Consejos Salud

Leucocitos en la orina y heces causas y soluciones

Los leucocitos, también llamados glóbulos blancos (GB), juegan un papel importante en nuestro sistema inmunológico, ayudando al cuerpo a combatir las enfermedades e infecciones. Las pruebas de sangre por leucocitos permiten a los médicos averiguar si hay alguna enfermedad en el cuerpo. Determinar el número de leucocitos en la orina y las heces puede ayudar a los médicos a ver si hay infecciones asociadas con nuestro sistema urinario o digestivo.

góbulos blancos leucocitos sangre

Los leucocitos actúan de una manera similar a cómo los guardias defenderían una ciudad antigua. A la primera señal de una invasión, los guardias se reúnen y luego atacan a los invasores. Cuando tenemos una infección, las células blancas de la sangre ‘viajan’ a la zona afectada para destruir y derribar a los ‘invasores’.

Los leucocitos constituyen aproximadamente el 1% de la sangre de un adulto.

¿Qué son los leucocitos?

Los leucocitos se componen de diferentes tipos de células blancas de la sangre, cada uno con su propia función específica en el sistema inmunológico del cuerpo. En total hay 5 tipos diferentes:

  1. Los neutrófilos – Estos son las primeras células blancas de la sangre (glóbulos blancos) que viajan a donde hay una infección. Ellos “se tragan” las infecciones bacterianas o fúngicas y cuando mueren se convierten en el pus que se deriva de la infección.
  2. Los monocitos – Responden a la inflamación y atacan la materia extraña. También son importantes para estimular el sistema inmunológico. Se dice que los monocitos liberan citoquinas que causan fiebre, que es otra forma en que el cuerpo combate la infección.
  3. Los linfocitos – Hay 2 tipos de linfocitos – células B y células T. Las células B son responsables de la creación de anticuerpos, que atacan la ‘materia extraña. “Las células T atacan a las células en el cuerpo que son infectadas.
  4. Los basófilos – Este tipo de leucocitos libera histamina, como parte de la respuesta del cuerpo a los alérgenos y también se asocia con el asma.
  5. Los eosinófilos – Similares a los basófilos, los eosinófilos se vuelven activos contra los alérgenos y las infecciones.

Leucocitos en la orina – causas y soluciones

Por lo general, los riñones no permiten la entrada de cualquier tipo de célula de la sangre a la orina. Por lo tanto, la presencia de células blancas en la orina significa que hay algún tipo de infección o enfermedad. Vamos a echar un vistazo a algunas de las causas más comunes de los leucocitos en la orina.

Infecciones del tracto urinario

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son una causa común de glóbulos blancos en la orina. Éstas infecciones pueden ocurrir cuando las bacterias (como la Escherichia coli, o la cepa de E. coli) entran en el tracto urinario y causan infecciones. Debido a que la uretra de una mujer es más corta que la de los hombres, están en mayor riesgo de padecer infecciones del tracto urinario.

No dejes de leer:
Ciruelas contra la pérdida ósea

La mejor manera de comprobar si hay una infección del tracto urinario es poner a prueba el número de células blancas de la sangre en la orina.

Es importante tratar la ITU tan pronto como sea posible debido a que la infección puede propagarse, provocando complicaciones adicionales. Una de las mejores maneras naturales para ayudar a lidiar con una infección del tracto urinario es mantenerse bien hidratado. Esto ayudará a eliminar las infecciones, pero hay que recordar ir al baño con frecuencia y no “contenerse las ganas”.

Un remedio tradicional para ayudar a prevenir la recurrencia de infecciones del tracto urinario es beber jugo de arándano o tomar suplementos de arándano. Un estudio mostró que el consumo de jugo de arándano reduce el número de episodios repetidos de infección del tracto urinario en mujeres.

jugo de arándano leucocitos en la orina

Inflamación de la vejiga

La inflamación de la vejiga (también llamada cistitis intersticial) también puede causar leucocitos en la orina. Algunos de los síntomas de la inflamación de la vejiga son dolor en la región del abdomen inferior, sensación de presión y dolor en la vejiga y la necesidad de orinar con frecuencia.

En las primeras etapas de esta condición es probable que debas tratar de volver a entrenar la vejiga para retener más orina. Por ejemplo, trata de ir a orinar sin haberlo hecho durante 45 minutos en lugar de 30 minutos. También es muy importante que no uses ropa ajustada.

Leucocitos en la orina durante el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres pueden ser más propensas a las infecciones del tracto urinario. Esto es debido a los cambios hormonales en el tracto urinario y porque puede ser más difícil vaciar completamente la vejiga, lo que conduce a infecciones. Por lo tanto, las células blancas de la sangre podrían aparecer en la orina durante las pruebas de rutina.

Es importante tratar cualquier tipo de infección del tracto urinario (ITU) durante el embarazo. Estas infecciones pueden conducir a la inflamación de la vejiga o pielonefritis, una condición que puede infectar los riñones. Esta es una enfermedad grave que puede también afectar al feto.

Para evitar las infecciones urinarias durante el embarazo, es recomendable beber al menos 8 vasos de agua al día, limpiarse de adelante hacia atrás, usar ropa interior de algodón, y ducharse en lugar de usar la bañera.

Otras causas de leucocitos en la orina

Hay otras condiciones que pueden resultar en células blancas de la sangre en la orina:

  • Cálculos renales. La revista Urology publicó un informe que muestra que en casi la mitad de los pacientes que se les habían removido cálculos renales mostraron un índice alto de leucocitos en la orina.
  • Agrandamiento de la próstata. Los hombres que tienen una próstata agrandada podrían tener un conteo de glóbulos blancos más alto en su orina.
  • Diabetes. Las personas con diabetes pueden experimentar infecciones del tracto urinario más que las personas sin diabetes. Una infección del tracto urinario en personas con diabetes también puede ser más difícil de tratar.
  • El uso de un catéter. El uso de un catéter puede permitir que los gérmenes y bacterias entren en la vejiga y causen infecciones.
No dejes de leer:
Tratamiento para la enfermedad de Crohn

Leucocitos en las heces causas y soluciones

análisis pruebas de leucocitos en heces

Los leucocitos también pueden aparecer en tus heces si padeces de algún trastorno del tracto digestivo. Al igual que con el sistema urinario, no es normal que haya glóbulos blancos en las heces. El número de leucocitos en las heces puede indicar el tipo de condición que una persona está sufriendo.

Diarrea inflamatoria

La diarrea inflamatoria puede ser causada por bacterias como Clostridium difficile (C. diff.), Salmonella, Shigella o Campylobacter. En estos casos, un médico puede examinar las células blancas en las heces lo cual confirmará la inflamación en el tracto digestivo.

Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria que afecta al intestino grueso y que tiene que ser tratada correctamente. Puede causar la interrupción de las actividades diarias a causa de frecuentes ataques de diarrea, dolor y fatiga. La presencia de leucocitos en las heces puede ayudar a los médicos a determinar si tienes colitis ulcerosa u otro tipo de infección.

La enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier parte del tracto digestivo y causar inflamación e hinchazón. La presencia de células blancas de la sangre en las heces puede ser un indicador de que hay una inflamación en el tracto digestivo.

La enfermedad inflamatoria intestinal puede ser difícil de tratar y muchos médicos recomiendan tratar de identificar los factores desencadenantes en tu dieta y estilo de vida.

Varios estudios sobre la dieta y la salud encontraron que las dietas altas en grasas parecían ser un factor común en muchas personas con EII. También se encontró que una dieta con altos niveles de carne (especialmente la roja), huevos, proteínas y alcohol puede causar una recaída de la enfermedad inflamatoria intestinal.

Muchas personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen dificultad para digerir los productos lácteos. También se recomienda comer pequeñas comidas y beber mucho líquido.

Por lo tanto, si padeces de EII, deberías tratar de mantener un “diario de alimentos” para tratar de identificar ciertos alimentos que causen los síntomas y luego eliminarlos de tu dieta, o reducir su consumo.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock