Salud

Lo que no sabes sobre la acidez estomacal

¿Sufres de acidez estomacal? ¿Qué hay del reflujo ácido? Si eres una de las personas con la enfermedad por reflujo gastroesofágico ERGE (acidez y reflujo) que sufren episodios semanales de estos síntomas dolorosos, no te dejes engañar en pensar que tu condición es algo que tienes que vivir por siempre.

reflujo ácido acidez estomacal

Sin embargo, este artículo se explicará por qué los métodos convencionales para el tratamiento de la acidez estomacal están haciendo más daño que bien, y la manera de curarse a sí mismo de forma natural.

¿Qué es la acidez estomacal?

Cuando el esfínter esofágico inferior (LES), que separa el estómago del esófago, se relaja inapropiadamente, el ácido del estómago “reflujos“, vuelve a subir, hacia el esófago. Sin protección del ácido, el tejido frágil del esofágico se quema y rompe. La mayoría de la gente siente esto como ardor de estómago, sin darse cuenta de que un daño duradero real ya está hecho.

La enfermedad del reflujo gastroesofágico es una de las enfermedades digestivas más comunes. Es tan común que culturalmente la tratamos como completamente normal, y las secuelas son de esperarse después de una comida rica. Y existe un mito perpetuado por los comerciales de televisión que se puede comer lo que quiera, que al cabo existen los tums, alkaseltzer, y demás, para seguir con un negocio redondo.

El problema es que las características de la acidez estomacal, que son el reflujo ácido y ardor de estómago, son muy graves, y las tasas de esta enfermedad, como causa directa o que contribuye a la muerte, aumentaron un 115% desde 1979 hasta 2004, tan sólo en E.U.

¿Cómo ve y trata la medicina convencional a la acidez estomacal?

La mayoría de la gente piensa que la la acidez estomacal es causada por exceso de ácido estomacal. Sabemos que en muchos casos esto no es cierto ya que lo demuestran los síntomas de la enfermedad que normalmente aumentan con la edad, mientras que el ácido del estómago disminuye. Comúnmente, las muertes relacionadas con la ERGE, en un porcentaje mayor se incluyen personas mayores de 60 años.

Si bien los médicos pueden advertir de los factores de riesgo del reflujo gástrico, como el sobrepeso, fumar y comer en exceso, el tratamiento convencional es la medicación que alivia sus síntomas, ya sea mediante la neutralización de los ácidos estomacales o bloqueo de su producción. Miles de millones de dólares se gastan en estos medicamentos, se estima que sólo en 2004 en Estados Unidos se hicieron más de 60 millones de prescripciones de medicamentos para el reflujo gástrico, que representaron más del 50% del costo de todas las recetas para los trastornos digestivos ese año.

No dejes de leer:
10 plantas de interior que benefician la salud

Eso no incluye medicamentos de venta libre. Obviamente, el beneficio masivo que estos fármacos traen es un gran incentivo para los médicos y las compañías farmacéuticas para seguir diciéndonos que el reflujo es una enfermedad crónica que debe ser mantenida. Desafortunadamente, la mayoría de las personas no se dan cuenta de que estos fármacos que bloquean el ácido, sólo son destinados para hacerlo durante unos tres meses, y no son seguros para el control de síntomas a largo plazo.

Un enfoque de la medicina funcional para la acidez estomacal

En la escuela de medicina se enseña que todos los medicamentos tienen efectos secundarios y el potencial de ser tóxicos, y los medicamentos que bloquean el ácido que se utilizan para tratar la enfermedad de reflujo gastroesofágico, no son una excepción. Cuanto más se pueda hacer sin depender de recetas, mejor.

5 causas de la acidez estomacal y cómo tratarla de forma natural

acidez estomacal

1. Sensibilidad a los alimentos

Las sensibilidades, especialmente a cosas como el gluten o productos lácteos, inhiben la digestión. Cuando el cuerpo no puede digerir la comida, ésta se quedará en el estómago y no podrá pasar por el resto de tu sistema. Este exceso de comida en el estómago puede causar reflujo ácido.

Se recomienda eliminar el gluten y los productos lácteos de la dieta, y para algunos con enfermedades crónicas complejas, se recomienda encarecidamente la eliminación de todos los granos y legumbres de la dieta también.

2. Mala Dieta

La acidez estomacal es una enfermedad moderna. Nuestros antepasados cazadores o recolectores no lo tenían, y puesto que nuestros genes no han cambiado, se debe tener en cuenta una cosa que ha cambiado por completo: nuestra dieta. Ciertos alimentos agravan los síntomas de la acidez, especialmente el alcohol, la cafeína y los alimentos fritos. Además, excederse en estos alimentos conduce al aumento de peso. El exceso de peso empuja contra el estómago, causando que el esfínter tenga espasmos y deje que el ácido del estómago se derrame.

Renuncia a los alimentos procesados por alimentos integrales reales. Prueba una dieta de eliminación para ver qué alimentos exacerban tus síntomas. Elimina el alcohol, los alimentos fritos, y las sustancias ácidas como el café para siempre. Y, por supuesto, presta atención a tu cuerpo y aprende a reconocer sus señales de hambre y saciedad.

3. Muy poco ácido estomacal

Contrariamente a la creencia popular, el reflujo a menudo no es causado por un exceso de producción de ácido del estómago. El ácido del estómago no termina en el esófago, porque se haya derramado por exceso, se derrama porque el esfínter se relaja cuando no debe. Muy poco ácido estomacal sin embargo, es un gran contribuyente a la acidez, ya que impide la digestión. El ácido del estómago tiene un papel importante en el cuerpo.

No dejes de leer:
Causas y remedios naturales para tratar las canas

No sólo romper los alimentos en aminoácidos, también mata a las bacterias, levaduras, virus y parásitos que entran en nuestro tracto digestivo. El ácido estomacal bajo está ligado al crecimiento excesivo de levadura, a la deficiencia de vitamina B12, parásitos, e incluso ansiedad y depresión.

Prueba suplementos con ácido clorhídrico (HCL), que es el principal ácido digestivo en el estómago. La mayoría de los síntomas de la acidez desaparecen con la administración de suplementos de HCL. Busca un especialista para que te recomiende las dosis.

4. Estrés

A menudo se pasa por alto, el estrés tiene un efecto profundo en el cuerpo. Se manifiesta en síntomas físicos tales como, ritmo cardíaco acelerado, tensión muscular y espasmos erráticos, y problemas digestivos como diarrea y reflujo.

Prioriza la reducción del estrés. Cuida de ti mismo mediante la adopción de algunas estrategias para aliviar el estrés, como el ejercicio, la meditación, y manualidades o arte. Si está teniendo problemas para relajarse, pruebe con una clase de yoga o una meditación guiada.

5. Sobrecrecimiento de bacterias del intestino delgado

Nuestra microflora intestinal es fundamental para nuestro bienestar. Un desequilibrio en los tipos y las cantidades de ciertas bacterias en el tracto digestivo puede dar lugar a todo tipo de complicaciones gástricas. Desde hace tiempo se ha entendido que la bacteria H. pylori es la causa principal de las úlceras pépticas (úlceras dolorosas en el estómago y revestimiento intestinal), y se está empezando a sospechar que está involucrada en la enfermedad de reflujo gastroesofágico.

Si sospechas que tienes sobrecrecimiento bacteriano, lee este artículo: 10 Signos de que tienes sobrecrecimiento bacteriano

Llega a la raíz de los síntomas del reflujo y di adiós a tu dosis diaria de medicamentos que bloquean el ácido. No te resignes a la idea de que vas a depender de medicina para siempre. Adopta estos pasos para una curación natural, y nunca conformarse con menos de una salud óptima. Nunca dejes de preguntar a un médico funcional (u holístico), que son los que verán estos síntomas como raíz, no cómo enfermedad y podrán ayudarte a seguir este plan.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock