Curiosidades Viral

Las trampas que usan los supermercados para hacernos gastar más

Somos muy sugestionables, mucho más de lo que estaríamos dispuestos a reconocer. De hecho, percibimos detalles de nuestro entorno que terminan influyendo inconscientemente en nuestras decisiones “supuestamente” racionales. Por ejemplo, una habitación con una temperatura más cálida nos hace ser más agradables y percibir a nuestro interlocutor como una persona más empática, mientras que una habitación fría tiene el efecto opuesto.

Del mismo modo, los olores tienen una influencia poderosa en nuestro comportamiento. Por ejemplo, el olor a detergente nos hace comer más lentamente mientras que los aromas florales nos hacen evaluar mejor un producto. Es lo que se conoce como  Marketing Scents.

Las trampas que nos hacen gastar más dinero

Por lo tanto, no es sorprendente que los supermercados implementen todo tipo de técnicas para que los clientes gasten más. Pequeños detalles que nuestras mentes racionales pasaron por alto pero que son captadas por nuestro inconsciente.

1. Grandes carros para ser llenados

¿Sabías que los carritos de compras aparecieron en 1938 y desde entonces han aumentado gradualmente su tamaño? De hecho, inicialmente tenían la intención de facilitar la compra a los clientes, pero gradualmente las grandes tiendas se dieron cuenta de que cuanto más grandes son, más productos se pueden colocar en el interior. De hecho, si el carro está medio vacío, salimos de la tienda con la sensación de que no compramos lo suficiente.

2. Productos: mejor a nivel del ojo y a la derecha

Dentro de los supermercados, los productos que quieren que compremos se encuentran a la altura de nuestros ojos. De esta manera, podemos verlos fácilmente. Por el contrario, los artículos más baratos a menudo están en la parte inferior porque generalmente no le prestamos mucha atención. De hecho, los dulces suelen estar en los estantes inferiores, a la altura de los ojos de los niños, para persuadir a sus padres de que los compren. Además, los productos que prefieren vender están a la derecha porque, como la mayoría de las personas son diestras, a menudo miran hacia ese lado.

No dejes de leer:
Las fotos de esta bebé se hicieron virales por algo muy peculiar

3. El precio siempre incluye un “9”

Es un viejo truco pero aún funciona a la perfección. Esto se debe a que tendemos a mirar solo al primer dígito y no contamos los centavos. Por lo tanto, creemos que un artículo con un precio de 9.90 euros cuesta 9 euros cuando en realidad cuesta alrededor de 10 euros. De esta forma, gastamos más, sin ser plenamente conscientes de ello.

4. La ubicación de los productos básicos cambia con frecuencia

Los supermercados no pueden cambiar los productos con demasiada frecuencia porque de lo contrario generarán frustración entre sus clientes. Sin embargo, de vez en cuando cambian las secciones de los productos, de esta manera nos vemos obligados a prestar más atención, el objetivo es evitar las compras automáticas y llamar nuestra atención sobre los nuevos artículos que probablemente no notamos.

5. Los productos básicos suelen estar en la esquina más alejada de la tienda

La posición de los productos tiene un gran impacto en las ventas. Por lo tanto, los productos básicos, como leche o huevos, se pueden encontrar generalmente en la parte posterior de la tienda. De esta forma, los clientes se ven obligados a caminar por toda la tienda, y así en su camino existe la posibilidad de que encuentren otros productos que no planearon comprar.

6. Los productos fungibles se encuentran en la entrada de la tienda

En la mayoría de los supermercados, los productos que son prescindibles se encuentran en la entrada, como flores o panadería. De esta manera, estamos más tentados a comprarlos porque el carrito está vacío y se convierten en una tentación, gracias al impacto visual. Además, ¿sabías que el aroma floral o el olor a productos horneados activan nuestras glándulas salivales y hacen que compremos más por impulso?

7. Los productos más caros y prescindibles siempre estarán en la caja registradora

Una vez que hayamos terminado de comprar y hayamos llegado a la caja para pagar, generalmente deberemos esperar un poco. Mientras tanto, veremos dulces, revistas, barras energéticas, baterías y gomas de mascar, el tipo de producto que generalmente no tienes en cuenta cuando sales de compras. Curiosamente, también tienen precios muy altos, pero los compras porque crees que quizás lo necesites o porque los niños te convenzan.

No dejes de leer:
Huracanes recientes pudieron ser fabricados según fotos de la NASA

8. Las tarjetas y los boletos con descuento aumentan el precio de compra

Los supermercados generalmente ofrecen tarjetas que acumulan puntos o cupones que se pueden aplicar, para conseguir un “descuento”. Sin embargo, solo podemos obtener descuentos con una compra mínima. De esta forma, la tienda asegura que el cliente que inicialmente solo gastaría 20 o 25 euros, terminará gastando 30, para obtener los puntos o el descuento, sin ningún beneficio para sí mismo.

9. Tiendas: Cuanto más grande mejor

El tamaño cuenta, al menos en un supermercado. Se ha demostrado que cuando estamos en una tienda pequeña y llena de gente solemos estresarnos y comprar más rápido, por lo que terminamos comprando menos. Por el contrario, cuando podemos comprar más relajados somos víctimas de compras impulsivas, así que terminamos llenando el carrito de compras. Por esta razón, cuanto más grande es la superficie, menos nos estresaremos por la cantidad de personas en la tienda y pasaremos más tiempo adentro.

10. La música se usa para aumentar las ventas

En los últimos tiempos, podemos escuchar música en cada tienda o supermercado. No es una coincidencia, se ha demostrado que el ritmo de la música suave nos anima a gastar más dinero. En cambio, la música más fuerte y con más ritmo afecta más a las ventas. Lo mejor es la música de jazz, bossa nova o los clásicos remix porque nos relajan, nos hacen sentir bien y nos alientan a gastar más dinero. De hecho, el poder de la música en nuestro comportamiento es inmenso.

Comparte esto: