Hogar Reutilizar

Limpiadores naturales de café molido para el triturador del fregadero

En vez de tirar a la basura el café molido que usaste en tu cafetera, dales nueva vida y haz tú mismo estos limpiadores naturales para el triturador del fregadero tu cocina, lo dejará con un olor increíble – especialmente si eres amante del café.

limpiadores naturales con café

Además, porque estás reutilizando un material que comúnmente va a la basura después de usarlo, este producto de limpieza es muy económico y fácil de hacer y estás promoviendo el reciclaje y la sustentabilidad. Ve las instrucciones y los materiales que necesitas a continuación, son muy accesibles y baratos que en tu misma cocina los encontrarás.

Limpiadores naturales de café molido para el triturador del fregadero

Lo que necesitarás:

Hace alrededor de 30 limpiadores

  • 1 taza de café molido ya usado y seco
  • 1/2 taza de sales de Epsom
  • 1/2 taza de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharadas de vinagre
  • 1/2 cucharadita de vainilla (opcional)
  • Un pequeño tazón
  • Cuchara medidora redondeado o pequeño melón
  • Charola para hornear
  • Papel encerado

Direcciones:

  1. Mide y agrega los granos de café, las sales de Epsom y el bicarbonato de sodio en el tazón. Además de dar al fregadero (o pileta) un gran aroma, el café molido también afila las cuchillas del triturador de basura. El bicarbonato de sodio limpia de forma natural el canal, y las sales de Epsom rompen el sarro que se acumula por el agua.
  2. Poco a poco agrega el vinagre – hará burbujas cuando interactúa con el bicarbonato de sodio, que es totalmente normal. Añadir un poco a la vez hasta que la mezcla se asemeja a la arena mojada. También puedes agregar la vainilla para dar un plus extra de aroma.
  3. Mezcla todo muy bien hasta que quede una pasta homogénea.
  4. Cubre la bandeja con papel encerado, y utiliza una cuchara redondeada tipo para hacer bolas de melón para crear la forma de los limpiadores. Toma la mezcla y luego presiona en el molde.
  5. Deja que sequen durante la noche y luego ponerlos en un recipiente junto a tu fregadero o pileta y utilízalos cuando sea necesario. Sólo tienes que meter uno por el desagüe, enciende el triturador de basura y el agua, y disfruta del olor maravilloso.
No dejes de leer:
Cómo almacenar agua para contingencias

Redacción de Vida Lúcida