos y aceite de oliva revierten arteriosclerosis

Al no consumirse por completo, estos lípidos se acumulan en las paredes del tejido graso y producen una reacción en cadena que eleva drásticamente los niveles de glucosa en la sangre. Por esta razón es importante realizarse una evaluación completa y seguir un tratamiento específico.

Problemas psicológicos

Aumentar de peso no siempre se relaciona a un desequilibrio por alimentos, también entra en juego el aspecto psicológico. Una persona sometida a estándares de belleza irracionales puede provocar estrés elevado o una depresión severa, y en la mayoría de casos la autoestima disminuye drásticamente. En estos casos es recomendable no solamente un tratamiento a base de dietas y ejercicio, sino también, un tratamiento psicológico.

Artrosis

El sobrepeso puede ocasionar problemas en las articulaciones, debido al desgaste y la inflamación que puede provocar el peso excesivo que carga nuestro cuerpo. La artrosis puede darse en edades tempranas como una consecuencia negativa por el aumento de peso.

Asma

El aumento de peso, más aún cuando se padece de obesidad, puede desencadenar problemas respiratorios graves, dando por resultado que muchas prácticas sean más limitadas, como lo son las actividades sociales y las actividades físicas. Por ello es tan necesario que una persona que padece asma pueda revertir esos kilos de más y encontrar un punto de equilibrio para perder peso naturalmente, sin efectos rebote.

Hígado graso

Hígado graso1

El aumento considerable del peso es un enemigo del hígado, ya que se puede formar un hígado graso que es capaz de afectar la salud de este órgano de una manera permanente, provocando inflamación y lesiones en el hígado que forman cicatrices permanentes. Puedes ampliar esta información con las recomendaciones para prevenir y tratar el hígado graso.

Formación de cálculos biliares

Si bien el origen de la formación de los cálculos biliares La bilis se puede endurecer y acumular en la vesícula biliar lo que termina por generar lo cálculos biliares. En muchos casos estos cálculos son muy dolorosos y pueden ocasionar muchos inconvenientes a la hora de comer, ya que alteran la digestión de los alimentos.

No dejes de leer:
Batidos ecológicos para eliminar el acné.

Causas comunes del aumento de peso

El aumento de peso puede tener ciertos factores desencadenantes que pueden agravar la situación, estas enfermedades individuales pueden sumarse a los malos hábitos alimenticios y los factores genéticos y la predisposición al aumento de peso, dando como resultado en muchas ocasiones en el sobrepeso.

Un metabolismo lento

Las complicaciones digestivas debido al metabolismo lento son quizá una de las razones por la que se sube de peso rápidamente. Si una persona no evacúa todos los días, es probable que se encuentre padeciendo de deshidratación, falta de una flora intestinal saludable o bajos niveles de fibra. Cuando existe estreñimiento se recomienda probar probióticos para que ayude al funcionamiento digestivo.

Síndrome de hipercortisolismo

Si el aumento de peso va de la mano con la hipertensión arterial, cambios en el tono de la piel y osteoporosis, se puede sospechar que el cuerpo no está procesando los nutrientes con normalidad. En este caso se recomienda acudir a un médico para que realice un examen de sangre y otro de orina, de esta forma se puede obtener un control exacto de los niveles de cortisol en el cuerpo.

Cómo prevenir el aumento de peso

Estas causas deben ser motivo suficiente para tratar de inmediato el aumento de peso. Como se mencionó, además de llevar un plan alimenticio saludable y equilibrado, un estilo de vida activo puede ayudar a mantener el peso ideal. De igual forma, al incorporar más actividad física a la rutina cotidiana se está aumentando la cantidad de caloría que son quemadas por el cuerpo, lo que a su vez disminuye las probabilidades de subir de peso.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock